domingo, 20 de abril de 2008

Homenaje a Inocencio Arias

Fue allá por el 1992 cuando tuve el privilegio de conocer a Inocencio Arias, en las alturas de la ciudad de La Paz, capital de Bolivia.

Necesitaba desesperadamente un documento cuya autorización dependía del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid, sin que hubiera causa para su denegación. Pero eso fue lo que sucedió. El funcionario de turno despachó un fax con un escueto "no procede" y se acabó, sin ser consciente del daño que causaba con ello.

Por aquellas fechas estaba de visita allí Felipe González, a quien acompañaba Inocencio Arias en calidad de Director General para América Latina. Recuerdo cuando le abordé en el piso bajo del hotel, y le expuse mi problema. Me escuchó con atención y amabilidad, me dio la razón y prometió ayudarme.

Esa misma noche, en la pequeña fiesta que la Embajada daba a los españoles que estábamos en Bolivia, la cónsul se me acercó y me dijo "¿Qué le dijiste a Inocencio? Me dijo muy enfadado que te resolviera tu problema como fuera. Ven mañana y hablamos." Al día siguiente fui, hablamos... y me facilitó el documento.

Inocencio Arias es un delfín que con elegancia ha sabido navegar por mucho mares, desde el franquismo al zapaterismo, pasando por el felipismo y el aznarismo. Hoy es Cónsul en Los Ángeles. Diplomático de carrera, creo que en ello ha estado su mérito, en que nunca ha sido un hombre de partido, sino un auténtico profesional de los asuntos exteriores, que ha estado por encima de las rencillas políticas para mantenerse, en los diferentes puestos que le ha tocado asumir, siempre con la vista puesta en la representación de España.

Hoy Inocencio Arias cumple 68 años (nació en la bella ciudad de Almería el 20 de Abril del año 1940). Casi con total seguridad no lo leerás, pero desde ente pequeño rincón quiero desearte con todo respeto y mucho agradecimiento, apreciado Chencho, que Dios te conceda cumplir muchos más y salud para disfrutarlos.

1 comentario:

  1. Aquí se ve lo que es Inocencio Arias:
    http://www.20minutos.es/columna/376325/0/inocencio/arias/

    Ler agrada que los departamentos gobernados por los caciques blancos de Bolivia se separen ilegal y unilateralmente del país y que boicoteen la voluntad popular que es reformar la Constitución.

    Miente diciendo que el gobierno aprobó la reforma por mayoría simple ilegalmente, sabiendo que los dos tercios son para determinar los constituyentes.

    Dice que el gobierno ejecuta políticas que "alguien" tacha de racistas contra los blancos, sin decir quién es ese "alguien". Sabiendo que además es falsa esa acusación.

    En resumen, ¿qué motivos llevan a este señor a mentir y manipular y a escribir sin el más mínimo rigor para desacreditar al gobierno legítimo de Bolivia?

    ¿Dónde estaban sus críticas contra los gobiernos dictatoriales y probadamente racistas anteriores?

    ResponderEliminar