lunes, 28 de abril de 2008

Neonazis israelíes

A qué punto se puede llegar para olvidar la propia historia familiar y personal y pasar a defender las ideas que, de haber triunfado o triunfar, acabarían con la familia de uno y con uno también. Simplemente no lo entiendo.

Muchas veces me ha venido a la mente esa contradicción en los jóvenes castellanos (hijos de castellanos, con apellidos castellanos y castellanos ellos también) que pasan a integrar la banda terrorista-separatista ETA en el País Vasco, en España. ¿Por qué renegar de los propios orígenes para unirse con quien odia ese origen? No lo sé.

Pero el caso que me ocupa ahora es, si cabe, aún peor. Jóvenes israelíes, de origen judío, convirtiéndose... ¡en neonazis!

Y es que ya de por sí el encabezado de la noticia es brutal: Neonazis israelíes se confiesan: 'Dar una paliza a un judío era como un juego de niños'. Y el resto de la noticia es igualmente sobrecogedora.

Independientemente de las barbaridades que hicieron, ¿no se daban cuentan de que si los nazis hubieran triunfado ellos no hubieran llegado a nacer, porque hubieran asesinado a sus progenitores?

En fin, que no tengo palabras para calificar no ya la maldad humana, que también, sino en mucho casos en general y en éste en particular, la estupidez humana, la gran estupidez humana.

Publicado originalmente en el blog Cristianos por Israel

7 comentarios:

  1. Hay por ahí hasta una peli con un judío nazi. Supongo que será una forma estúpida de hacer lo prohibido, si no no me lo explico. Una forma de rebelarse, bastante criminal y estúpida.

    Pero vamos que no es algo nuevo.

    ResponderEliminar
  2. >...las imágenes de los ocho chavales —de entre 16 y 21 años e inmigrantes de la ex URSS— gritando "Heil Hitler" y sus brazos en alto, amenazantes y tatuados con cruces gamadas.

    A mí lo de "inmigrantes de la ex-URSS" me parece significativo.

    ResponderEliminar
  3. Esos cretinos deberían ser motivo de análisis en las Facultades de Psicología, porque hace falta estar mal de la azotea para ser nazi y judío a la vez, en fin...

    ResponderEliminar
  4. Bueno, no es nada nuevo. El pueblo, por su diversidad de opiniones e ideas, ha venido engendrando a sus más agrios enemigos: desde el propio Jesús que tergiversó la Torá, pasando por Marx y llegando a Chomsky.

    ResponderEliminar
  5. El "pueblo" == "pueblo judío".

    ResponderEliminar
  6. ¿En serio estas comparando a Jesús con Marx?

    ResponderEliminar
  7. Menos mal que "el pueblo" (¿nacionalismo trasnochado?) nos dio también a Rothbard, xD

    ResponderEliminar