viernes, 4 de abril de 2008

¿Primarias en el PP? ¡Por favor!

Hace unos cuantos días leí esto:

Rajoy convoca primarias en el PP

Metí el enlace en "favoritos" y lo dejé ahí, por falta de tiempo para comentarlo. Hoy lo hago, a cuenta de la que poco a poco se está armando en el PP por culpa de que muchos quieren que todo llegue atado y bien atado al congreso de junio.

Para empezar, independientemente de que se presente una candidatura alternativa a Rajoy (que dudo mucho que se llegue a presentar, pero ese es otro tema), la realidad es que todo el aparato del partido está al servicio del líder actual. Eso no son primarias, donde todos los candidatos deben estar en igualdad de condiciones.

Para seguir, incluso con candidatura alternativa, no sería primarias ni en sueños. Las primarias, las de verdad, es decir, las que se celebran en Estados Unidos, son en las que deciden los afiliados. Bueno, para ser sinceros, aquí en Estados Unidos ni tan siquiera los afiliados, sino simplemente los inscritos en ese partido en el censo de votantes en unos estados, y en otros estados simplemente por libre decisión de votar en las primarias de ese partido en esa votación en particular y punto. Pero bueno, posiblemente eso pudiera ser una exageración. Lo que sí es evidente es que en unas primarias de verdad quienes deberían decidir son los afiliados del partido, en elección directa y secreta.

En España jamás se han celebrado primarias en ningún partido político medianamente grande (al menos que yo sepa). Cuando se eligió a Zapatero como líder del PSOE, fue en un congreso en el que se produjeron oscuras alianzas entre distintas federaciones, de espalda a los afiliados socialistas, que eran quienes debieron decidir.

Hoy el en PP es lo mismo. Se están produciendo movimientos para evitar que se presente una candidatura alternativa a Rajoy. Y si se presenta, acabarán con ella en función de apaños internos. Y si triunfara esa alternancia, sería en función de otros apaños internos, distintos en apoyos pero igual de rechazables desde un punto de vista democrático.

Que no vengan ahora con que el PP practica la democracia interna, y que este congreso son primarias. Son la puesta en escena del sistema español de sujeción al aparato del partido, de una u otra forma. Pero de primarias verdaderamente democráticas no tienen absolutamente nada.

4 comentarios:

  1. Si hubo unas primarias, hace 10 años… parece mentira como se pasa el tiempo. El proceso fue ilusionante, las bases del partido socialista se rebelaron contra el aparato, contra la designación de Almunia por González como sucesor. Ganó Borrell.
    Almunia continuó como secretario general. La bicefalia se hizo insoportable, desde dentro del partido se cargaron a Borrell reviviendo casos de corrupción en los que se vio presuntamente involucrado en el pasado. Borrell renunció, Almunia fue candidato, el PSOE obtuvo 125 diputados, el PP 183… Se acabaron las primarias en España.
    El error: en un sistema partidocrático no cabe la convivencia pacífica entre líder del partido y candidato, salvo que formen un tándem estrecho y comprometido. Un consejo, no descartes nada, pero nada de nada, yo no estaría tan seguro de que no surgirán candidaturas, o, que sin surgir públicamente ya se estén moviendo las cosas… Rajoy es responsable, no tiene ansia de poder. No faltemos demasiado a su talante y responsabilidad, puede que nos sorprenda y nos deje con la boca cerrada…
    Saludos y Libertad!

    ResponderEliminar
  2. Yo no entendí porqué Villa utilizó la palabra primarias, aunque lo hiciera con cursivas, es ayudar a la creencia de que un congreso de compromisarios es algo democrático, cuando ni de cerca.

    ResponderEliminar
  3. No hay que confundir congreso del Partiso y primarias de verdad. Ne los congresos del Partido participan solo los miltantes o sea que incluso si participasen todos no pasan de doscientos mil personas (cifras del Partdo socialista francés, no tengo idea sobre el PP) y ademas hay fuertes presiones del aparato y los caciques, votos mas o menos bloqueados por federaciones y otras distorsiones.

    En las primarias a la americana los que participan son los votantes y con las tasas de participacion a la americana eso significaria para el Partido socialist francés no doscientos mil sino dos millones de votos efectivos (no simplemente de empadronados). Ademas esos dos millones son sociologicamnte mas representativos de la sociedad civil, son menos sensibles a las presiones del aparato y mas desligados de perspectivas de carrera en este.

    ResponderEliminar
  4. (He enviado la nota que sigue a la web creada en Madrid por los partidarios de primarias en el PP).

    Amigos, ¿se dan ustedes cuenta de que si el PP ha perdido las elecciones no ha sido por no usar primarias sino por la sociología del país ante las distintas propuestas políticas? Ha habido más votantes a favor que en contra de la gestación del Estatut, de la negociación con ETA y de la memoria histórica. Lamentable, pero cierto. ¿Creen ustedes que hay que cambiar la política del PP o mantenerla? Les parece esta discusión de algún interés? Oh, pues ustedes la están obviando y se dedican al socorrido tema de la democracia interna que, discúlpenme porque ya lo he vivido en otras latitudes, tan sólo esconde una pugna por la dirección partidaria sin demostrar capacidad alguna de elaboración política. Están ustedes contribuyendo a vaciar su congreso de Junio de contenidos políticos y a convertirlo en un primarias sí, primarias no: lamentable.

    Pero permítanme discutir sobre la idoneidad o no de las primarias:

    1- ¿Quién se puede presentar como candidato? ¿Podría haber, qué sé yo, dos mil candidatos? ¿Sería preciso establecer algún filtro, p.ej. número de firmas de afiliados, de organizaciones, de...? ¿Sería precisa esta primera corrección no democrática al proceso super-democrático? Apuesten ustedes a que sí.

    2- ¿Pueden los candidatos hacer campaña en medios exteriores al partido? ¿Quién subvenciona los gastos de los candidatos: el partido a todos los que se presentan por igual? ¿Subvencionarían por igual a Rato o a Rajoy que a Juan Pérez? Si la respuesta es sí, les felicito por su buenismo. ¿Se admitirían subvenciones privadas a la campaña de cada candidato? ¿Podría cada candidato aportar a su propia campaña fondos propios? ¿Se dan cuenta del modelo que dicen ustedes preferir y al que califican de más democrático que la elección en congreso?

    3- ¿Quién determina el programa político del partido, con el que se gobernará o hará oposición y con el que se concurrirá a elecciones? ¿El partido, y todos los candidatos deben ceñirse a él? ¿O cada candidato es libre de realizar sus propias propuestas políticas, al margen del partido, con lo que la política de éste durante la campaña de primarias no se sabe cuál será y tras la elección del vencedor será éste quien imponga sus propuestas políticas al partido?

    4- La dirección del partido puede llegar a ser exquisita en su trato a los distintos candidatos. ¿Lo serán los medios de comunicación? ¿Los subvencionadores privados, si se admiten? ¿En manos de quién se pone la elaboración y la difusión de lo que cada candidato proponga? ¿En manos de quién se pone la elaboración y difusión de la política del partido? Dado el peso de los medios de comunicación, ¿en quién residirá la clave de las primarias: en los afiliados y el partido de que se han dotado, o en las subvenciones y en los consejos de redacción de los medios? ¿Qué es más democrático: la elaboración política por el colectivo partidario o la fuerza de las subvenciones y los medios? ¿Es más legítimo un editorial en los medios que los documentos de los órganos de dirección elegidos?

    5- Finalmente, las primarias se corresponden y sirven a un modelo de gobierno personalista y presidencialista, caso que no es el de nuestro país. Primarias más presidencialismo equivale a asamblearismo para la elección de candidatos, elección directa del presidente por los ciudadanos y decisionismo en la gobernación. Nuestro modelo de gobernación, consagrado en la Constitución, es controlado por el parlamento, que es quien elige en segunda instancia al jefe del gobierno, que no es elegido directamente por los electores, y a este modelo se corresponde un modelo de elección de candidatos mediado por los partidos que son quienes ejercen el control parlamentario.



    Si quieren ustedes cambiar el modelo político consagrado en la Constitución, díganlo y entonces discutiremos de cosas serias. Pero les sugiero que no metan a su partido, a sus votantes y a la sociedad en un juego vacuo que sólo puede hacerles daño a ustedes y a sus electores.

    ResponderEliminar