martes, 3 de junio de 2008

El PP se hunde

Lo del PP no se puede achacar ya a una cuestión de los medios de comunicación, en el sentido de que es la guerra de "El Mundo" y la COPE contra Rajoy. Muchos de los votantes del PP en las últimas elecciones le están pasando factura a dicho partido por los problemas internos. Y es que en España todos las diferencias de opinión dentro de los partidos políticos la gente las sigue viendo no como diversidad, sino como fractura, y tradicionalmente se han pagado muy caro (UCE, CD, PSOE, etc.).

Bueno, pues puestas las cosas así, el sondeo del CIS del mes de abril nos dice que los 'populares' han perdido dos puntos y medio en estimación de voto, que supone nada más y nada menos que la actual distancia entre PSOE y PP es de seis puntos.

Y mientras los del PP andan peleándose entre sí, Rosa Díez, la solitaria diputada de UPyD, haciendo oposición de verdad. Y los electores se lo agradecen, ya que la gran beneficiada por el desgaste de la oposición es la formación Unión Progreso y Democracia (UPyD) de Rosa Díez, que logra pasar del 1,2% de los sufragios al 2,6%, lo que supone más del doble.

Pero eso puede que no sea lo peor. Porque Emilio Campmany, desde LD, en un artículo titulado ¿María San Gil en UPyD? hace esta afirmación:

Hoy lo que parece más natural es que Rosa Díez y María san Gil acaben juntas en el mismo partido, uno que, sea o no de izquierdas, defienda, por encima de todo, la unidad de España.

Lo que le faltaba al PP, que los líderes descontentos se empezasen a pasar a UPyD. O esto cambia mucho, o el PP se hunde, UPyD sube... y Zapatero va a dejar corto el tiempo que Felipe González estuvo en La Moncloa.

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Corrigo mi comment anterior:

    La unión Díez-San Gil puede ser demoledora (para el PP). Pero no sé yo si ello coincide con los postulados ideológicos liberales-sociales de UPyD, puesto que San Gil, con todo mi afecto, me parece más bien conservadora. De todas formas, si San Gil está dispuesta a asumir comprometidamente los fundamentos por los que nació UPyD, será bienvenida (igual que todos los demás).

    De todas formas, como ya dijo la propia Rosa, esos rumores están lejos de la realidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. "que supone nada más y nada menos que la actual distancia entre PSOE y PP es de seis puntos"

    ¿Y sabes cual era la distancia en el sondeo de abril del año 2004?.

    Cuando te enteres, hablas.

    Los únicos que estan hundidos son la parejita Jimenez-Ramirez. A ver que hacen durante cuatro años criticando a Rajoy.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que aun quedan ESPERANZAS. De todos modos, el PP no puede degradar en votos en favor de UPD, principalmente porque éste último es un partido progresista que no coincide en muchos puntos con los valores a defender por el votante medio del PP.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Y eso que el sondeo es del mes de abril y por entonces la tormenta apenas era una marejada...

    Lo del PP y, en general, la falta de democracia interna en los partidos políticos españoles es una vergüenza. Da asco el servilismo de los llamados barones del PP. Uno ya no sabe donde termina el culo de Rajoy y donde empieza la boca de Camps, al que no volveré a votar en la vida.

    Desde luego el PP se está cubriendo de gloria, con dinosaurios postfascistas como Fraga insultando a los disidentes, o tipejos como Gallardón, tan falso y llorón como ambicioso. Hasta que no hayan primarias al estilo USA, mi voto será para UPyD.

    ResponderEliminar
  6. @ Miguel

    Olvidas que los votos son de los ciudadanos, no "del PP".

    Para UPyD, "progreso" no significa lo mismo que para la izquierda. En mi partido hay gente de izquierda, pero también somos muchos los liberales. Curiosamente, los que son de izquierdas, en UPyD, se definen a sí mismos como los "herederos de los liberales de Cádiz". Ya quisiéramos que otros "izquierdistas" se definiesen así. Son gente abierta tolerante y defensora del libre mercado.

    Sinceramente, conozco a muchos izquierdistas upeydeístas que son más liberales que otros que se definen así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. el PP no se esta hundiendo porque haya unas diviosnes internas.

    Se eswtas desploamndo por:

    -El cambio de linea que no coreesponde a lo que piensan sus votantes.

    -El modo de proceder de Rajoy que decide volver a presntarse lo caul es legitimo pero que intetnta sofocar las candidaturas alternativas (lo cuel no es legitimo) y hacer un congreso a la bulgara gracias a compromisarios elegidos en lista unica y sin que se hubiesen mandoa papeletas a los militantes. Atado y bien atdo.

    -El arrinconamioento de dente como Maria San Gil que erna le hnonor del partido.

    ResponderEliminar
  8. Si se exigiera perfecta sintonía para apoyar a un partido político, todos los partidos serían unipersonales o menos (a veces uno no está de acuerdo ni consigo mismo). Se trata pues de coincidir en las cosas esenciales y no diferir en ninguna realmente básica.

    En este sentido, aunque sea progresista, provenga del Partido Socialista y sea partidaria de la separación Iglesia – Estado, Rosa Díez está demostrando estar más próxima a la sensibilidad de muchos antiguos votantes del PP que el NPPC (Nuevo PP Centrista) de Rajoy. Defiende la lucha sin atajos ni claudicaciones con el terrorismo, una España única en vez de 17 taifas (con posibles cantones más pequeños dentro), el plantar cara a los partidos nacionalistas en vez de entregarse a ellos, la recuperación de muchas de las competencias cedidas a las autonomías que no han saciado su voracidad sino que la han estimulado, la reforma de la ley electoral para evitar que un puñado de votos concentrados geográficamente tenga mucha más representación que muchos más votos repartidos por todo el país, la igualdad de todos los españoles ante la ley, etc. Los miembros del PP marianista han abandonado estos principios y abandonarían a sus propias madres si creyesen que con ello podían arramblar un solo voto más. Por eso mismo muchos electores no vamos a volver a votarles.

    En el PP hay también personas que en uso de su legítimo derecho piensan que los aspectos confesionales son lo más importante, y nunca votarán a la laica Rosa Díez. Otros que consideran que nunca lo harán a alguien que es o ha sido “de izquierdas” (reflejo fiel de los que para evitar el triunfo de “la derecha” son capaces de todo, incluso de votar a Zapatero; cuando aumente la no-crisis se darán cuenta de su error), etc. Finalmente los hay que piensan que hay sectores “sanos” en el PP y que éste podrá regenerarse después de unos cuantos batacazos electorales más; yo mismo era de este grupo, concretamente esperancista, hasta hace pocos días. Hoy pienso que el PP no tiene remedio ni salvación, y que además no la merece.

    Por todo ello, salvo imprevistos, mi voto será para Rosa Díez, al menos hasta que de las cenizas del PP surja un partido de derechas honrado y que no considere marionetas a sus votantes.

    ResponderEliminar
  9. No me gustaría que a largo plazo el PP se hundiese en beneficio de UPyD. En un país debería haber al menos un partido liberal-conservador, por llamarlo de algún modo, con amplia fuerza parlamentaria, para que esto no se convierta en puro comadreo socialista favorable a Educación para la Ciudadanía, aborto, eutanasia, matrimonio homosexual, etcétera, etcétera. Y evidentemente no pienso votar a partidos fascistas.

    Pero hay que decir que Rosa Díez tiene las ideas mucho más claras con respecto a la organización territorial y de cómo debe tratarse a los nacionalismos. Tal vez la apoyara en caso de que la situación se volviese del todo insoportable y no hubiera más remedio que establecer prioridades.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. No me gustaría que a largo plazo el PP se hundiese en beneficio de UPyD. En un país debería haber al menos un partido liberal-conservado

    A mi tampoco me gustaria que no hubiese partdio liberal conservador pero nadie ha dicho que ese partido deba ser el PP. De hecho la filiacion del PP con la Alinza Popular de Fraga es una poderosa arma propagandiatica para la izquierda y uan de las razones por que no le voten en lo que deberia ser uno de sus grandes viveros: el cinturon castellanoparlante de Barcelona.


    Y ya que estamos: en los ańos veinte el partido liberal britanico se desplomó en beneficio de los laboristas. Sin emebargo ese influjo de militantes y electores ex-liberales tuvo como consecuencias una derechizacion del partido laborista. En el caso britanico hay que considerar que el partido laborista era ya bastante importante y ademas con mas militantes por elector que los libetrales por lo cual la derchizacion/liberalizacion fué limitada.

    En le caso espańol el PP represnta mas de veinte veces la UPyD y tiene un ratio miltantes por elector insolitamente elevado para un partido conservador, de hecho mayor que le del PSOE o sea que si hay fuga hacia UPyD esta se convertira en un paritdo de derechas.

    ResponderEliminar
  11. "De hecho la filiacion del PP con la Alinza Popular de Fraga es una poderosa arma propagandiatica para la izquierda y uan de las razones por que no le voten en lo que deberia ser uno de sus grandes viveros: el cinturon castellanoparlante de Barcelona."

    Es posible, pero existen más lecturas sobre ese asunto. Por ejemplo, los medios de comunicación afines al PSOE podrían presentar a UPyD como el partido de la derecha radical, frente al PP como el de la derecha moderna y europea, de modo que el PP casi estaría en las mismas, sólo que algunos votos más en Cataluña y muchos menos en Madrid y País Vasco.

    Lo del franquismo no es una cuestión objetiva. Lo sacarían a colación de todos modos, aunque no estuviera Fraga, pues a pesar de las apariencias poco tiene que ver el PP de Aznar con Alianza Popular. La izquierda necesita crear un Enemigo que la sustente y la división de la derecha justificaría sus tesis. Puede que fuera más difícil, pero son gente de recursos muy hábiles.

    ResponderEliminar