martes, 17 de junio de 2008

Bolivia se rompe aún más

Ya he hablado otras veces de la ruptura social por la que está atravesando mi querido país de Bolivia. El pasado domingo esa fractura se agravó considerablemente, con los dos referéndums en las regiones de Beni y Pando para tener poderes autonómicos, declarados ilegales por el gobierno central, pero que se celebraron y salieron triunfantes, en ambos casos con apoyo al proyecto autonómico superior al 80%.

El problema aquí se agudiza gravemente, pues si con el referéndum autonómico en la región de Santa Cruz Evo Morales pudo decir que se trataba básicamente de los ricos contra los pobres, ahora la cosa es muy diferente. Y es que Beni y Pando lo que quieren es luchar contra la pobreza de dichas regiones, que se sitúa en cotas de entre el 70 y el 75 por ciento de la población (la media boliviana es del 58,6%), y ante la que siente que el gobierno central, encabezado por Evo Morales, no hace absolutamente nada.

La cuestión tiene muchos matices, que dan para escribir largo y tendido, pero será tal vez otro día, por el mismo problema de siempre, el tiempo. Pero, eso sí, resaltar aquí la total incompetencia de Evo Morales. No sé donde leí que eso de que cuando un país es pobre ya no queda nada peor es mentira, porque se puede ser más pobre todavía; es cierto. Igual que es cierto que toda situación, por muy mala que sea, siempre tiene la posibilidad de empeorar. El gobierno de Evo Morales lo demuestra. Se encontró un país, Bolivia, hundido en la miseria y con una determinada crisis social. Hoy Bolivia está aún más hundido en la miseria, y la crisis social se está agravando a pasos agigantados. El próximo capítulo, el día 22 de este mismo mes, con un nuevo referéndum autonómico, esta vez en la región de Tarija.

3 comentarios:

  1. Lo mejor que le podría pasar a Bolivia es que se produjera un golpe de Estado y el indio fuera depuesto. Una junta militar podría hacerse provisionalmente con el poder, anular las reformas socialistas, garantizar las libertades y convocar elecciones libres con garantías democráticas.

    ResponderEliminar
  2. Pues cualquier cambio hubiese representado la situacion actual, siempre habra algunos que esten de acuerdo y otros no, el presente es consecuencia de lo que paso con los anteriores gobiernos, y la situacion en el pais no es sencilla desde ningun punto de vista, resolver los problemas de Bolivia son muy complejos precisamente por ser un pais rico etnica y culturalmente, son muchos legados los que tienen que converger ideologicamente, mas el proceso se esta dando de alguna manera, todavia nada esta dicho, ser algo optimista cuesta, mas no puedo permitirme no serlo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, Octopusmagnificens, ésta debe ser la auténtica cara de vuestro "liberialismo" de salón, libertades económicas sí, pero cuando quien ha sido elegido democráticamente (independientemente de que luego pueda gobernar bien o mal) no nos gusta, hala, que sea el Ejército e que decida

    ResponderEliminar