miércoles, 25 de junio de 2008

Puntualizo: O Losantos se calla o tiene los días contados

Mi texto de ayer estaba escrito evidentemente dando por hecho que Losantos mantenga su línea crítica hacia Rajoy y hacia el actual PP. Si ello es así me reafirmo en que Losantos tiene los días contados en la COPE. Y es que anoche, cuando llegué a casa, me encontré con una noticia que me confirmó que mi idea está en la línea correcta:

González Pons prevé "una legislatura muy dura" para la Iglesia católica. Por ello, asegura que la Conferencia Episcopal necesitará del PP para hacer frente a la ofensiva laicista del Ejecutivo, por lo que "tendría poco sentido" que utilizara su emisora "para machacar al Partido Popular".

Eso, en lenguaje directo, se llama chantaje, un chantaje muy fuerte. Y un chantaje que me temo que va a dar resultado. En España la unión entre Iglesia Católica y Partido Popular es un hecho. La COPE es en gran medida de la Iglesia Católica. Y el PP no va a aceptar que desde esa COPE se mantengan mensajes que perjudican a dicho partido y que parecen favorecer más a UPyD. Sobre todo cuando el PP es el único partido que defiende los intereses de la Iglesia Católica. O sea, que si Losantos insiste en la línea crítica hacia Rajoy y el PP, pues eso, que tiene los días contados en la COPE.

Claro, habría una solución para que Losantos siguiera en la COPE, y es que acallara sus críticas al PP, o cuando menos que las modulara hasta convertirlas en casi insignificantes. Lo anterior sería como traicionarse a sí mismo, vista la línea de Libertad Digital en general, y muy en particular del blog de Losantos, y personalmente no creo que Losantos vaya a cambiar su mensaje.

Me decían ayer en los comentarios que el problema del PP no es Losantos, sino los votantes descontentos del PP, y esos seguirían igual de descontentos (tal vez más) sin Losantos en la COPE. Puede que sea verdad. Pero el PP no lo ve así, como lo demuestran las declaraciones de González Pons. Y las presiones del PP contra Losantos van a ser tan fuertes (ya lo están siendo, como se puede comprobar, y van a aumentar mucho) que personalmente dudo mucho que la COPE las vaya a soportar.

Vamos, que lo dicho, o Losantos cierra la boca contra el PP, cosa que dudo mucho que va a hacer, o tiene los días contados en la COPE. Evidentemente me puedo equivocar. Será el tiempo, juez justo, quien dirá si tengo razón o no.

8 comentarios:

  1. Losantos es aragones.Eso es inevitable.Tan inevitable como que Gallardon sucedera a rajoy en 15 meses.Entonces la cosa sera irreconciliable,aunque Losantos se atempere,Ambiciones es capaz de regalar una Almudena nueva en la M-50 (¿O era calle 50?) con tal de que echen a Losantos.

    ResponderEliminar
  2. La Iglesia Católica es una empresa muy antigua, y tiene mucho oficio en la negociación política. Vamos... que la inventaron ellos.
    Y ¿Quién ha dicho que la mejor manera de negociar es eliminar de entrada lo que molesta a la contraparte?

    Y por otro lado: ¿Quién ha dicho que "este PP" vaya a seguir siendo "el PP" mucho tiempo?

    Yo creo que este Congreso supone una especie de armisticio entre los distintos grupos en pugna por hacerse con el control del Partido, nada más.
    Las próximas elecciones autonómicas y europeas abrirán de nuevo las hostilidades.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Las elecciones están a la vuelta de la esquina y si los resultados no son buenos la posición de fuerza dejaría de tenrla el PP para con la Iglesia o Losantos y pasarían a necesitarlos más que nunca para recuperar el terreno, perdido pensando en una futura victoria en las generales.
    Quizá ahora más que nunca Losantos tiene su puesto garantizado y sus críticas pueden subir de tono, también para debilitar a la dirección salida del reciente congreso y allanar el camino para los opositores, que los hay.

    ResponderEliminar
  4. Si la COPE cede y echa a FJL, esta acabada, tanto como el PP, GJL es la unica voz de Libertad que nos queda, y eso se nota mucho mas en Matrix, Catalunya, ya esta bien de dictaduras, con Franco tuvimos bastante, COPE esta haciendo historia, es el unico bastion de Libertad, quizas tenga una forma poco ortodoxa de hablar, pero ante la magnitud de los ataques liberticidas en este pais, se imponen palabras mas drasticas, Viva Cope, viva FJL, viva Cesar Vidal,,, pero tal como digo Viva Cope, puedo dejar de oirla, como he dejado de votar PP, asi pues,,, al tanto

    ResponderEliminar
  5. "Sobre todo cuando el PP es el único partido que defiende los intereses de la Iglesia Católica."

    ¿Entonces se confirma que es el partido de la democracia cristiana y el vaticanismo y no de los liberales?

    Es para saber a qué atenerme.

    ResponderEliminar
  6. "Sobre todo cuando el PP es el único partido que defiende los intereses de la Iglesia Católica".

    Precisamente por eso es por lo que creo que a la Iglesia Católica no le conviene el giro centrista del PP y no tendrá muchos miramientos en permitir que Jiménez Losantos siga criticando a Rajoy.

    Claro, también puede ser que la Iglesia Católica interprete que tiene que adaptarse a las circunstancias para no perder su influencia en el PP, pero si hicieran eso sería un análisis necio, igual de necio que el que ha hecho Rajoy tras las elecciones, y francamente, creo que saben mejor que Rajoy cómo satisfacer sus propios intereses.

    ResponderEliminar
  7. Va a ser Antonio Herrero 2, si no, al tiempo.

    ResponderEliminar
  8. Desde luego como analista eres un "genio" y como profeta superas a los Danieles, Jeremías, Ezequieles, etc., etc.
    ¡Qué tío más tozudo!¡Dale que dale...con los días contados!
    Mira, monada, los muertos que vos matáis (o intentáis matar) gozan de buena salud.
    De este PP de mierda no van a quedar ni los rabos. Yo era un votante del PP. Los dirigentes de la COPE saben muy bien que si le hacen algo a FEDERICO quien tendría los días contados sería la COPE.
    ¿Coges el matiz? Y más si lo hacen en plan mafioso-camorrista como lo ha hecho Pons (el del gatillo fácil). Federico es mucho Federico y nadie obliga a escucharlo.

    ResponderEliminar