viernes, 13 de junio de 2008

Piquetes asesinos; Gobierno incompetente

Desde que me empezó a interesar la política aprendí que los piquetes informativos tenían la misión de informar, sí, pero no de las razones de la huelga, sino de que o participabas en la huelga o te rompían la cabeza. Desde que llegó la democracia a España ha sido así, a la vez que igualmente el Gobierno de turno desaparecía de las calles cuando había huelga convocada, dejándolas en poder de los citados piquetes; porque, claro, para evitar "conflictos" lo que el Gobierno de turno hace es impedir que las Fuerzas del Orden Público hagan su trabajo, o sea, mantener el orden, y prácticamente desaparecen de las zonas calientes; lo dicho, los piquetes se convierten en los amos de la calle.

Así ha sido, y parece seguir siendo, en la actual huelga de transportistas. Bloqueos de calles, pinchazos de ruedas, roturas de cristales y quema de vehículos. Vamos, el caos. ¿Y el Gobierno? Bien, gracias. Aunque parece que al final ha intervenido, a través de las FOP, aunque, claro, tarde, mal y nunca. Ha tenido que haber un trabajador quemado por los piquetes, a punto de morir entre las llamas, para que el Gobierno se decidiera a intentar hacer lo que debe, o sea, gobernar.

Y a todo esto la libertad, esa libertad de la que tanto se habla pero que poco se defiende, en el cubo de la basura. Porque los trabajadores que quieren, en uso de su libertad, trabajar no pueden hacerlo, porque una pandilla de miserables, los piquetes, se lo impide, y otro grupo de miserables, el Gobierno, no les protege.

Siempre igual en España, aunque ahora parece que peor. Los piquetes, auténticos asesinos dispuestos a lo que sea con tal de sacar la huelga adelante; el Gobierno, completamente incompetente para evitar "conflictos" con los huelguistas. Vamos, una auténtica vergüenza nacional.

2 comentarios:

  1. Te has quedado corto, terroristas, son unos putos terroristas.

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Y a todo esto de los piquetes vergonzoso, pero vergonzoso, el silencio cómplice del PP.

    ResponderEliminar