viernes, 19 de agosto de 2011

Contramanifestantes

Lo ocurrido con los "laicos" contra los "peregrinos" me parece de una enorme gravedad. Los segundos tenían sus actividades planificadas y autorizadas desde hace meses, mientras que los primeros lo único que pretendían evidentemente era reventarlas.

Si el derecho de manifestación debe ser evidentemente autorizado en todos los casos la provocación de la contramanifestación igual de evidentemente debe ser prohibida en todos los casos.

En España ese estado de casi anarquía que se está viviendo últimamente al que he hecho referencia en otros escritos está propiciando escenas de desorden que ya están degenerando en enfrentamientos civiles. Hasta tal punto ha llegado la cosa que la policía ha prohibido la entrada a la Puerta del Sol ¡a los "peregrinos"! para evitar los enfrentamientos entre los grupos opuestos.

Es de perogrullo decir que la libertad de uno termina donde empieza la libertad de otro. No soy católico, y menos musulmán, pero jamás se me ocurriría ir a fastidiar a unos u otros cuando se manifiestan por lo que sea.

España está cayendo en un deriva extremadamente peligrosa. Autoriza manifestaciones y contramanifestaciones por igual, llevando ello a lo evidente, el enfrentamiento verbal, incluso físico, entre unos y otros.

Está claro que desde el Gobierno, particularmente con las fuerzas del orden público, la libertad de expresión de todos debe ser protegida. Y ello implica impedir a los violentos que la pisoteen.

7 comentarios:

  1. Estamos viviendo un estado de cuasi-anarquia, ante un no-gobierno, pero si muy socialista, que consiente todo esto. Me recuerda epocas pasadas de este país que me llevan a una conclusión. Y es que la izquierda de este país basicamente se sigue moviendo por los mismos parámetros de los años 30. No ha evolucionado gran cosa, sigue siendo profundamente antidemocrática y muy sectaria. Sólo defienden la democracia cuando les beneficia a ellos. Creo que necesitamos mandarlos un tiempo bastante largo al basurero de la historia, que es de donde nunca debieron salir.

    ResponderEliminar
  2. No estoy a favor del Papa pero me da verguenza ajena el tratamiento de estas contramanifestaciones en el Financial Times:
    http://www.ft.com/intl/cms/s/0/a2f7c152-c97d-11e0-9eb8-00144feabdc0.html#axzz1VSLQBfXZ
    Supongo que sera por el posible resquemor que el Papa le puede dar a un medio protestante pero no es de recibo volver a hablar de la España de Franco para luego decir que no hubo violencia y que todo fue pacifico y verbal.Si, de momento no han vuelto a quemar ninguna iglesia, señores del Ft y ya se han guardado de poner fotos de las banderas rojas con la hoz y el martillo no vaya a er que sus lectores se enteren de verdad de que va la fiesta.

    ResponderEliminar
  3. Que increible que se estrene en Yanquilandia, Rise of the platen of the ape, ¿Tendra algo que ver con Obama y sus crisis?

    ResponderEliminar
  4. Creo que estás muy equivocado respecto a la manifestación laica.
    1º. Los peregrinos no tenían ninguna actividad programada en Sol esa tarde/noche.
    2º. No hubo agresiones de los laicos a los peregrinos pero sí una, que vi con mis propios ojos, de un peregrino a un manifestante al que propino un puñetazo en la cara ante la pasividad de un policía a menos de 2 metros. http://www.youtube.com/watch?v=y_t1EPlaApU
    Si como dicen algunos medios se agredió brutalmente a los pobres peregrinos... ¿dónde están las imágenes? ¿Acaso de entre las decenas de cámaras de televisión, los reporteros gráficos, los particulares, etc, nadie captó ese momento? La realidad es que no existieron.
    3º. Si la manifestación está autorizada, la policía debe despejar del recorrido a quienes pudieran provocar incidentes. Pero no lo hizo. Dejo a los peregrinos en Sol precisamente para que se produjesen incidentes y así desacreditar al los manifestantes laicos. Además cerro las calles adyacentes a Sol para que la situación se prolongase y poder ponerse a repartir (sólo a unos claro).
    4º. La policía se dirigía con toda amabilidad a los peregrinos que bajaban por Calle Montera buscaban la confrontación mientras empujaba, gritaba a los manifestante que ESTABAN AUTORIZADOS PARA ESTAR ALLÍ.
    5º. Parece ser que los peregrinos tienen patente de corso en Madrid. Pueden circular por donde se les antoje y como se les antoje. Abría que ver que pasaría si un grupo de ultra derecha se intentase meter en una manifestación del PSOE por ejemplo. No lo permitirían porque es evidente que su intención seria reventarla. Pero lo peregrinos son todos angelitos ¿no?
    7º. De la carga policial solo decir que fue desmesurada, brutal. Sabían muy bien que los ateos, agnosticos, etc. somos unos parias y nadie saldría en nuestro favor. Y como gorilas de discoteca que son se cebaron con todo lo que se movía (y ayer otra vez).

    Todo esto lo sé porque estaba allí y os puedo asegurar que lo que han transmitido los medios mayoritarios es una sucia manipulación.
    No soy ni un antisistema, ni un perroflauta, ni siquiera soy de izquierdas (aunque eso debería dar igual). Soy un simple ciudadano, un trabajador y un contribuyente que ejercía mi derecho a protestar por lo que es descaradamente una malversación de fondos en favor de la Iglesia que por ley no debería permitirse.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Esto está entrando por unos derroteros muy peligrosos. El Gobierno lo sabe, y lo consiente. Esperemos que la situación de progresiva anarquía que estamos viviendo no le estalle en las manos, cuando sea demasiado tarde.

    ResponderEliminar
  6. Pues como dijo la indita chiapaneca atollándose en la trocha hasta las rodillas Pues mas p´adilanti ista p´ior.

    ResponderEliminar
  7. Estoy completamente de acuerdo con la opinión de la entrada.

    ResponderEliminar