martes, 22 de noviembre de 2011

Análisis electoral


Después del romanticismo de Serrat toca enfrentarse con la realidad, así que llegó la hora del análisis electoral, y lo voy a hacer fríamente, basándome para el mismo mayormente en los números.

Primero. El PP ha obtenido en estas elecciones mucho menos apoyo real que el PSOE en las anteriores generales, concretamente más de 400.000 votantes menos que los socialistas en los pasados comicios. Pero es que si hablamos de porcentaje real, el PP ha conseguido menos de 1% más de apoyo que el PSOE hace tres años y medio, concretamente un raquítico 0.87%. Y si hablamos de votantes contantes y sonantes, el PP ha conseguido que le apoyen menos de 600.000 más que al PSOE en el 2008.

Segundo. El PSOE se ha pegado un batacazo descomunal. Le han abandonado más de cuatro millones de los que le votaron hace tres años y medio, lo que se traduce en más de 15% menos de apoyo. Pero aún así cuenta casi diez millones de votantes, que significa un 29% de apoyo electoral. De todos modos es el peor resultado de su historia, peor aún que el obtenido por Felipe González en 1977 y mucho peor que el de Almunia en 2000.

Tercero. Lo anterior lleva a la conclusión de que el PP no ha ganado las elecciones, sino que el PSOE las ha perdido. Y que los populares tendrán que hilar muy fino en las actuales circunstancias, porque de lo contrario puede suceder que los socialistas recuperen los apoyos perdidos. Dando por supuesto que el PP contase con los mismos apoyos de estas elecciones y el PSOE con los mismos de las anteriores, únicamente con eso los socialistas les sacarían a los populares más de 400.000 votos de ventaja. Claro, que de aquí a las próximas elecciones generales tiene que llover mucho.

Cuarto. Entran nuevos partidos en el Congreso (Amaiur, FAC) y el primero de ellos junto con IU consiguen grupo parlamentario propio. Espectacular el crecimiento de UPyD, y una lástima que no pueda conseguir ese grupo parlamentario propio por no haber llegado por los pelos al 5% nacional. En cualquier caso, a pesar de que discrepo enormemente de partidos como Amaiur e IU, parece positivo que haya más pluralidad de opiniones. Y repito que me parece una auténtica lástima que UPyD no pueda tener ese merecidísimo grupo, y espero que lo pueda conseguir de alguna forma.

Quinto. Todo el mundo habla de UPyD e IU comparándolos con los partidos nacionalistas en cuanto a porcentaje obtenido y diputados. Eso me parece terriblemente injusto y una enorme simplicidad. Pero lo dejo para un escrito que publicaré mañana, porque vale la pena el estudio detallado.

Final. La victoria del PP ha sido sin duda contundente, pero no aplastante. Dicho partido no ha conseguido los cerca de 200 diputados que le daban algunas encuestas y tampoco el PSOE se ha hundido en la miseria de los menos de 100. El PP no ha ganado las elecciones, sino que el PSOE las ha perdido. En cualquier caso es una victoria realmente categórica, la segunda más rotunda de la democracia, solamente por detrás de la de Felipe González en 1982.

2 comentarios:

  1. Los dos partidos tienen un número de votantes bastante fieles y constantes. Ganan las elecciones uno u otro cuando los que se hartan de su partido es menor en un caso que en otro.
    El 20N el desencanto con ZP fue brutal, pero el PP sólo subió unos 300.000 votos.
    Lo mismo (pero al revés) pasó en 2008: ZP movilizó a todos (o casi) sus votantes y el PP no.

    ResponderEliminar
  2. Las elecciones siempre las pierde el que Gobierna y generalmente por motivos económicos. Aznar no valoró bien el descontento de muchos por la entrada en el Euro que generó aumento del coste de la vida (el famoso ejemplo del café de cien pesetas que pasó a un euro)y la Guerra de Irak, rechazada por el 80% de españoles. Eso le hubiera costado la mayoría absoluta de que disfrutaba el PP, pero el 11-M le mandó a la oposición.

    La base es la economía. A un Gobierno con buena marcha económica en el país, no hay quien lo tumbe. Cuando el PSOE tuvo que congelar las pensiones y bajar sueldo a funcionarios el 10 de Mayo de 2010, perdió las elecciones.

    ResponderEliminar