lunes, 28 de noviembre de 2011

La mayor estupidez que he leído en mucho tiempo

Soraya Sáenz de Santamaría aprovecha la hasta ahora mayor oportunidad de su vida y leo críticas ¡porque lo hace 11 días después de haber dado a luz!

Entresaco dos perlas dignas de mención:

Una:

Para la secretaria de Mujer del sindicato CC OO, Carmen Bravo, el mensaje que envía la reciente madre es "que ella está por encima de los derechos conquistados por el movimiento sindical y por encima de la ley". Así explica la acusación: "No sé qué relación contractual tiene con el PP, pero durante las seis primeras semanas la mujer no puede regresar a su puesto de trabajo".

Vamos, que para esta señora Soraya debió perder la mejor oportunidad de su vida para ayudar a los derechos conquistados por el movimiento sindical. Zoquetería es poco cuando una persona ya no piensa por sí misma, sino que deja que sea la ideología la que le dicte lo que debe decir, en este caso auténticas sandeces.

Dos:

Soledad Murillo, secretaria de Igualdad del primer Gobierno de Zapatero, profesora de Sociología y concejal del PSOE en Salamanca, defiende que la maternidad debe ser también un asunto público. Esta experta dice comprender "en lo personal" la decisión de Sáenz de Santamaría de aceptar "este enorme caramelo" de dirigir el traspaso de poderes. Pero "en clave de igualdad, su partido debería haber pensado en su condición y haberle ofrecido al principio una responsabilidad que requiera una menor presencia pública".

Paternalismo (en este caso maternalismo) que asquea. Según esta señora el PP debió ofrecerle el liderazgo del traspaso de poderes a otra persona (probablemente un hombre). No lo dice, pero es lo que evidentemente se infiere de que debió ofrecerle a Soraya una responsabilidad que requiera una menor presencia pública. Y haberla privado con ella del mayor cargo que ha ejercido hasta el momento. Fantástico como defiende esta mujer los derechos de otra mujer.

Menos mal que hay una opinión sensata entre tanta estupidez:

"Su decisión envía el mensaje de que ha actuado en total y absoluta libertad. Entre los derechos también está el de la libertad de elegir".

¿Tan difícil es entender que cuando una persona tiene una oportunidad tiene también la libertad de escogerla, esté pasando por las circunstancias que esté pasando? Parece que sí cuando la ideología se pone por encima del sentido común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario