jueves, 10 de noviembre de 2011

Pobre Jaime Bayly

No conozco del sujeto en cuestión nada más que lo leído en el blog de Losantos. Pero me da pena. Un casi cincuentón dejando embarazada a una veinteañera. Y en Estados Unidos, él con la nacionalidad de dicho país y ella sin la misma, él con una posición social y económica envidiable y ella sin nada de eso.

Cualquiera que viva en este país y sepa como funcionan las cosas aquí se dará cuenta de que hay un altísimo riesgo de que esa mujer esté con ese hombre únicamente por los beneficios (legales, sociales y económicos). Dice Losantos que "debe procurarse un escudo legal todo lo fuerte que pueda". Ja. Acierta cuando a renglón seguido dice que "y siempre será poco". Sí, eso sí.

Las leyes de manutención de hijos en Estados Unidos son brutales para los hombres, y no digamos ya si el hombre en cuestión tiene una posición económica mucho más privilegiada que la mujer. Contra mantener a los hijos no hay recurso. Hay que hacer lo que diga el juez y punto.

Si cuando la niña de veinte que aparenta quince consigue su residencia permanente en Estados Unidos decide conseguirse uno bastante más joven que el cincuentón y dejar a éste en la estacada, Bayly no podrá hacer nada sino pagar la cantidad que el juez le imponga para mantener a su hija (o hijos en ese punto). Lo cual, dicho sea de paso, dada la desahogada posición económica del personaje, será más que suficiente para mantener también a la ex y a la pareja de la ex. ¿Dirá entonces el cincuentón "que me quiten lo bailao"? Allá él.

2 comentarios:

  1. Y luego se quejan de La Noria... ja, ja, ja...

    ResponderEliminar
  2. Lo primero que hay que creerse es que Bayly haya dejado preñada a esa chica, porque no son precisamente las mujeres lo que le gustan a ese "chicarrón".

    ResponderEliminar