sábado, 12 de noviembre de 2011

Tenía (tendrá) que pasar

La Presidenta de facto de la Unión Europea, Angela Merkel, junto con el Vicepresidente también de facto de la misma UE, Nicolas Sarkocy, han acordado montar su propio grupo monetario. Tenía que pasar, porque evidentemente los ciudadanos de los países ricos se están dando cuenta que griegos, portugueses, irlandeses e italianos les están tomando por tontos.

Sí, ahora lo niegan, pero está claro que es algo que tendrá que ocurrir, más tarde o más temprano. No hay solución. Los países que quieran vivir por encima de lo que pueden costearse tendrán que asumir las consecuencias, pero es de cajón que no pueden seguir viviendo a costa de los países ricos.

Y es que el valor del euro en su creación fue hecho a base de determinados porcentajes aportados por cada moneda de cada país participante (escribo de memoria) y quien más porcentaje aportó fue el marco alemán, seguido del franco francés. En esas condiciones es normal que Alemania y Francia quieran salvar "su" moneda de aquellos que la están utilizando para su propio beneficio y en perjuicio de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario