miércoles, 1 de julio de 2015

Cuando Aznar habla y debería callar

Está Aznar hasta en la sopa. Primero en la campaña, pidiendo el voto para el PP, y ahora de entrevista crítica con el propio PP para el que pidió el voto.

En dicha entrevista dice que en el PP no deben ser espectadores en la crisis en Cataluña, sino actores para ayudar a resolver el problema. Hermosa frase cargada de razón. Pero claro, olvida Aznar convenientemente que ese hecho de ser espectadores empezó cuando él, precisamente él, cedió a las demandas del corrupto Jordi Pujol y quitó del liderazgo del PP en Cataluña a Vidal-Quadras, que era un látigo para Pujol, que estaba en una tercera clara posición en todas las elecciones, y que era la única oposición creíble, vistas las idas y venidas de PSC y ERC. Y también olvida Aznar que fue él, precisamente él, quien después de criticar a gritos la cesión de Felipe González del IRPF al gobierno catalán del 15% la elevó al 33%.

Dice también Aznar que el PP debe decidir si está a favor de la vida o del aborto. Pues sí, tiene razón. Como también debió decidirlo cuando él estaba en el Gobierno y pudo perfectamente reformar la ley del aborto de Felipe González y no lo hizo, evidentemente prefiriendo la conveniencia a la convicción, exactamente igual que Rajoy ahora. Cuando, en vez de optar por rearmar moralmente a la sociedad española, tomó el camino de olvidarse de ello y concentrarse exclusivamente en la economía.

Dice igualmente Aznar que el PP debe decidir si quiere garantizar la unidad de España. Y una vez más tiene toda la razón. Pero también debió decidirlo él antes de entrar en pactos con los que desde siempre se ha sabido que han querido partir a España, nacionalistas vascos y catalanes.

Afirma Aznar que el el auge del partido que es el mayor competidor político del PP, Ciudadanos, nace de que el PP no ha hecho política en Cataluña. Y nuevamente Aznar está cargado de razón. Pero volvemos a que ese hecho de no hacer política del PP en Cataluña nació en el ya mencionado momento en que él apartó de Vidal-Quadras de la política catalana por cesión ante un personaje de la catadura de Pujol.

Rajoy no es santo de mi devoción. Ni el PP tampoco. Pero lo que ha hecho Aznar con su entrevista me parece simplemente un ejercicio de hipocresía política. Sin duda Aznar fue mejor Presidente de lo que lo está siendo Rajoy. Pero muchos de los errores cometidos por Rajoy, gravísimos sin duda, proceden de los que cometió en su día Aznar. Y de aquellos polvos tenemos estos lodos, en casi todos los sentidos.

Por eso sería mejor que Aznar se callara de una buena vez y dejara de ser el perro del hortelano. Y, repito, lo digo con el mayor de los desapasionamientos, porque para mí el PP ya es pasado como preferencia política.

4 comentarios:

  1. Aparte de la cesión de las competencias que mas deberia tener el estado,tal y como se ha revelado el asunto.
    Aznar,habida cuenta de que solo hemos tenido presidentes inanes(para que no te cierren el sitio,me abstendré de los epítetos que les caracterizan a todos ellos),podria pasar como el mejor de todos,pero,no.
    No hemos tenido un Churchill en nuestro bendito pais y ahora estamos en tal decadencia que dá hasta verguenza referirse a esta patulea como clase política.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Aznar ha sido posiblemente el Presidente menos malo de todos. Así que, para decir eso, después de lo que he escrito de él, ¡cómo habrán tenido que ser los demás! Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Creo que Aznar cometio un error/una falta/un crimen con sus pactos con los nazionaliastas. No estoy seguro de querer tirarle la primera piedra por que no sé lo que hubiera hecho en su lugar.

    El dilema del politico es hacer compromisos o ver pasar los trenes sin poder hacer nada y viendo como los de enfrente llevan al Pais en la direcion opuesta a la que él queria que fuese.

    Toma el ejmplo de Lincoln. Si en 1861 hubiese intentado abolir la esclavitud, cuatro estados del Sur que necesitaba si o si y que al final permanecieron leales, miles de soldados y decenas de oficiales clave (Grant, Sherman) que no eran a abolicionistas se habrian quedado en sus casas y la Confedreacion habria ganado la guerra.. Si hubiese puesto el tema sobre la mesa durante su primer mandato, en 1864 habria perdido contra McClellan, partidario de dejar ir al Sur. O sea que la Confederacion habria ganado la guerra y la esclavitud hubiese perdurado por los siglos de los siglos. Asi que no hizo nada lo cual debio indignar mas de un abolicionsia radical. Luego, despues de haber sido reelegido, con los Ejercitos de la Union avanzando en todos los frentes tal apisonadoras y con la Confedracion con rodilla y media en tierra, inició el proceso de revision constitucional.

    Pues ln 1996 en la situacion economica dramatica en que estaba España, con los casos de corrupcion desprestigiando al Estado dia tras dia, con el error mayusculo de los Gal que habia permitido a ETA posarse en victima pues podia parecer una buena idea pactar con nacionalistas que todavia no se habian despojado de la piel de oveja. Eso sin contar que no se podia descartar que el PSOE hiciese lo propio. Fué une error, pero eso lo sabemos ahora.

    Lo ideal hubiese sido que amboas partidos hubiesen acordado dejar gobernar al mas votado y renunciado a cualquer pacto con indeseables (el PP propuso eso a Zapatero en 2004 pero este prefirio aliarse con los separatistas y con la extrema izquieda). Sonyar es gratis.

    ResponderEliminar
  4. Dicen que la política es la ciencia de lo posible, y efectivamente lo posible era gobernar con la ayuda de los nacionalistas, y fue lo que Aznar hizo. Pero que ahora venga diciendo no sé qué de que el PP no es nada en Cataluña, cuando él cedió a las presiones de Pujol para hacer desaparecer a Vidal-Quadras, y no sé qué del aborto, cuando él tampoco tocó la ley de Felipe González, pues eso, que me da un tufo a gran hipocresía política que no puedo soportarlo. Saludos.

    ResponderEliminar