domingo, 20 de noviembre de 2016

Calle Mengele, Berlín del Führer, monumento a Göring



¿Alguien se puede imaginar algo así en Alemania? Pues eso es lo que hay es España 41 años después de la muerte del dictador. Claro, que ni Rajoy se llama Angela, ni el PP es la CDU, ni en Alemania gobierna un partido creado por un ministro hitleriano, ni el Jefe del Estado del país germano es el hijo de quien nombró Hitler.

9 comentarios:

  1. si tenemos la calle Santiago Carrillo, ¿por que no esta?
    creo que los 7.500 muertos por carrillo no les gusta tampoco este nombre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo ideal seria no tener ninguna de los dos. No me gustan los asesinos, ni los fascistas ni los comunistas.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. No veo donde falla el liberalismo al comparar un régimen fascista filonazi con el régimen nazi.

      Eliminar
  3. Tambien tenemos un monumento a Largo Caballero en Nuevos Minsterios muy cerca de donde estaba la estatua ecuestre de Franco.
    Creo que la transicion consistio en eliminar algunos nombres franquistas y añadir comunistas y socialistas.Ahora se pretende eliminar a los franquistas y añadir mas comunistas bajo el disfraz de antifascistas.
    Augura que la Castellana antigua Avenida del Generalismo pase a llamarse Avenida Iosif Stalin , al fin y al cabo un gran luchador antifascista.¿No?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Repito, no me gustan los asesinos, ni los de extrema derecha ni los de extrema izquierda.

      Eliminar
  4. Equiparar a Franco con Hitler es un ejercicio absurdo.

    Es verdad que ambos fueron dictadores, pero el primero era autoritario, más como los dictadores decimonónicos.

    Hay que decir que Napoleón se autoproclamó emperador, cosa muy autoritaria también, y los Franceses no dejan de adorarle y poner calles en su honor.

    Por no olvidar que Hitler llevó a su país a una guerra, mientras que Franco sacó a su país de una. (Y el aumento de 30 puntos porcentuales de convergencia económica con centroeuropa durante el franquismo, así como la negra alternativa que tenía el régimen, tampoco deberíamos olvidarlo a la hora de juzgarlo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos acabaron con sus enemigos, como buenos asesinos. Y los dos impusieron sus ideas, como buenos dictadores. La única diferencia es que probablemente Franco era más inteligente que Hitler. Es todo.

      Eliminar
  5. Me ha dado perza leer la articulo. Estabas hablando a las calles Carrilo, Largo Caballero, Negrin o Margarita Nelken (la que queria un genocidio lado del cual lo del Pol Pot se hubiera quedadao en chiquillada)?

    ResponderEliminar