lunes, 28 de noviembre de 2016

Cerrando los ojos a la realidad

El extenso artículo en El Mundo Agresiones Invisibles sobre, literalmente, agresiones sexuales y violaciones, es interesante, pero por desgracia cae en algunos tópicos progres de cerrar los ojos a una realidad que disgusta, que producen exactamente lo contrario de lo que se pretende.
Comentaré solamente cuatro.


Uno.

"La violación siempre ha sido igual, pero la única variación importante es que ha cambiado la edad media del agresor, que ha bajado mucho. Siempre digo lo mismo: formación en el respeto e igualdad de valores. Para mí es un desaliento cuando voy a los colegios para alguna charla y aun se escuchan algunas cosas."

¿Y por qué ha bajado la edad del agresor sexual? No responde a la pregunta. Bueno, sí, implícitamente. Supongo que por fallos en la educación. ¿Qué educación? Supuestamente es una educación igualitaria basada en el respeto, el civismo y demás. Pero no funciona. Y no funcionará. Porque se está potenciando la experimentación sexual desde edades cada vez más tempranas. Y, como no están preparados para el autocontrol, los resultados son éstos. Por no hablar de la cultura del sexo que vivimos, que lleva a cosas como éstas. Y no entro en cuestiones como el cristianismo, la familia y la moral, que son las únicas que podrían mitigar esta auténtica plaga. Pero no, hay que seguir haciendo lo mismo de siempre (desde 1982), y potenciándolo, y esperando resultados diferentes. Calificarlo de necedad es quedarse corto.


Dos.

Hiomar explica esas sensaciones tan comunes entre las féminas: "Vas por la calle y te sientes insegura. Te fijas en todos los coches, miras a la gente, parpadea una farola y te asustas... Te enseñan a que tienes que ir con cuidado de que no te hagan nada, en vez de enseñar a la gente a que no lo haga".

O sea, que como los hombres no se tienen que cuidar (o tienen que hacerlo en menor grado), pues las mujeres tampoco. Porque hay que enseñar a los violadores a que no violen (como ya hizo IU, como se puede ver en el cartel al lado), y punto. No digo que tal educación no haga falta, que la hace, y mucha. Pero es una franca majadería pensar que eso va a resolver el problema, y que un hombre con deseos de violar los va a reprimir por el mero hecho de que se lo digan en un cartelito. Lo que de verdad prevendrá la violación es la autoprotección de la mujer. Pero con tanta estupidez de querer cerrar los ojos para no ver la realidad que no gusta, pretendiendo que de este modo esa realidad indeseada no existe, lo único que se está haciendo es desproteger a la víctima potencial, que es, por más que nos disguste, la mujer.


Tres.

"Existe cierta tendencia a creer que si una chica se embriaga en estas fiestas, quiere que los chicos se aprovechen de ella. Es algo que hemos visto a lo largo de muchísimos años y que hasta ahora estaba silenciado".

Por supuesto que tener sexo con una chica bajo el efecto del alcohol o las drogas es una violación con agravante. Pero eso no cambia el hecho de que, evidentemente, los canallas violadores se van a sentir atraídos por una chica en esas condiciones, entre otras cosas porque es una víctima mucho más fácil. Por lo tanto, habría que aconsejar a las chicas que, por autoprotección, no perdieran el control de sí mismas por quedar bajo el mencionado efecto de alcohol o drogas. Pero no, eso no se va a hacer, porque suena a machista, a sexista, a políticamente incorrecto. Y las consecuencias ya las sabemos, un montón de chicas borrachas o drogadas violadas en las fiestas. Cosa que, repito, no tiene justificación (los violadores deberían pasarse 30 años en prisión), pero que sucede, evidentemente. Y es que aquí vemos lo mismo que en el anterior punto, que se está desprotegiendo a la víctima potencial por decir lo políticamente correcto y ocultar la realidad.


Cuatro.

El Código Penal en España establece entre uno y cuatro años de prisión para los delitos de agresión sexual y entre seis y 12 años para las violaciones, si bien las penas pueden ser mayores cuando se dan determinadas circunstancias; en caso de abuso sexual, el castigo consiste en una pena de prisión de uno a tres años o una multa de 18 a 24 meses. "La ley española está bastante bien hecha..."

Resumiendo, el abuso sexual penado con de uno a tres años o multa, la agresión sexual con entre uno y cuatro años y la violación con entre seis y doce años. Y, por supesto, "la ley española está bastante bien hecha", sin mencionar para nada como medida castigar más las violaciones. Porque las condenas son totalmente ridículas, y muchísimo más si entramos en reducciones, permisos y demás. ¿Y con estos números se pretende hacer justicia y disuadir? Creo que sobran las palabras. Para que de verdad hubiera justicia y un posible efecto de disuasión habría que multiplicar las cifras por tres (sí, por tres, no por dos). Lo contrario (o sea, lo que vemos) es simplemente no hacer nada, es decir, lo de siempre, compadecerse del agresor y no de la víctima, que es lo que nos demuestran los hechos, por más que sus palabras digan lo contrario.


Hasta aquí mi comentario. Podría escribir más, por supuesto, pero no quiero alargar esto hasta el infinto. Sé que mis argumentos están completamente fuera de lo políticamente correcto. Y también sé que muchos me tildarán de exagerado o incluso de fanático. Pues nada, tendremos que seguir leyendo artículos como el analizado sobre violaciones, que se van a seguir escribiendo en abundancia, por desgracia.

4 comentarios:

  1. Para solucionar el drama de las violaciones lo mejor es directamente importar varios millones de tercermundistas educados en una cultura donde la violación real, violenta es la norma.


    http://gaceta.es/noticias/dubai-acusa-britanica-adulterio-violacion-grupal-18112016-1028

    Aquí estamos poniendo el microscopio en micro-agresiones o "agresiones invisibles", mientras se cierran los ojos a las agresiones bien visibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información. Es realmente impresionante, por desgracia. Por la tarde la publicaré.

      Y sí, nuestra gente progre son así con los inmigrantes. Supongo que tal vez piensan que cambiarán sus costumbres cuando lean un cartelito "no la violes".

      Eliminar
  2. Si hay frase alguna que me repugna es la de "politicamente......"que jamas escribiré ó saldra de mi boca,cuando precisamente esa corrección fué impuesta por la extrema izquierda norteamericana e incluso algun que otro progre presume de ser exactamente eso "politicamente.....".
    Pues no caballeros,uno no cae en ninguna categoria por decir lo que piensa una gran parte de la sociedad a pesar de estar sometidos a lo que una minoria de mierdas nos ha impuesto.
    Precisamente todo lo que ocurre hoy en dia tambien sucedia en el pasado,aunque ahora,con la diferenciación de la ley,toda esa basura del genero,articulo ó verbo ha sido perjudicial para la mujer.
    La ley debe ser igual para todos y el castigo adecuado al delito ó crimen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que yo pienso, que menos historias teóricas y más (mucha más) mano dura, o sea, más años de cárcel a los violadores.

      Eliminar