sábado, 5 de noviembre de 2016

Contra los deberes, contra los exámenes, contra la preparación

Los padres contra los deberes. El mundo al revés. España, por supuesto. Después irán contra los exámenes (ya quieren eliminarlos en los primeros grados). Y así se acabarán cargando la preparación (la poca que queda) de la escuela pública.

Pero los estudios universitarios seguirán demandado esfuerzo real. Y el mercado de trabajo seguirá subiendo en exigencia. Y por ello esos padres estarán condenando a sus hijos a competir en total desigualdad de condiciones con los que sí han hecho deberes y exámentes (los alumnos de escuelas privadas, por ejemplo). Y los resultados no serán muy felices, por supuerto. Pero entonces ya será demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario