sábado, 12 de noviembre de 2016

Estados Unidos gira totalmente a la derecha (Ejecutivo, Legislativo y Judicial)

A la victoria del Partido Republicano con Trump como Presidente hay que sumar otras dos victorias electorales, que implican a su vez una más, aunque no de carácter electoral.

Vistos los resultados del martes, los republicanos seguirán controlando claramente la Casa de Representantes (235 a 184) y el Senado (51 a 47).

Estas tres victorias tendrán como consecuencia una más, la coloación en el Tribunal Supremo de un juez de talante conservador para cubrir la plaza vacante que dejó el juez Scalia con su muerte. Actualmente el más alto tribunal estadounidense (que lo componen nueve jueces) cuenta con cuatro nombrados por presidentes demócratas y otros cuatro nombrados por presidentes republicanos. La plaza vacante la tendrá que nombrar Trump con el respaldo del Congreso, lo que inclinará la balanza hacia el lado republicano por cinco a cuatro.

Es decir, que a partir de enero los republicanos controlarán en Estados Unidos el Ejecutivo (con Trump como Presidente), el Legislativo (por tener mayoría en la Casa de Representantes y el Senado) y el Judicial (por tener una mayoría de jueces conservadores).

Lo anterior posibilitará sin duda que los republicanos puedan sacar adelante una agenda de Gobierno sin mayores problemas, algo que este país no ha visto en los ocho años de Presidencia de Obama, que a su vez lo han sido de enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Pero ello no implica que vaya a haber servilismo de un poder a otro. En Estados Unidos los congresistas no tienen ningún tipo de obligación de voto en una determinada dirección, y casi en cada votación hay miembros del mismo partido que votan en sentido diferente. Y lo mismo es aplicable a los jueces del Tribunal Supremo, que votan siempre conforme a lo que creen, sin permitir ingerencia de los otros poderes ni sentirse obligados a quien los nombró o sus ideas (un claro ejemplo de ello es la eliminación de trabas a nivel federal para el "matrimonio homosexual", que fue aprobada con el voto favorable del juez Kennedy, quien fue también el autor de la propuesta, y que fue nombrado por Reagan).

En fin, lo dicho, se abre un periodo consevador en Estados Unidos. Veremos que nos depara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario