lunes, 21 de agosto de 2017

Esoy de acuerdo por una vez con la CUP

La CUP me revuelve el estómago, por muchas razones, pero muy especialmente por sus postulados del comunismo más extremo (que ya es decir). Pero en esta ocasión, a mi pesar, tengo que estar de acuerdo con esta gentuza. La CUP ha hablado de hipocresía de la Monarquía española (y yo añadiría también que del Gobierno español) por condenar los atentados musulmanes de Cataluña y a la vez mantener estrechas relaciones económicas con los principales países que financian el Estado Islámico, las monarquías del Golfo. Una afirmación con la que no puedo estar más de acuerdo (con lo que no estoy de acuerdo es con la no asistencia a la manifestación contra el terrorismo, pero viniendo de estos fanáticos extremistas es sin duda un detalle menor).

Y la verdad es que cuando une relaciones económicas de la Monarquía española y de España con las miseraqbles monarquías del Golfo, que a todas luces financian el Estado Islámico, da por completo en el clavo este grupo extremista.

Por cierto, aprovecho la ocasión para añadir un dato. Mucho se critica la financiación de Podemos por parte de Irán (yo también la he crtiticado desde aquí). Pero se olvidan, nuevamente, las estrechas relaciones de España con las monarquías del Golfo en general y con Arabia Saudí muy en particular, financiadores del terrorismo islámico.

Sí, lo sé, en política internacional no existen amigos ni enemigos, sino intereses. Pero cuando esos intereses revierten en atentados terroristas contra nuestros propios ciudadanos, algo habrá que hacer. Y ese algo es bastante simple. Hacer pedagogía y dejar de comprar petróleo a las monarquías del Golfo. Y si eso conlleva una subida de la gasolina, rebajar los impuestos que se la aplican. Y buscar la forma de no depender de estas condenables monarquías en materia energética, a través de buscar nuevas alternativas.

Sé que podría no ser tan fácil. Pero habría que hacerlo, eso o lo que sea. Todo menos financiar que maten a nuestros ciudadanos con nuestro propio dinero.

4 comentarios:

  1. Lo cierto es que la relación entre el terrorismo islámico y las monarquías wahabitas saudí y qatarí ha dejado de ser una afirmación excéntrica como lo era hace años, cuando parecía que sólo algunos pocos lo teníamos meridianamente claro.

    Por ejemplo, en la campaña presidencial francesa, hasta el candidato del "establishment", Macron, reconoció el papel de ambas familias reales (son más empresas familiares que Estados como los entendemos en Occidente) en la promoción del terrorismo islamista.

    Tras esta afirmación, como era previsible, parece que no va a tomar medida ninguna contra las propiedades qataríes o saudíes, cuyos rendimientos van en parte a financiar actividades terroristas como las que han destruido la República Árabe de Siria.

    Dicho esto, en honor a la verdad, potencias occidentales como la propia Francia, UK, USA además de otras regionales como Turquía e Israel han colaborado con grupos militares mercenarios (si nos atacaran a nosotros les llamaríamos terroristas pero como atacan a otros no tenemos ese detalle) que los "presstitutes" occidentales suelen encuadrar, según les convenga, en las filas del "estado islámico" o entre los "rebeldes moderados".

    Por otra parte, antes de imponer sanciones comerciales, el primer escalón de la "guerra económica" suele consistir en inmovilizar o "confiscar" los activos que aquellos regímenes que se consideran hostiles puedan tener en el extranjero.

    Resultaría fácil, y seguramente hay sobrada base legal en base a la legislación antiterrorista, inmovilizar y confiscar activos qataríes o saudíes.

    Si los gobiernos europeos quisieran, podrían hacerlo mañana mismo. Incluso, en el caso de Qatar, cuentan hasta con el respaldo de los saudíes y sus aliados, ya que han señalado a la familia real qatarí como promotora del terrorismo:

    Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Yemen y Libia cortan relaciones con Qatar tras acusarle de financiar el terrorismo
    http://www.eldiario.es/internacional/Arabia-Saudi-Egipto-relaciones-Qatar_0_651284908.html

    El botín que podrían requisar es muy jugoso.

    Gulf Spat Threatens to Put Brakes on Qatar's $335 Billion Empire
    https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-06-05/gulf-spat-threatens-to-put-brakes-on-qatar-s-335-billion-empire

    https://en.wikipedia.org/wiki/Qatar_Investment_Authority

    Entre otras, la familia real qatarí es propietaria de acciones de:

    Glencore, Royal Dutch Shell, Rosneft, Barclays, Fisker Automotive, Volkswagen Group (17%), Porsche, Hochtief, Sainsbury's, Lagardère (12%) Total (4%), EADS (6%), Technip, Air Liquide, Vinci SA (5%), GDF Suez, Veolia (5%), Vivendi, Royal Monceau, France Telecom, Areva, Xstrata...

    Entre las corporaciones españolas destaca Iberdrola:

    Catar, acusado de terrorismo, primer accionista de Iberdrola

    https://intereconomia.com/empresas/energia/catar-acusado-terrorismo-primer-accionista-iberdrola-20170606-2040/

    ResponderEliminar
  2. Tampoco sería mala política confiscar (esto es, sin compensación) las propiedades inmobiliarias, sean mezquitas, centros educativos o cualesquiera inmuebles, propiedad de miembros de la familia real qatarí o entes "público" subsidiarios (y también saudíes, ya que nos ponemos firmes)

    Por supuesto, habría que añadir la inmoviliazación de depósitos bancarios y cualquier otro activo líquido negociable depositado en las instituciones financieras europeas.

    Con ello, se cortarían los fondos que sufragan los lujos de los déspotas árabes y se limitarían su capacidad para financiar grupos terroristas, se pondrían bajo control estatal los centros de culto y educativos por ellos construidos y, con los fondos disponibles, se podrían financiar programas sociales, contratar policías y entrenarlos debidamente y hasta reducir deuda pública.

    Es posible que también sus propios ejércitos personales dejasen de luchar para ellos y junto con el pueblo (y los inmigrantes que trabajan en esos países en régimen de cuasiesclavitud) se alzaran y derrocaran a sus tiranos. Podría degenerar en caos pero no sería peor que el balance de poder imperante ahora.


    Pero en vez de hacer esto, políticos como Macron se congratulan del traspaso de Neymar al PSG felicitando a su dueño qatarí (dueño del equipo, Macron actúa más bien como su vasallo)

    Macron félicite le président du PSG pour le transfert de Neymar
    https://fr.reuters.com/article/topNews/idFRKBN1AJ0Y5-OFRTP

    En vez de defender a sus ciudadanos, están "vendidos" a los monarcas árabes (el rey "emérito" el primero) y como el sistema vigente en la mayoría de los países europeos no es democrático, los partidos del "consenso" obedecen antes a los déspotas wahabíes y al Imperio, sirviendo de comparsa su política bélica destructiva en Oriente Medio, que a una ciudadanía que carece de representantes políticos efectivos y sufre los excesos de un Estado que no está sometido a separación de poderes.

    ResponderEliminar
  3. Puedo que lo de confiscar sin compensar suene muy aterrador para muchos "liberales" que prefieren la "libertad de capitales" (extranjeros) antes que velar por la seguridad nacional.

    Sin embargo, no cabe duda que es más efectivo que rechazar comprar su petróleo (que seguro que nos dejarían de suministrar pero eso sólo agravaría su crisis fiscal dado que sus ahorros están invertidos en Europa y sin ventas no tendrían liquidez) y si tuviéramos una política energética que primara la seguridad del suministro tampoco resultaría catastrófico.

    Y por si queda algún escéptico sobre la viabilidad de este plan, recordaré que durante la invasión de Kuwait por Iraq, en España ya se "confiscaron" bienes del grupo KIO pero en esa ocasión fue un botín a repartir entre corruptos que se aprovecharon del caos suscitado por la invasión del país árabe:

    http://www.vozpopuli.com/espana/KIO_Networks-Javier_de_la_Rosa-Javier_Gomez_Bermudez-Los_Albertos-Rey-Fouad_Khaled_Jaffar_0_595440458.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente hay mucho que se podría hacer, lo que pasa es que falta voluntad política y sobran oscuros intereses.

      Eliminar