lunes, 7 de agosto de 2017

"Neymar y la burbuja del fútbol"

Buen artículo de Casimiro García-Abadillo en El Independiente. Solo espero que cuando finalmente exploté (que lo hará, mas temprano o más tarde) se lleve por delante a más de un club de fútbol, y que no tengan que ser los contribuyentes los que al fin y a la postre paguen el pato, en forma de generosa salvación por parte del Estado.

8 comentarios:

  1. Es el opio de pueblo y viene bién para entretener al personal....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El opio es un analgésico eficaz que permite sobrellevar mejor los dolores y pesares de la vida. Creo que este fármaco, conocido desde tiempos inmemoriales por sus virtudes pero que arrastra una mala fama consecuencia de la demencial "cruzada contra (algunas)drogas", no es la mejor metáfora para representar lo que encarna el fútbol.

      Sería más conveniente identificarlo con otra droga que combinando efecto euforizante y depresivo, es capaz de desinhibir a los hombres, degradándolos a la categoría de jauría de bestias si la ingieren en cantidad suficiente. Además, es totalmente legal y salvando ciertas limitaciones menores, no falta en ningún festejo ni acto público digno de ser celebrado. Me refiero, claro está, al alcohol, la droga tanto individual como socialmente más dañina.

      http://www.iflscience.com/editors-blog/whats-most-dangerous-drug-world-according-science/all/

      Drug harms in the UK: a multicriteria decision analysis
      http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(10)61462-6/abstract

      European rating of drug harms.
      https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25922421

      Eliminar
  2. Coincido con su análisis, la burbuja de los derechos de emisión deportivos/publicitarios (que alimenta los exorbitantes emolumentos de los futbolistas) como tantas burbujas de activos anteriores acabará reventando antes o después.

    No obstante, como en tantos casos (propiedades inmobiliarias, deuda pública, acciones bursátiles) los Estados son beneficiarios directos de su formación y, junto con el sector financiero, están en la génesis de todas ellas.

    Además, está burbuja compromete al sector mediático (principal herramienta de propaganda en el mundo contemporáneo) y ya se trate de medios públicos o privados, resultan mucho más vitales para los gobiernos que los equipos de fútbol, meros suministradores de material de relleno con el que mantener idiotizada a la audiencia.

    Y en ese sector, siento darle la mala noticia, el Estado y sus aliados financieros ya han rescatado (y concentrado) a los que importaban entre los medios de comunicación/propaganda:

    Soraya y compañía rescatan a PRISA y Roures de un cierre seguro

    http://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2013/02/07/culpa-tiene-soraya-trasgo-gaceta-ana-rosa-rajoy-sexta-television-barcenas.shtml

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso me temo que harán algo parecido con los equipos de fútbol que se vayan a la quiebra cuando todo esto explote.

      Eliminar
  3. Hablando de burbujas de activos, le recomiendo este interesante análisis de Juan Laborda, economista postkeynesiano que junto a otros tres expertos sostiene que la cifra del PIB español está manipulada (habiéndolo denunciado a las instituciones comunitarias) para ajustarse a los intereses del Gobierno desde la última legislatura de ZP (estiman alrededor de un 18% de sobrevaloración)

    http://www.vozpopuli.com/desde_la_heterodoxia/activo-primigenio-actual-burbuja-deuda_7_1051164874.html

    ResponderEliminar
  4. Creo que la única solución es copiar a los deportes de Estados Unidos y poner un techo salarial y prohibir a los equipos endeudarse (si incumplen que paguen el llamado impuesto de lujo).
    De todas formas, en Israel, Suiza y Alemania ya esta prohibido que se endeuden los equipos (aunque no hay techo salarial). Esto ultimo lo propongo para que e haya mas igualdad. Por ejemplo, en la NBA, los 3 equipos con mayor presupuesto (LA Lakers, Miami Heat y New York Knicks) no se clasificaron para los playoffs. En futbol, es imposible imaginar que no vayan a la Champions al mismo tiempo el Real Madrid, Barcelona (lo digo como culé) y Bayern Múnich.
    De cualquier manera, con el fanatismo que hay por el futbol, no creo que al contribuyente le importe que se use su dinero para salvar de la quiebra a los equipos de futbol, mas teniendo en cuenta que se ha hecho campaña para que se perdone a Messi y a Ronaldo por ser ellos quienes defraudaron.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si la solución sería que a los equipos se les prohibiera endeudarse, tal vez. Pero sí estoy seguro de que si se les permite endeudarse y no pueden pagar las deudas, lo que debería pasar es que se tuvieran que declarar en quiebra y desaparecer si llega el caso. Sea el Real Madrid, el Barcelona o el que sea.

      Sobre lo de que a los contribuyentes no les importaría que el Estado salvara a los equipos, supongo que solamente a los seguidores del equipo en cuestión. Para casos así, por ejemplo, debería existir una ley de referéndum en la que los ciudadanos tomasen la decisión directa; pero ese es otro tema.

      Eliminar