lunes, 21 de agosto de 2017

Pues no sé que puñetas hicieron bien

Cayetana Alvarez de Toledo escribe Tengo miedo en El Mundo, periódico donde también se puede leer La célula yihadista preparó el atentado durante seis meses sin obstáculos. A lo anterior se puede añadir Pues deberíamos tener miedo, de Fernando Díaz Villanueva.

Por cierto, agregar que el conductor asesino de la masacre en La Rambla de Barcelona entró, asesinó y se fugó sin el menor problema. Y no se sabe donde está. Por no hablar de que aún hoy se ignora todo del acuchillamiento de un hombre en su vehículo, posiblemente por el terrorista conductor de Barcelona para huir en ese coche. Y no entiendo como ese sujeto se pudo saltar el control policial de los mossos, que debería estar preparado con medidas para, por ejemplo, reventar las ruedas si alguien no paraba (¿pensaban que un terrorista, como el que pasó por allí, iba a parar obedientemente?).

Podríamos seguir. Pero, ante todo lo anterior, la verdad es que me pregunto qué puñetas fue lo que hizo bien la policía catalana en sus orgullosas competencias para luchar contra el terrorismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario