domingo, 27 de agosto de 2017

"Permiso para odiar"

Extraordinario artículo de Cristina Segui en Okdiario que, en durísimos términos, nos habla de que podemos (y debemos, añado yo) odiar lo que va en contra de la libertad, como, por ejemplo, la religión de Mahoma.

7 comentarios:

  1. Siempre me ha divertido como los representantes de la derecha política aceptan casi espontáneamente los términos y coordenadas planteados por la izquierda.

    Quizá el concepto que más éxito ha tenido ha sido el del propio "capitalismo", termino acuñado por Marx, el principal detractor del mismo.

    En el caso del terrorismo yihadista, tema asociado al fundamentalismo islámico, en lugar de optar por una posición más positiva, más constructiva, se limitan a "odiarlo".

    En lugar de enarbolar la bandera del laicismo, como hizo, con poco éxito, Le Pen (hija); prefieren descalificar a una religión entera y a los que la profesan. Y, como la religión de Mahoma no deja de ser una secta escindida del arrianismo y, por lo tanto, con las mismas raíces judeocristianas que el catolicismo actual, sientan precedente para que se pueda luego atacar en iguales o peores términos la propia religión católica y las múltiples herejías de ésta.

    La pertinente denuncia del sectarismo y la incompetencia de los funcionarios (electos y designados) de la sediciosa delegación territorial del Estado español en Cataluña, queda opacada por su discurso de "odio" al islam.

    Y pareciera que la "musa de la derecha" (http://www.elmundo.es/loc/2014/01/31/52ea807522601d9d078b456c.html) no se ha enterado que, gracias a la claudicante colaboración de sus correligioarios de la derecha, actualmente no es libre para odiar lo que quiera dado que el odio ya es delito.

    http://www.mundojuridico.info/el-delito-de-odio/

    http://www.verdadypaciencia.com/article-nuevo-codigo-penal-la-casta-corrupta-instaura-el-delito-de-opinion-en-espa-a-con-una-ley-mordaza-120429841.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, a mí me parece perfecto odiar aquello que me quiere quitar, por ejemplo, mi vida, mi libertad o mi propiedad (o las tres cosas a la vez). En ese sentido el Islam se divide en dos grupos, ateníendonos a su visión de las libertades individuales, los menos radicales y los más radicales, pero radicales todos. No odio a las personas, pero sí a sus ideas fanáticas y liberticidas, como odio el comunismo y el nazismo.

      Eliminar
  2. Ergo lo correcto sería decir que uno es anti-islamista, oponente de la ideología política que quiere convertir al Islam en el principio rector de la vida pública.

    Al declararse "islamófobo", demasiado groseramente sin ser realmente esa su intención, ofende a la minoría que vive su fe islámica como una fuente privada de espiritualidad sin pretender convencer a nadie de que su verdad es la correcta. Pueden ser una minoría, inclusive en Europa pero es precisamente esa visión la que se debe fomentar en detrimento de escuelas y doctrinas fundamentalistas, propagandas gracias a la ayuda de monarquías árabes o grupos islamistas.

    Como usted a dicho, se pueden odiar y despreciar las ideas (otra cosa es que la legislación liberticida, aprobada por el PP, pretenda lo contrario). A las personas, mientras actúen honradamente y de acuerdo a la ley, se las respeta por muy erradas que sean las ideas que alguien les ha metido en la cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Islam es una ideología completamente despreciables, desde su fundación por un líder igualmente despreciable hasta el día de hoy. Hablar de respetar el Islam sería como hablar de respetar, salvando las naturales distancias, por ejemplo, las religiones precolombinas en América Latina.

      Sobre las personas pacíficas que lo creen de buena voluntad y respetando la libertad individual de los demás, pues bueno, me merecen el mismo total respeto que aquellas que creen, por ejemplo, en que los extraterrestres se comunican con ellos.

      Eliminar
  3. Entiendo que se refiere a exactamente al mismo respeto que yo le debo a usted y viceversa.

    Por otra parte, puede ser admisible que usted considere a una religión que profesan casi dos mil millones de personas (lo que da idea de lo compleja y diversa puede ser realmente) es una "ideología completamente despreciable".

    Que un musulmán, por ejemplo un sufí ( https://es.wikipedia.org/wiki/Suf%C3%AD), dejando a un lado sus meditaciones en busca de la "santidad", se permita contestar que su opinión a ese respecto es asimismo "completamente despreciable", entraría dentro de los aceptable en una sociedad que admite la libertad de expresión y tolera al discrepante.

    No obstante, una colectividad humana que consiente que el odio al pensamiento de los otros crezca sin coto no permanecerá siendo pacífica y tolerante por mucho tiempo.

    Una cosa es oponerse y combatir a los que matan en nombre de Alá o los que quieren que "su palabra" sea la única fuente de Derecho. Cuestión diferente es extender la lucha a todos los que han nacido en una familia musulmana y hayan adoptado la religión de sus padres. Su religión, su fuente de espiritualidad debiera ser tolerada y procurar ser entendida. Aunque para mí, como ateo, no son válidas las verdades "reveladas", debo procurar comprender el hecho religioso y su evolución histórica:

    http://symploke.trujaman.org/Religi%F3n

    Supongo que, de todos modos, no lograré hacerle cambiar su islamófoba postura. Si quiere, puede tomarlo como una mera cuestión táctica. Dado el actual (y previsiblemente futuro) balance de fuerzas, no es conveniente predisponer a la población musulmana en nuestra contra a causa de expresar libremente un discurso islamófobo.

    En una sociedad civilizada, en un debate los oponentes debieran admitir, al menos como posibilidad, que no se está en posesión de la verdad absoluta. Un islamista no aceptaría tales términos y un yihadista se limitaría a degollarte al menor descuido.
    Espero que, al menos, conciba la posibilidad de que haya personas que profesan esa religión que usted descalifica como "completamente despreciable" y que sean a la vez, repúblicos, liberales o incluso libertarios. Sirvan de ejemplo las palabras de este musulmán español, tanto o más amante de la libertad que usted o yo:

    https://segoviaaldia.es/not/2233/el-mundo-arabe-y-la-negacion-del-islam/

    AUSTROLIBERALISMO en IBN JALDÚN (págs 3-71)
    http://www.procesosdemercado.com/wp-content/uploads/2017/07/Art%C3%ADculos_02_2011.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ideas de la religión musulmana están en el Corán, las cuales ya he analizado por aquí, y merecen todo mi rechazo por las razones que aducí en su momento. A eso cabe añadir la vida del miserable Mahoma, hasta el día de hoy admirado y venerado por todos los musulmanes.

      Usted puede seguir con sus disquisiciones filosóficas hasta que ellos sean mayoría. Veremos si entonces puede hacerlo (usted o algunos de sus descendientes).

      Eliminar
    2. Si hablamos sobre la religión musulmana, debiera estar dispuesto a analizar un poco más profundamente diversas traducciones del Corán y las numerosas aclaraciones sobre el libro glosados como Hadiz (https://es.wikipedia.org/wiki/Hadiz)

      Si quisiera ampliar sus conocimientos sobre el Corán le dejo esta traducción que me recomendaron:

      EL MENSAJE DEL QUR’AN
      https://www.webislam.com/media/2011/10/45272_coran_134.pdf

      Y compruebe que entre otras tantas cosas, también se habla de "amor y paz"

      El Amor en el Islam
      https://www.webislam.com/articulos/62164-el_amor_en_el_islam.html

      Una lectura del Corán desde la paz
      http://www.meaharabe.com/index.php/meaharabe/article/viewFile/291/298

      Eliminar