lunes, 16 de mayo de 2005

Rajoy y el comienzo de la hora de la verdad

Hace tiempo, cuando leí algunos cuestionamientos de Rajoy como líder del PP debido a su supuesta debilidad en la oposición, escribí un texto donde me posicionaba a favor de Rajoy y de su estrategia de moderación en aquellos momentos, a la espera de que llegaran tiempos en los que podría hacer oposición pura y dura. Pues bien, esos tiempos están empezando a llegar.

El discurso de Zapatero durante el debate sobre el estado de la nación fue decepcionante. No me extenderé más sobre Zapatero, porque prefiero hacerlo después de que se voten las propuestas, que es donde, por escrito, veremos la triste realidad de la situación. Pero a ese lamentable discurso de Zapatero, Rajoy respondió con un discurso contundente, haciendo de su eje principal lo que es la principal debilidad gubernamental, que es el sometimiento al nacionalismo y, a través de éste, al terrorismo (o puede que al revés).

Como muestra de la contundencia de Rajoy, las siguientes frases:

Es usted radical y además hace usted ostentación.

Es usted un sectario. Sectario, porque se ha propuesto a enfrentar y dividir a los españoles. Los suyos y los ajenos. Los buenos y los malos.

Ha permitido que los representantes de ETA se sienten en el Parlamento Vasco.


Y, por supuesto, la frase más mencionada de todas:

Es usted quien se ha propuesto cambiar de dirección, traicionar a los muertos y permitir que ETA recupere las posiciones que ocupaba antes de su arrinconamiento.

Aunque, personalmente, considero que la frase que mejor retrata a Rajoy y su contudencia es este comentario, ya fuera del debate sobre el estado de la nación:

La propuesta de diálogo con ETA supone la rendición del Parlamento.

Y es que está claro que Rajoy se ha dado cuenta que se acabaron los tiempos de pactos, de visitas a La Moncloa, de ofertas de apoyo al Gobierno. Todo aquello Zapatero lo utilizó para enjuagarse la boca y luego ir a pactar con nacionalistas. Rajoy, por lo tanto, se ha decidido a llamar a las cosas por su nombre, incluyendo un tema sensible, pero en el que es necesaria toda la claridad, como es el del terrorismo.

Es evidente que Rajoy ha sabido y sabe medir los tiempos. Ha estado esperando inteligentemente a que el Gobierno, con Zapatero a la cabeza, mostrara sus cartas, para entonces empezar él a calificar esas cartas con dureza. Y ese momento ha empezado a llegar.

Y digo que ha empezado a llegar, porque, desgraciadamente, me temo que estamos solamente en el principio de los desastres. Sobre ello, como dije, comentaré dentro de un par de días, cuando las propuestas del debate sobre el estado de la nación sean debatidas y votadas, y, por lo tanto, haya algo concreto puesto por escrito sobre lo que opinar.

Pero la realidad es que Rajoy va a tener muchas oportunidades para emplearse a fondo desde una oposición pura y dura, posiblemente brutal. Ya ha empezado. Y lo está haciendo bien, muy bien.

7 comentarios:

  1. Rajoy es un cadàver polìtico. No creo que llegue a las pròximas generales y menos después del previsible cataclismo en las elecciones gallegas. Es sorprendente la ingenuidad que tenéis algunos (pobres judìos en el Reich peninsular) que no terminàis de comprender la gravedad de lo que està pasando, con la bendiciòn de un pueblo espanol absolutamente rendido al terrorismo. Eso de pensar que después del golpe de estado del 14-M en Espana hay democracia y un lìder de la oposiciòn etc... no es màs que un autoengano. En fin, hoy veremos si ETA vota a un candidadto socialista a la presidencia del Parlamento Vasco... etc.

    ResponderEliminar
  2. En efecto, Miguel Buen se confirma el cadidato del PSE a la presidencia del Parlamento Vasco. Se acaba de saber. Es el candidato que pactaron con ETA en la reuniòn del otro dìa de Patxi Lòpez con los etarras de las tierras vascas. Cumplirà ETA el pacto? La soluciòn en un par de horas.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el PP se suicida en el Paìs Vasco apoyando a Miguel Buen para la presidencia del Parlamento. Ahora sòlo falta que ETA cumpla y apoye a Buen para que la jugada de Lòpez triunfe: Buen presidente, Patxi lehendakari, Marìa San Gil carne de asesinato y tonta ùtil en la pantomima y Rajoy màs cadàver polìtico que nunca y por donde menos lo esperaban algunos, por la traiciòn del PP a los vascos no nazionalistas. Ojalà me equivoque: la soluciòn, inmediata.

    ResponderEliminar
  4. Buen 33, Atucha 32. A lo mejor ni hace falta que los Etarras de las Tierras Vascas le den un voto al socialista Buen (recordemos: el que se quiere cargar al Foro Ermua, enemigo implacable del PPvasco). El propio PP va a poner a su enemigo en la presidencia. Rajoy màs cadàver polìtico cada dìa.

    ResponderEliminar
  5. Discrepo con toda cortesía de todos los usuarios anónimos que han comentado antes que yo; ¿que alternativa hay? ¿votar a Atucha otra vez? Como poco, las dos son igual de malas.
    Y lo de que Rajoy es un cadáver político... está por ver; esperad acontecimientos. Si gana en Galicia Fraga... tendrá un buen espaldarazo.
    Saludos liberales.

    ResponderEliminar
  6. Ah, pero "Anonimo" ¿son varios? yo no lo creo. Elegid al menos un alias

    ResponderEliminar