viernes, 7 de octubre de 2005

Me dicen que es más barato que muera

Su EPS [Entidad Promotora de Salud] la acaba de dejar sin los medicamentos para enfrentar el cáncer que padece desde hace dos años, justo cuando se celebra el mes de la prevención del cáncer de seno. Esta es su historia.

La noticia me llamó poderosamente la atención. Y es que la empresa proveedora de servicios de salud argumenta lo siguiente:

Ellos dicen que los cuidados paliativos para los enfermos terminales no son obligatorios. ... Ellos dicen que el paciente debe estar en la última fase, cuando el dolor lo está matando, para que ellos los suministren.

Lo más terrible del asunto no es que esto le esté pasando a esta mujer, en principio económicamente pudiente, que ya de por sí es terrible. Lo peor es lo que ella misma dice:

Si a mí me pasa esto siendo congresista, qué no le pasará al común de la gente.

Y es que no puedo dejar de pensar en esa gente humilde, sin ningún tipo de medios económicos, dejados a su triste suerte en materia de salud, de por ejemplo Bolivia, país que conozco personalmente.

Y lo peor, como dije en el texto anterior sobre otro tema, es que miro la dolorosa situación y no veo esperanza por ningún sitio. Lo cual lo hace aún más doloroso.

2 comentarios:

  1. ¿y los contratos para qué están?

    ResponderEliminar
  2. Sin duda es más barato. Quién dirige esa entidad promotora de salud, ¿una calculadora?

    ResponderEliminar