martes, 20 de enero de 2009

Obama, el sueño americano

"Si un hombre como Barack Obama ha podido llegar a ser Presidente de Estados Unidos, eso significa que en este país cualquiera puede llegar a conseguir la meta que se proponga". La frase la escuche la noche que ganó Obama la elección presidencial. No sé si es completamente cierta (hay algunas limitaciones que objetivamente son muy difíciles de superar), pero si no lo es está muy cerca de serlo.

Barack Obama nació de un padre extranjero negro y una madre blanca de clase media, y se crió sin padre desde que tenía dos años de edad, cuando el mismo abandonó a la familia. Tuvo una infancia complicada, entre Indonesia (con su madre y padrastro) y Hawai (con sus abuelos maternos). Eso le llevó a una adolescencia difícil, en la que consumió alcohol, marihuana y cocaína. Tenía todas las papeletas para ser, en el mejor de los casos, un personaje gris de la clase media, y en el peor un presidiario; como mucho, y siendo lo más optimista posible, un abogado del montón.

Pero su determinación le convirtió primero en un abogado procedente de la prestigiosa Universidad de Harvard, segundo en un líder comunitario de los negros en Chicago, tercero en un miembro del Senado de Illinois, y cuarto en un miembro del Senado de Estados Unidos. Finalmente esa determinación le convertirá dentro de unas horas en el Presidente de los Estados Unidos número 44.

¿Su determinación solamente? Claro que no. Sin duda alguna fue una parte fundamental el que este hombre con grandes sueños y una enorme determinación nació en Estados Unidos, un país donde casi cada sueño se puede convertir en realidad con esfuerzo y constancia.

4 comentarios:

  1. Es decepcionante ver, semana tras semana, el "lengueteo" que tienen algunos denominados "liberales" como usted y otros, a la hora de juzgar estos acontecimientos.

    Barack Hussein Obama es un hombre profundamente izquierdista. Hoy mismo, el New York Times habla de que su presidencia implica una expansion del Estado sin precedentes en los EEUU.

    Tampoco veo yo que tiene de "interesante" este hombre: un hombre que llego a la presidencia por puro marketing, por las mentiras de los medios de comunicacion al negarse a investigar su pasado oscuro, amen de sus conexiones ilicitas, y tantas otras cosas inquietantes.

    Le veo, francamente, obsesionado con este nuevo "Mesias", version Beduino.

    La inauguracion demuestra el poco respeto que tiene este hombre para el dinero de los contribuyentes.

    Un liberal no puede celebrar este gasto desorbitado.

    Supongo que para los incredulos como usted, ahora tambien curara a los enfermos y caminara sobre el agua.

    Menudo circo se ha montado -- y lo peor de todo es que la situacion va a empeorar...y mucho, con Barack Hussein Obama -- un hombre que no conocemos de nada, que jamas ha tenido su propio negocio, y que ha sido un fracaso en su propio estado de Illinois.

    ResponderEliminar
  2. Una de las cosas aque más me preocupan de Obama y ciertos asesores suyos es su posición ante el aborto.

    En general, creo que los 100 primeros días de gobierno nos revelarán alguna que otra sorpresa.

    Los nombramientos que ha realizado ya no nos hablan tanto de cambio como su campaña electoral...

    http://elrepublicanodigital.blogspot.com/2008/11/los-abortistas-toman-posiciones.html

    ResponderEliminar
  3. Tienes un premio en mi blog, el "Premio Blog Destemido", otorgado inicialmente por "Blog do Clausewitz".

    Ciñéndome a las condiciones que el creador del premio he entendido establece en su blog (pues al ser brasileño, está en portugués), el mismo está destinado a blogueros que defiendan valores conservadores o de la derecha liberal.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Espero sinceramente que obama lleve a usa a la ruina absoluta. Toda la basura humana del mundo se encuentra alla. Ojala se pudran.

    ResponderEliminar