domingo, 25 de enero de 2009

Obama sigue bien, ahora con Israel

Hace unos días señalé que Obama empezaba bien su andadura como Presidente de Estados Unidos, en el sentido de su respeto a los derechos humanos. Cabe añadir en ese mismo tema su decisión de acabar con la tortura, las detenciones ilegales, las cárceles secretas de la CIA, los traslados de presos a regímenes dictatoriales y toda otra forma de trato vejatorio a los detenidos en contra de los elementales principios humanitarios. Todas esas cuestiones han sido criticadas desde este blog, por lo que me alegro de su decisión.

Vale la pena destacar la frase de Obama cuando dijo "Vamos a intentar ganar esa guerra, pero lo vamos a hacer de acuerdo a nuestras normas". Así es. Como he dicho en varias ocasiones, nosotros no somos como ellos.

Pero también me alegro mucho de la decisión de Obama en otro frente completamente diferente, el de Israel. Para empezar, mencionar que la primera acción que tomó Barack Obama como Presidente de Estados Unidos al llegar al Despacho Oval fue telefonear al Primer Ministro de Israel, Ehud Olmert, lo cual es un gesto importante.

Pero había mucha expectación respecto a su postura pública respecto a Israel, sobre todo después del silencio que había mantenido sobre la cuestión durante toda la campaña militar de Israel en Gaza. Pues bien, el nuevo Presidente de Estados Unidos ha hablado, y no ha podido ser más claro:

Dejadme ser claro. América está comprometida con la seguridad de Israel y siempre apoyará el derecho de Israel a defenderse contra las amenazas. Durante muchos años Hamas ha lanzado cientos de misiles hacia ciudadanos israelíes inocentes. Ninguna democracia puede tolerar este peligro para su gente. No debe hacerlo la comunidad internacional y tampoco deberían hacerlo los propios palestinos, cuyos intereses sólo son defendidos mediante actos terroristas.

Impresionante. Sobre todo esa sorprendente última frase:

Ninguna democracia puede tolerar este peligro para su gente. No debe hacerlo la comunidad internacional y tampoco deberían hacerlo los propios palestinos, cuyos intereses sólo son defendidos mediante actos terroristas.

Cuatro puntos a destacar:

Uno, que Israel tenía no solo el derecho, sino la obligación a defenderse, porque no podía tolerar pasivamente que sus ciudadanos, civiles inocentes, fueran atacados impunemente por los misiles de Hamas, como dijo una frase antes.

Dos, que la comunidad internacional no puede tolerar esos ataques de Hamas a Israel. Ello implica no solamente condenar la barbaridad de que de hecho esa comunidad internacional casi ha exigido a Israel que no se defienda, sino animar a los países a que luchen activamente contra Hamas. No estarían de más medidas concretas, como el dejar de apoyar económicamente al gobierno terrorista de Gaza.

Tres, que los propios palestinos no deberían tolerar los ataques con cohetes a Israel. Ciertamente, ellos son responsables de esos ataques, por haber elegido como gobernantes a unos terroristas a sabiendas de que lo son, y por apoyar, implícita o explícitamente (normalmente más lo segundo que lo primero), esos ataques terroristas.

Cuatro, y lo que más me llama la atención, que hoy por hoy Hamas solamente defiende los intereses de los palestinos mediante actos terroristas. Se puede decir más alto, pero no más claro. Hamas no quiere negociar con Israel, solo atacar a Israel por medio del terrorismo. Y esa es su única forma de defender a los ciudadanos de Gaza. ¿Por qué los ciudadanos de a pie se lo consienten?

En fin, que muy bien por Obama en lo que respecta a Israel, al menos en el comienzo, que es simplemente excelente. Esperemos que si Israel necesita tomar medidas militares en algún momento de su Presidencia, Obama sepa seguir estando a la altura de las circunstancias.

2 comentarios:

  1. cuanta hipocresia, Sr. Palacios. ¿También piensa que Obama va bien con el tema del aborto? No se calle, y lo digo más bien por usted, supuestamente un defensor de "la vida" (sic)

    ResponderEliminar
  2. Los anteriores gobiernos norteamericanos siempre han mantenido su posición de aliados de Israel. Espero que el Gobierno de Obama cumpla con lo que dice.

    Hay cosas de Obama que me inducen a pensar que le gusta apelar a la demagogia. Entiendo que es lo que necesitan los políticos para ganar una elección. Sin embargo, sus primeras decisiones son contradictorias, y algunas, a mi criterio francamente demagógicas.

    Y la demagogia no es lo que conducirá a mantener una alianza con Israel. El mundo está contra Israel. Espero que, movido por este mundo, no cambie su parecer, y no utilice a Israel como moneda de cambio para ser aceptado por todo el mundo, incluyendo al musulmán.

    ResponderEliminar