viernes, 15 de abril de 2011

Ciertamente hay mucho peligro para Rajoy

Poco ha quedado en quedar confirmado mi pronóstico de que había peligro para Rajoy.

Y es que los datos de la encuesta de El Mundo son concluyentes: El PP ha pasado de estar instalado en unos cómodos 16 puntos porcentuales de ventaja sobre el PSOE a quedarse en unos preocupantes 7, que pone el dramático empate técnico y la imposibilidad de gobernar para el PP como una posibilidad real de aquí a once meses.

Esta es la opinión de Pedro J.:

En definitiva, lo que demuestra claramente el sondeo es el error garrafal que puede cometer el PP si piensa que puede ganar unas elecciones sin bajarse del autobús. Esperar a que el poder llegue por la desintegración política del adversario sería una opción -bien es verdad que pobre- si Zapatero fuera el candidato. Pero con otro cabeza de cartel, esta estrategia light puede que no dé resultado. Los asesores han recomendado a Mariano Rajoy, un político sólido y de convicciones, que no se mueva. Sin embargo, dormirse en los laureles no parece ser el mejor camino hacia el triunfo, de la misma forma que es todo un error presentar unas listas llenas de personas implicadas en asuntos de corrupción o no plantear reformas claras y precisas para el futuro del país, tanto en materia económica como en cuanto al modelo de Estado.

Y aquí está la de Losantos:

La encuesta de El Mundo prueba que nunca entró en el electorado de la Izquierda y puede salir del de la Derecha. El "manejo magistral de los tiempos" que sus publicistas achacan a Rajoy ha desembocado en una situación de ruina moral y desconcierto electoral.

Y a todo esto si el PSOE acaba eligiendo como candidata a Carme Chacón (una cara simpática y una trayectoria política sin aparentes debilidades), mucho tendrán que pelear en el PP para alzarse con el Gobierno (que, ojo, no es lo mismo que alzarse con la victoria electoral, porque podría tener ésta por la mínima y quedarse sin aquel).

Las elecciones generales no están ni mucho menos decididas. Y, dicho sea de paso, las autonómicas y municipales tampoco, en las que necesitan una clara victoria que les abra el camino para las siguientes. Lo dicho en otras ocasiones, un escenario apasionante como espectador.

1 comentario:

  1. Ya he comentado muchas veces aquí la opinión que me merece este PP de Rajoy. Creo que esta derecha nuestra, repito, está tan llena de complejos y de idiotas, que no merece la pena votar por ellos. Yo me identifico claramente con la ideologia liberal-conservadora y no me siento representado por esa panda de cobardes, jamás. Por lo tanto votaré en blanco y animo a todos a que hagan lo mismo. Este señor no llegará a hacer los verdaderos cambios que España necesita, si acaso hará dos o tres, y en versión light para no molestar. Cuando exista una Thatcher en España, o un verdadero líder, medianamente aceptable, volveré a votar por ese partido, o por otro semejante. Mientras tanto, los cagados a cagar, que es lo suyo.

    ResponderEliminar