jueves, 21 de abril de 2011

Siento auténtica indignación

El día 13 sueltan a un asesino de 22 personas y el día 19 revocan dicha decisión. En seis días lo blanco pasó a ser negro y lo negro blanco, corrigiéndose a sí mismos. Pero, claro, el fulano ha desaparecido.

Casi literalmente se me retorcía el estomago cuando me vi obligado a leer cosas como éstas:

Francia... La policía española ha investigado hoy si el etarra Antonio Troitiño estaba en el despacho de un abogado francés... Agentes policiales franceses tenían un dispositivo discreto de vigilancia a las puertas del despacho de su abogado... Algunas fuentes lo llegaron a situar en una localidad cercana, en casa de unos familiares... Fuentes del tribunal español confirmaron por la mañana que la orden de detención a Francia había sido cursada y que no ha sufrido ningún tipo de problema... Sin embargo, existen dudas sobre si la euroorden está ya en vigor, dadas las pegas para hacerla efectiva que ha puesto la justicia francesa... De momento, los funcionarios que están sobre aviso para la detención del etarra no han recibido la orden de detención internacional... El fiscal de Pau está poniendo pegas a la orden de la Audiencia Nacional, motivo por el que la Euroorden fue devuelta en primera instancia.

¡Por favor! ¡Pero si le tenían entre rejas y le han soltado! ¡Y ahora todo este espectáculo!

Los jueces que lo pusieron en libertad deberían ser expulsados de la carrera judicial por incompetentes en un caso tan serio como éste. Y enjuiciados por negligencia o lo que sea. Por no hablar de que la policía, o el CNI, o quien fuera debieron tenerlo vigilado todo el tiempo. Y no me vengan con las gaitas de Rubalcaba de que cuando un ciudadano no está inmerso en un proceso judicial la policía no puede vigilarlo. El sujeto estaba inmerso en un proceso judicial porque la decisión del tribunal se había apelado, y se estaba a la espera de que se decidiera sobre esa apelación. Y, además, para estas cosas está el CNI.

En fin, que estoy muy cabreado, porque esto es una auténtica barbaridad, donde todo apunta a que a este asesino de 22 víctimas inocentes le pueden haber regalado seis años de libertad. Y no quiero seguir escribiendo, porque si lo hago me temo que voy a acabar poniendo barbaridades de las que luego me voy a arrepentir. Y es que tengo que reconocer que este texto es uno de los que estoy escribiendo con más cabreo.

Tan solo deseo que las palabras de Trillo se conviertan en realidad:

"Desde el PP esperamos que se anuncie de inmediato la captura y el reingreso en prisión de Troitiño", ha subrayado Trillo.

Aunque soy pesimista al respecto (y deseo equivocarme). Y espero que si al final se confirma que este sujeto se ha esfumado sean verdad las palabras de Trillo de que "habrá que exigir graves responsabilidades". Porque una barbaridad tan grave no puede salir gratis, ni tan siquiera en España.

En fin, que ojalá muy pronto pueda escribir congratulándome de que este tipo esta detenido y en prisión. Ojalá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario