sábado, 23 de abril de 2011

El vergonzoso caso de la libertad de Koldo Hermosa Urra

Siguiendo el caso de Troitiño leo esto:

De ahí que la Audiencia haya aplicado desde entonces la interpretación del Constitucional y haya puesto en libertad en enero pasado a Koldo Hermosa Urra, que llevaba preso desde 1987, que estaba condenado por cuatro asesinatos -tres policías y una joven- y que debería haber salido de prisión en 2017.

Busco más información y me encuentro con esto otro:

Tras su arresto, la Audiencia Nacional le condenó el 11 de febrero de 1994 a tres penas de 28 años de cárcel por el asesinato de dos inspectores de policía y una mujer civil en el atentado contra el restaurante "Rancho Chileno" de Sestao, ocurrido en 1982. Además le impuso otras dos penas de 18 años más por sendos asesinatos frustrados. Una segunda sentencia, en 1997, le condenó a 30 años por el asesinato del jefe de la policía municipal de Baracaldo, José Aibar Yáñez, ocurrido el 30 de junio de 1982. Además, sumó otros 61 años por condenas en otras actividades terroristas sin víctimas mortales.

Los números, fríos pero reales, nos dicen que fue condenado a una suma de 211 años. De ellos cumplió poco más del 10%, es decir, 23 años y 6 meses (desde julio de 1987 hasta enero del 2011) y los jueces, generosos ellos, le regalaron 6 años y medio (ya que por la necedad de nuestros políticos en el gobierno hasta el 2003, ningún preso juzgado por asesinatos cometidos antes de esa fecha puede estar en la cárcel más de 30 años; en ese año Aznar lo elevó a 40 años; necedad, pero algo menor).

Los jueces del lado de los criminales. España, o el mundo al revés. Vergüenza.

ACTUALIZACION:

Me hago la misma pregunta que en el texto anterior: ¿Es casualidad o forma parte de las concesiones a ETA por la "tregua"? Porque estamos hablando exactamente del mismo caso de Troitiño. Lo que pasa es que al parecer con Troitiño se creó la famosa "alarma social" y por eso tuvieron que hacer ese teatro de dar marcha atrás pero dejándole escaparse. Lo dicho, una vergüenza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario