lunes, 24 de abril de 2017

Francia: los experimentos en casa y con gaseosa

Poco que comentar de la primera vuelta de las elecciones francesas, salvo que no va a haber sorpresas. El Partido Socialista se la pega, Los Republicanos no ha sobrevivido a la corrupción de su candidato y la extrema izquierda se va al cuarto puesto. Quedan en pie el centroizquierdista Emmanuel Macron (24%) y la ultraderechista Marine Le Pen (22%).

La segunda vuelta, en dos semanas, va a ser un auténtico paseo militar para Macron. Puede Le Pen obtenga la mitad de los votos que han ido al saco de Los Republicanos, pero aún así quedará con alrededor de un tercio del electorado. Lo demás, para su rival, que posiblemente gane por un margen de como mínimo 60-40 hasta un escandaloso 70-30.

Francia, a pesar de todos sus defectos, dice que los experimentos en casa y con gaseosa.

10 comentarios:

  1. Aunque en este caso parece que las cosas han salido según lo previsto, yo veo demasiados comentarios con mucho triunfalismo... Sobre todo después de lo de Trump, el Brexit,...

    De todas maneras, Lo que representa Le Pen sigue ahí. Ha ganado en mitad de los departamentos y con buenos números en ciudades de cierto tamaño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LO que pasa es que en la primera ronda el voto es muy dividido. En la segunda será la hora de la verdad. Y sí, hasta el rabo todo es toro, eso es verdad. Pero en principio desde el centro derecha a la izquierda deben votar a Macron todos juntos.

      Eliminar
  2. Un poco de aritmética electoral. Sumemos a Le Pen los votantes de los tres minoritarios de la derecha, de menos a más favorable al FREXIT, Lassalle, Dupont-Aignan y Asselineau: totalizan 2.463.139 votos. Sumados a los de Le Pen= 10.142.632
    Pasemos a los partidos tradicionales, mayoritarios en la Asamblea Nacional y así seguirá siendo en las futuras elecciones legislativas de junio (en Francia hay algo de separación de poderes y los electores sí pueden elegir a un representante político digno de tal nombre).
    El partido socialista de Hamon, traicionado por la presidencia Hollande, gran parte de los históricos del partido y hasta su contrincante en las primarias, el español Valls; a pesar de todo, apoyará mayoritariamente a Macron. Quizá la mitad o tres cuartas partes. Una cuarta parte de sus votantes quizá recuerde que Macron es el responsable de la reforma laboral (similar a la del PP en España) y que es firme partidario de la austeridad conforme a la “mística cifra” del 3% (propuesta en tiempos de Mitterrand). Si nos atenemos a eso quizá vayan a Le Pen entre 572.891 y 763.855 (cuarta o tercera parte de los votantes). Sumados a los de Le Pen: de 10.715.523 a 10.906.487 votantes potenciales.
    Con respecto a los conservadores de Fillon, después de pasar la vergüenza de seguir apoyando a Fillon a pesar de sus corruptelas, que por otra parte acreditan su “católico” apoyo a la familia (empezando por la suya), recordarán que Macron, es posible, que les baje los impuestos. No obstante, el votante conservador auténtico, que se ha mantenido fiel a Fillon, recordará que es un europeísta (que se rendirá a Alemania cuando pueda, sobre todo si Merkel sigue siendo canciller sabiéndose su devoción por las mujeres de cierta edad), un banquero a sueldo de los Rothschild (históricos especuladores contra la Nación francesa) y quién sabe si un sodomita (http://www.liberation.fr/france/2017/02/07/macron-gay-la-fabrique-d-une-rumeur_1546935; sin querer extender rumores y despreciando todo tipo de crítica a la vida privada de alcoba, sí lo destaco al poder ser relevante para el votante conservador francés) consecuentemente, quizá entre un tercio y la mitad se anime a votar Le Pen. Subtotal = entre 2.404.599 y 3.606.898. Sumados a los de Le Pen: de 13.120.122 a 14.513.385 votantes potenciales.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y llegamos a Mélenchon, apoyado, entre otros, por los comunistas. Dudo mucho que un votante suyo sea capaz de votar a un banquero. Dudo que apoyen un candidato bien visto por las organizaciones globalistas como la UE y la OTAN amén de todas las instituciones vinculadas al Imperio de los USA. No sería descabellado pensar que la mitad votará a Le Pen, quizá incluso los dos tercios. De 3.530.442 a 4.707.257 de votantes podrían pasar a Le Pen. Sumados a los que ya tiene: de 16.650.564 a 19.220.641 votantes potenciales
      Asumamos que los todavía más ideologizados si cabe votantes “anticapitalistas” de Poutou y Arthaud (627.010 votantes) se irán directamente a la abstención, voto nulo o en blanco antes de votar al banquero Macron o a Le Pen.
      Por otra parte, elijamos el supuesto más favorable a Le Pen y contabilicemos los votos de Macron sumados a los 2/3 de los de Hamon, la mitad de los de Fillon y un tercio de los de Mélenchon. 8.657.326 + 1.527.710 + 3.606.898 + 2.353.628 = 16.145.562 votos
      Ojo, que la cifra es inferior al cómputo del escenario pesimista antedicho sobre los realineamientos de los votantes a favor de Le Pen. En el escenario más optimista para Le Pen (19.220.641) Macron necesitaría sacar de la abstención a más de 3 millones de votantes. Se abstuvieron más de diez millones y medio de franceses y votaron nulo o en blanco casi 950 mil.
      Imaginemos que Wikileaks tiene un as bajo la manga y publica algún escándalo que penalice a Macron (ya lo han insinuado: https://francais.rt.com/france/33403-wikileaks-macron-clinton-email-assange) Imaginemos que los franceses recuerdan (les recuerdan) cómo fueron humillados al no respetarse su voluntad “democrática” y al acabar imponiéndoles una “carta otorgada europea” que habían rechazado en referéndum: 54.7% vs. 45.3% (https://en.wikipedia.org/wiki/French_European_Constitution_referendum,_2005)
      Realmente es posible una victoria de Le Pen. Yo desde Francia la veo incluso probable.
      ¿Será Francia la tercera nación que contradiga al “establishment”? Desde luego, tienen a la personificación del mismo encarnado en Macron. Demasiado peligrosa resulta la apuesta de los grandes medios y otros poderes fácticos franceses al haber aupado a Macron. Al desprestigiar a Fillon e impedir su paso a segunda vuelta, quizá le hayan puesto en frente a un candidato que pueda batir electoralmente.

      Eliminar
  4. Por si fuera de su interés, humildemente le cito un artículo escrito por un servidor:
    https://www.diariorc.com/2017/04/23/radicalismo-identitario-frente-a-la-globalizacion-neoliberal/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar del fárrago de cifras, que se hace un poco difícil de leer en varios comentarios, estoy de acuerdo en líneas generales con ese análisis. Hay muchos votos de Fillon que se irán a Le Pen, seguramente votos de Mélenchon también -ya que el programa económico ese similar- y empieza a haber políticos de LR que han expresado su apoyo a Le Pen.

      Demasiado triunfalismo veo yo, no sólo aquí, sino en el tono general de los medios.

      Eliminar
    2. Ahora mismo las encuestas están entre 60-40 (las más pesimistas) y 64-36 (las más optimista) para Macron. Estoy de acuerdo en que Fillon la hubiera ganado más fácilmente. La respuesta la tendremos en dos semanas.

      Eliminar
    3. Yo también espero que gane Macron, pero vistos los antecedentes de otros países, donde ya h ha ocurrido "lo impensable", los comentarios de lectores en varios medios franceses y, últimamente las declaraciones de una ministra del gobierno Sarkozy afirmando que "por supuesto" que apoyará a Le Pen y que en dos semanas pueden pesar muchas cosas, prefiero mostrarme más cauto. No creo en gafes, ni mucho menos, pero ya se le están buscando posibles escándalos a Macron para desprestigiarlo e insisto que dos semanas es tiempo suficiente para ello.

      Eliminar
  5. Supongamos un escenario más favorable a Macron:

    LePen + ProFREXIT + ¼ Hamon + 1/3 Fillon + ½ Mélenchon = 16.650.564

    Macron + ¾ Hamon + 1/2 Fillon +1/2 Mélenchon = 17.513.339

    Eso supone un 51.3% para Macron y un 48.7% para Le Pen.

    Nos movemos en un margen muy justo. Bastaría con que los votantes de los candidatos "anticapitalistas" y Cheminade se posicionaran con Le Pen contra la UE para que la balanza se desequilibrara a favor de la candidata del FN.

    Es obvio que la propaganda va a ser atroz. Le Pen y sus partidarios intentarán, a base de escándalos, desmovilizar a los votantes de Macron. Por el contrario, Macron y su abrumador apoyo mediático intentarán sacar de la abstención o el voto nulo/blanco a cuantos puedan para lograr "salvar el sistema".

    Lo peor para Macron es que muy probablemente ya haya recibido la casi totalidad de sus votos "naturales", los correspondientes a la clase alta y media-alta urbana. Aunque le apoyaran el resto de ricos (digamos la mitad de los votantes de Fillon) para consolidar sus posibilidades debiera acentuar su discurso "izquierdista" lo que podría espantar a los anteriores votantes de Fillon y no terminar de convencer más que aquéllos que votaron a Hamon.

    En fin, no cabe duda de que la propaganda durante estas dos semanas será incesante. Saben que el futuro de la UE depende de ello. Y aunque ganara Macron, nada hace sospechar que corregirá la dinámica actual. Seguiremos endeudándonos hasta que la burbuja explote.

    ResponderEliminar