martes, 11 de abril de 2017

Piotr Levashov

El nombre posiblemente sea desconocido para el amable lector, como lo era para mí hasta hace unos minutos. El sujeto en cuestión, ruso, fue detenido el viernes, cuando estaba de vacaciones en Barcelona, a petición de Estados Unidos, acusado por este país de interferir en las últimas elecciones presidenciales.

La noticia puede que no tenga mucho recorrido... o sí, si el fulano es deportado a Estados Unidos, donde podría cantar para rebajar una posible elevada pena. Veremos en qué queda la cosa.

4 comentarios:

  1. Veo que sigue con la cantinela de la "interferencia" en las pasadas elecciones presidenciales, esa teoría conspiratoria ideada por los afines a Killary Clinton para deslegitimar la elección de Trump.

    Ahora supongo que los "pressitutes" encargados de mantenerla viva en USA estarán confundidos tras el ataque (ilegal) perpetrado por Trump a la República Árabe de Siria.

    Supongo que el sujeto robaría dinero y poco más. Nada relevante pero sigamos con dando hilo a esa cometa. Algún día, se la llevará el viento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ser una "teoría conspiratoria" la verdad es que está bien montada de narices.

      Eliminar
  2. Basta con que los "presstitutes" de guardia repitan la misma majadería cada vez que mentan a Rusia y en la mayoría de la población, sin tiempo ni ganas de informarse, cala la idea de que es un hecho cierto. Creo que fue Goebbels el que ideo esa estrategia comunicativa.

    Creo que para cualquiera que se enfrente al asunto sin prejuicios es claro que todo es una "teoría conspiratoria" puesta circular como excusa de mal perdedor (Killary Clinton).

    Y ha tenido semejante repercusión mediática porque se han encargado de amplificarla los mismo medios que apoyaron ciegamente a la citada "mala perdedora". Es decir, la casi totalidad del espectro mediático del mundo occidental.

    Así de simple. Y por ello, y muchas otras cosas del mismo cariz, la respetabilidad del periodismo sigue hundiéndose.

    ResponderEliminar
  3. Al respecto de la "mala perdedora", va a publicarse un libreo, seguro que también es una "interferencia rusa".

    http://www.zerohedge.com/news/2017-04-12/new-book-reveals-inside-details-hostile-clinton-campaign-we-got-ass-chewing

    ResponderEliminar