jueves, 17 de julio de 2008

Asco me produce la ley

Siempre que veo cosas como ésta siento la misma sensación, repugnancia:

La Audiencia de Tarragona ha condenado a 18 años de prisión al joven que mató al hijo de su pareja, de 11 meses, porque le hizo perder una partida al juego 'Mortal Kombat' de una videoconsola.

La misma pregunta de siempre: ¿A qué juegan? ¿Es una burla o qué? Estamos hablando de asesinar a un inocente bebé de menos de un año. Este sujeto debería ser condenado a cadena perpetua, punto. Pero la "justicia", es decir, la legalidad vigente, que está muy lejos de ser justa, le condena a 18 años de prisión. Terrible sería que solamente pasase en la cárcel 18 años, pero es que mucho me temo que va a estar en ella bastante menos de esa cifra.

Y, además, valorar la vida de una persona en únicamente 95.000 euros es añadir barbaridad sobre barbaridad.

Estamos viendo como en España la ley (que no la justicia, porque tal no existe) siempre defiende al delincuente sobre la víctima, lo que se convierte en espantoso cuando es la defensa del asesino sobre el asesinado.

Sinceramente, no me lo explico, y menos me explico como una sociedad, la española, permanece callada ante este tipo de aberraciones judiciales. Asco, mucho asco es lo que siento.

11 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo.

    Personalmente preferiría que estos monstruos murieran, pero como segunda mejor opción, cadena perpetua.

    Y además, que en la cárcel trabajen para mantenerse, porque encima están ahí "a la sopa boba", teniendo que mantenerles los demás (incluidas sus víctimas) con nuestros impuestos y pagando su manutención, atención médica, y todos, absolutamente todos sus gastos.

    Es algo sangrante.

    ResponderEliminar
  2. Amigo José, no seré yo quien me niegue a que este personaje no cumpla la pena intacta; pero hay una pregunta que siempre me hago en estos casos ¿el caballero en cuestión de quien es hijo? Sospecho que es un caso más de familia monoparental (por supuesto femenina).

    Ya sabes, el feminismo en esto se calla por aquello del dogma feminista de que “los hijos son de quienes los paren”. En otras palabras la destrucción feminista de la paternidad no está saliendo muy cara a la sociedad. Y estoy de acuerdo con la anterior anónima cuando expresa que estamos artos de pagar estos desmanes con nuestros impuestos, sobre todo los que van a parar a las familias monoparentales femeninas para que al final tengamos estos resultados.

    Siempre he afirmado que el feminismo es la mejor escuela de machismo ¡que bien les viene a esos padres irresponsables alabar el dogma feminista de que “los hijos son de quienes los paren! ¡Que bien les vienen a las feministas estos casos para legitimar con ellos que hay que seguir aumentando hasta el infinito las ayudas a las mujeres solas con hijos!... por supuesto a nuestra consta.

    Detrás de una conducta monstruosa como la de este chico, hay décadas anteriores de irresponsabilidad paterno-materna, y sobre todo sociopolítica... de una ideología feminista la cual tiene como objetivo la destrucción de la paternidad.

    Recibe un cordial saludo

    Pablo el herrero

    ResponderEliminar
  3. silla electrica que la carcel es muy cara

    ResponderEliminar
  4. Pasará en la cárcel unos 10 años. De todos modos y sin conocer el asunto en profundidad, pienso que este tío debe estar mal de la cabeza y eso sería un atenuante.

    ResponderEliminar
  5. Pasaría 10 años si le hubiesen condenado a 30. Lo máximo. En este caso, un tercio de la condena, que puede ser 6 años, pasando desapercibido. A partir de esa fecha puede ir pidiendo los permisos. El primero se lo niegan, por defecto, y el segundo… dependiendo del juez.

    ResponderEliminar
  6. Tened en cuenta que si el bebé hubiese tenido 15 meses menos, y a través de alguno de los coladeros, matarlo no hubiese supuesto nada...

    ResponderEliminar
  7. Claro, y si hubiera sido un medio bebé, un espermatozoide, habría supuesto menos.

    ResponderEliminar
  8. Tal vez en España la Ley defiende a los delincuentes sobre las víctimas porque la mayoría de los ciudadanos son delincuentes.

    En este país se admira a los que se hacen ricos robando. Cuanto más ricos más se les admira. Se imponen medallas y premios a los tipos más despreciables. Vivimos en el paraiso de la especulación. Casi todo el que puede hacerlo se escaquea en su trabajo (o de trabajar), defrauda a Hacienda, se cuela en las colas, malgasta los recursos (que son de todos), etc. La mayoría de la gente mira sólo por lo suyo sin importarles lo que les ocurra a los demás.

    Resumiendo: vivimos en una sociedad de criaturas tremendamente egoístas y nuestras leyes son una consecuencia natural de ello.

    Y así nos va.

    ResponderEliminar
  9. La ley en España es garantista y reinsertadora. En román paladino eso quiere decir que se protegen exquisitamente los derechos de los criminales, y se desprecia e insulta a las víctimas. Todo muy progre.

    Hablar de Castigo a los crímenes es una actitud facha, y defender a la Sociedad de los delincuentes no le anda muy lejos; de lo único de que se trata es de favorecer la reinserción del criminal en la Sociedad, para que tenga la oportunidad de repetir sus crímenes (veánse los violadores en serie o los atracadores multireincidentes)

    Lo que me extraña es que ante esa dejación de la Justicia Oficial, las víctimas no se la tomen por su mano, ya que no parece haber otra digna de ese nombre. Supongo que entonces les tendrían que aplicar al menos los mismos atenuantes que a los delincuentes iniciales. ¿O no? . ¿Caería sobre ellos todo el peso de la ley por ser vengativos?

    ¿Alguien se imagina a los protestante del Ulster resignándose a los crímenes del IRA sin defenderse? Para alcanzar la Pazzzz (como en Irlanda del Norte) primero tiene que haber una guerra, y eso es cosa de dos partes. Aquí los crímenes son unilaterales y salen muy baratos. Y lo mismo vale para los delitos comunes, incluso los más atroces.

    ResponderEliminar
  10. Yo digo que no hay (ni habrá) justicia hecha por la mano del hombre en este mundo para castigar a los verdugos y darles escarmiento, hasta que no se le de a la vida de un ser humano el valor que se merece.Es espantoso ver cada día en los medios de comunicación estas demostraciones de la crueldad humana y de la falta de sensibilidad, de la justicia vigente, para con las víctimas de estos verdugos.Esto da asco e impotencia ver como unos monigotes con togas se dejan seducir por abogados del diablo y por peritos mentales que se fundamentan en una ciencia de porcentajes y probabilidades que anula toda lógica del razonamiento humano.Una ciencia psiquiatrica, todavía en pañales, que confía en el arrepentimiento de una mente perturbada, enferma y que es capaz de engañar a los sentidos del mas avispado miembro del gremio.

    ResponderEliminar
  11. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero no podemos olvidar que la culpa no es del Juez sino de la Ley.

    Los jueces solamente aplican la Ley, y si la Ley no nos gusta, cambiemosla... para eso tenemos un parlamento y parlamentarios.

    Al final, estas barbaridades son responsabilidad de todos, ya que cada cuatro años elegimos a nuestros representantes y legisladores.

    ResponderEliminar