miércoles, 23 de julio de 2008

Partidocracia en España (23): Canarias 2007

Otro claro caso de falta de democracia y de apaño partidocrático a espaldas de los ciudadanos es el de las Islas Canarias. He aquí los resultados:

P. Socialista Obrero Español (Juan Fernando López Aguilar) 318.030 34,72% 26
Partido Popular (José Manuel Soria) 223.165 24,37% 15
Coalición Canaria - PNC -AHI (Paulino Rivero) 213.986 23,36% 19

Es evidente que si existiera democracia real en España una segunda vuelta entre Juan Fernando López Aguiler (PSOE) y José Manuel Soria (PP) debería haberse llevado a cabo. Bueno, pues en vez de eso, los partidos políticos (PP y CC) eligieron a ¡Paulino Rivero (CC)!, como Presidente; es decir, al tercero y menos votados de los que tienen representación parlamentaria. Hay que añadir, además, que PP obtuvo menos escaños que CC, pero más votos, lo que demuestra que no todos los votos valen lo mismo. Sea como fuere, en función de las alianzas entre partidos políticos, cualquiera de los tres líderes hubiera podido ser elegido Presidente.

Como conclusión, una decisión totalmente partidocrática y antidemocrática. Color rojo, pues.

España, partidocracia (serie)

1 comentario:

  1. Partidocracia, sí, pero además es que los tres partidos que obtuvieron representación en el Parlamento de Canarias en las elecciones autonómicas de 2007 (nombrados en este artículo de opinión), ¡los tres!, han estado a favor de modificar el sistema electoral de Canarias cuando más les ha convenido e igualmente lo han rechazado cuando la expectativa de victoria electoral era posible.

    Se trata de un sistema de representación proporcional, dotando de mayor carga política a las "islas menores" o periféricas (Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, La Gomera y El Hierro), a través de la denominada "triple paridad", para evitar su histórico abandono político por parte de las "islas mayores" (Gran Canaria y Tenerife), en donde se concentraba el poder político.

    Este es un clamoroso ejemplo de anteposición de los intereses de partido sobre los intereses generales de la sociedad canaria.

    ¡Un atropello!

    Los canarios, paradójicamente, continúan sin reclamar lo que les corresponde: un Parlamento con diputados decentes.

    ¡No más demagogia, por favor!

    ResponderEliminar