viernes, 25 de julio de 2008

El pasado de Rosa Díez

Lo que leo sobre Rosa Díez es fuerte. Por eso busco otra fuente de información que lo confirma:

En su último discurso como secretario general del PSOE extremeño, Rodríguez Ibarra aseguró que el PSOE tomó la "decisión de salir del gobierno porque era inmoral permanecer allí", a lo que añadió que "la única en oponerse fue Rosa Díez". También criticó a la actual líder de UPyD porque, sostuvo Ibarra, la ex política socialista "no fue a ningún funeral de ninguna víctima de ETA" durante los "siete años" que estuvo de consejera de Turismo del País Vasco.

Sí, sé que el personaje no es muy de fiar. Por eso voy al blog de Rosa Díez y leo esto:

Afirmó --como argumento de "descalificación" hacia mi persona-- que: "Rosa Díez no asistió ni a un sólo funeral de una víctima de ETA mientras fue Consejera del Gobierno Vasco". Y se quedó tan ancho. Le faltó proclamar que Cáceres es puerto de mar y que a José Tomás jamás le cogió el toro. Las tres aseveraciones son, a la luz de la verdad, igualmente insostenibles.

Y no hay más. Es decir, niega la segunda afirmación de Ibarra sin aportar más datos, e ignora completamente la primera.

Preocupante. ¿Estamos ante una mujer realmente sincera o ante una política que intenta pescar en río revuelto? Hace poco hubiera afirmado categóricamente que lo primero, pero hoy tengo que decir que no lo sé.

Sobre el asunto de las ikastolas, no digo nada, porque no he podido leer nada en otra fuente. Si consigo algo más lo traeré por aquí.

6 comentarios:

  1. La primera afirmacion no es demostrable sin las minutas internas (que pueden haber sido manipuladas) del PSOE.

    LA segunda puede ser negada gracias a las hemerotecas y los archivos de los periodicos.

    Si la segunda resulta ser una mentira entonces tenemos razones de dudar de la primera.

    ResponderEliminar
  2. Yo sólo sé que la que ahira reniega de todo lo vasco, hace años, cuando más dura era la actividad de ETA, cuando más asesinados caísn decía aquello de Ven y cúentalo. Ahora, aunque la situación es mala con los fascistas de eta haciendo de las suyas la situación no es ni la mitad de mala

    ResponderEliminar
  3. Esto no es un tribunal de la inquisición. Me gustan los libros de Pío Moa, aunque este fuera del GRAPO. Me gustan las cosas que dice Aznar, a pesar de su pasado de Falange Auténtica o de centrismo azañista. Y qué decir del ex maoísta Federico.

    Vamos, que me encanta lo que dice Rosa Díez, aunque ella fuera menos beligerante con el nacionalismo.

    ResponderEliminar
  4. @ Palacios

    No me gusta poner la mano en el fuego por nadie y en este caso tampoco lo voy a hacer.

    Pero dos aclaraciones: lo de los militantes de Cataluña es un tema muuuuy profundo, puesto que los odios que allí hay parten desde la época de Ciutadans. Te puedo asegurar que mucho de lo que se dice de lo que allí sucede es falso, y es producto de una guerra interna entre gente que se conoce entre sí y que se odia a muerte. Supongo que llegado el momento, la dirección nacional tendrá que meter mano.

    Sobre lo de Rosa... pues era otra época y otras circunstancias. Poco sentido tiene preguntarse si es cierto que la mujer se opuso a salir del Gobierno vasco puesto que va a ser imposible de comprobar. Además, supongo que a nadie se le puede pasar por alto que el PSOE va a hacer lo que pueda para desacreditarla, y eso incluye inventarse cosas sobre su pasado y manipular sucesos de su carrera política.

    No me fiaría demasiado.

    ResponderEliminar
  5. La primera afirmación es cierta: Rosa no quería abandonar el Gobierno de Ardanza a pesar de que había pruebas claras de las negociaciones del PNV el mundo del "MNLV", en lo que serían los primeros tanteos que acabarían en Lizarra. Tengo entendido que por este tema se enfrentó a Nicolás Redondo.

    Pero bueno, yo creo que , si no lo ha hecho explícitamente, ella debe ser consciente de que cometió un error político y eso no invalida su trajectoria ¿O es que Ibarra no ha cometido nunca un error político?

    Respecto a lo segundo me parece pura chafardería: no se puede negar que Rosa diez ha estado siempre en primer lugar en defensa de las víctimas y ella misma se ha jugado la vida y se la sigue jugando.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto que UPyD ha de ser coherente y tener una organización interna democrática, pero no entiendo como tenemos dos "grandes" partidos que no han sido ninguna de las dos cosas nunca, y se critica tanto a este que está empezando ahora.

    Ya veremos el futuro lo que dice, pero entiendo que estas tensiones internas son, como se ha apuntado, criticas de los que no logran sus objetivos y ambiciones dentro del partido, cosa que lógicamente no puede ocurrir en el resto de los "grandes" ya que está todo fuertemente atado y con una jerarquía que no deja mover ni un milímetro.

    Cuando se empieza, no tiene sentido ser democrático hasta este extremo, no ha sido así nunca, dicho sea de paso ya que la situación de partida es precisamente la de ausencia de democracia. Todo ha de partir de una decisión, de una iniciativa básica y firme que defina la organización, y "rompa" cualitativamente con lo que hay. De otra forma podría salir cualquier cosa diferente a la de defender la democracia en el sistema político.

    Saludos

    ResponderEliminar