lunes, 28 de julio de 2008

Obama no es Zapatero

La reciente gira internacional del aspirante y favorito a la Casa Blanca Barack Obama ha demostrado por qué Estados Unidos es un gran país y lo seguirá siendo. El más izquierdista Presidente de Estados Unidos (si consigue serlo) desde Kennedy ha dejado claros cinco pilares de la política exterior estadounidense: Apoyo incondicional a Israel, freno a las actividades nucleares de Irán, retirada parcial y organizada de las tropas de Iraq, reforzamiento de la lucha contra Al Qaeda en Afganistán, y profundización en las relaciones con los aliados europeos.

Nada de bandazos, ni de triples saltos mortales sin red. Los cambios (que los habrá) se harán en la política interna de los Estados Unidos. Pero la política exterior del país será, salvo pequeños matices, prácticamente la misma.

Qué diferencia con nuestro Presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que cuando llegó puso patas arriba la política exterior española. Sacó las tropas españolas de Iraq precipitada y desorganizadamente, ofendió y se distanció de Estados Unidos, y se acercó a regímenes dictatoriales de la catadura de Cuba y Venezuela.

Por cierto, que los países que ha visitado Obama han sido Israel, Jordania, Afganistán, Iraq, Alemania, Francia y Gran Bretaña. ¿Notan cuál es uno de los que no ha visitado? "Ni falta que hace" dirán muchos. Bueno, pues nada, que sigan inventando ellos. Y así nos va.

No, decididamente Obama no es Zapatero. Y, claro, Estados Unidos no es España. Porque para que un país sea grande una de las condiciones es que la política exterior sea prácticamente invariable independientemente de quien lo dirija, y que si ha de haber cambios, que los mismos se hagan de forma paulatina y no bruscamente. Por eso, como dije, Estados Unidos es un gran país, y lo seguirá siendo. Y por eso España... está donde está.

2 comentarios:

  1. Absolutamente de acuerdo. Por opinar de este modo me hab llamado fascista pro yankee tantas veces, que acabaré por creerlo. :)

    ResponderEliminar
  2. Como Zapatero hay pocos, y en EEUU, menos. De todas formas, si Obama gana las elecciones, creo que será uno de los peores presidentes de EEUU y será un paso en la dirección equivocada. Tiene un puntito zapateril, en aquello del buen rollito y poca sustancia, en caer muy bien al personal sin que siquera sepa porqué.

    ResponderEliminar