jueves, 9 de marzo de 2017

"¡Amo a WikiLeaks!"

Seguimos con el bocazas de la Casa Blanca, que al parecer está "extremadamente preocupado" por las nuevas revelaciones de WikiLeaks. Claro, ahora le toca a él probar la medicina, y parece que no le gusta. No es lo mismo que cuando las revelaciones le beneficiaban, momento en que llegó a exclamar un vomitivo "¡Amo a WikiLeaks!" Y la historia no ha hecho nada más que empezar, mister Trump.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada