viernes, 10 de marzo de 2017

"Me las puede tocar por un dólar"

Hace ya bastante tiempo, en Miami, un cubano, allá por la sesentena de años, me contó una historia que le pasó en uno de sus viajes a la isla.

Estaba conduciendo un automóvil (no recuerdo si prestado o alquilado) con la ventanilla bajada, cuando en una parada en un semáforo en rojo, a plena luz del día, se le acercó una muchacha de no más de catorce años, que con toda determinación se alzo el suéter que vestía, dejando completamente visibles sus senos, y diciéndole al sorprendido visitante: "Por un dólar me las puede tocar." Mi interlocutor, un hombre completamente serio, rechazando el ofrecimiento sacó de su cartera un billete de veinte dólares y se lo dio a la muchacha, diciéndole: "Anda, toma el dinero, vete a tu casa y deja de hacer esto".

Esa es la Cuba de hoy, la de la dignidad comunista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada