jueves, 28 de julio de 2016

"Arderéis como en el 36"

Me vino a la mente cuando leí lo del brutal asesinato del sacerdote católico francés por fanáticos musulmanes, pero no quise escribir en caliente. Son los "amigos" (tal vez sobran las comillas) asesinos de los que se niegan a condenar el yihadismo en algunos lugares, de los que están tan solo como observadores en el pacto antiyihadista, de los que se sientan a la mesa en fiestas religiosas musulmanas machistas. Son los que escribieron (y tal vez escribirán) la aterradora frase que da título a este texto en la fachada de iglesias católicas. Hace dos días, en Francia, la iglesia no ardió, pero al anciano párroco le degollaron. Aún recuerdo el terrorismo etarra. Unos asesinaban, otros callaban, la sociedad miraba para otro lado. Estamos viendo lo mismo pero a otra escala, posiblemente más peligrosa, porque aquello fue a nivel autonómico, mientras que esto es, por ahora, a nivel nacional. Espero que, por muy desquiciados que estén algunos votantes (muchos me temo), acaben por entrar en razón. Espero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario