sábado, 8 de abril de 2017

"El triimputado ex alcalde de Navalcarnero compró 4 destructoras para eliminar miles de documentos"

Uno no entiende ciertas cosas de la política española (bueno, ciertas no, muchas). Entre ellas está que no esté penada (y severamente) la destrucción de documentos en dependencias oficiales. Este tipo debería estar ya en la cárcel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario