miércoles, 21 de septiembre de 2005

El nuevo estatuto valenciano rechazado por los socios del Gobierno

Curiosamente, ni uno solo de los socios del Gobierno apoyó el nuevo estatuto valenciano. IU votó en contra, ERC se abstuvo y BNG (socio de los socialistas en Galicia) también se abstuvo. Todos ellos, por supuesto, por considerarlo demasiado poco.

Con estos truenos, ¿cómo no se va a decir que el Gobierno de España se apoya en grupos separatistas? Y es que, al menos en esto, España es diferente. Peligrosamente diferente.

2 comentarios:

  1. Lo raro y lo que hace a España "diferente" no es que los socios del Gobierno tengan distintas ideologías y programas, ni que sus voces sean plurales, sus valoraciones políticas diferentes y sus votos discrepantes ante el Estatuto valenciano (y ante otras cuestiones, claro): simplemente, estamos muy poquito acostumbrados a todo eso que constituye, en realidad, la esencia de la democracia. La época de la "adhesión inquebrantable" al líder, el pensamiento único y la ecolalia al dictado de "la voz de su amo", felizmente, es historia. Lo raro (y lo que sorprende que no comentes, extrañado) es que el PP haya pasado de decir, reiterada y solemnemente, que no había que tocar ni una coma a los estatutos y, sin embargo, haya acordado con el PSOE (¡Satanás!) la reforma del valenciano y haya votado a favor en el Congreso (aunque un desabrido y descortés Zaplana no haya aplaudido). ¿No te parece que esto sí es verdaderamente "rwaro", chiquitín?. Debe de ser que no has pensado demasiado hoy (tampoco), antes de escribir tu post. Gracias a mi comentario (de nada, a mandar), probablemente habrás caído en la cuenta de tu imperdonable despiste y, tal vez, mañana nos deleites, al fin, con un nuevo post realmente recio, patriótico, falangista, titulado "El PP inicia, junto al PSOE, el desmantelamiento de España". (Si no es mañana, será otro día pero, a eso, llegaréis: lo vuestro es de psiquiatra). Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Lo que no es aceptable es "tocar" la Constitución por la vía de los hechos consumados de los estatutos.
    Los estatutos, por otra parte, han sido retocados ya muchas veces con sentido común.

    Pero los que sí quieren el desmantelamiento de España porque la solidaridad e igualdad les produce sarpullidos, llámese ERC, la conciencia poética del PSOE, se abstienen porque como todo separatista que se precie, también son expansionistas, y además de querernos imponer a todas las administraciones españolas, incluidos a los de Cuenca, el uso de la lengua catalana, consideran Valencia parte de sus "países catalanes".

    Ellos pueden oponerse y abstenerse, pero que nadie ose oponerse a su estatuto catalán, porque arde París, se rompe la baraja, y todos a las urnas. Estos tíos sí que comprenden lo que es la diversidad, y el respeto a las opiniones distintas. Hemos mejorado mucho desde que el ideólogo en Expaña es un mostacho guardiacivilesco nacionalista.

    ResponderEliminar