jueves, 29 de septiembre de 2005

Los presos etarras como moneda de cambio

Si ETA da el paso decisivo, el Gobierno dará todos los necesarios. Son palabras de Zapatero. ¿Y cuáles son esos necesarios pasos de los que habla el Presidente? Buena pregunta, pero a la que no hay respuesta, al menos por ahora, porque como casi siempre esta vez también el inquilino de La Moncloa se mueve en la ambigüedad calculada y las palabras rimbombantes pero carentes de contenido real.

En cambio yo, que intento ser siempre lo más claro posible, quiero aprovechar la circunstancia para expresar mi punto de vista sobre el tema, el cual va a continuación.

Y es que desde hace tiempo mucho se está hablando y escribiendo sobre el tema de la negociación, conversaciones, diálogo o lo que sea entre el Gobierno de Zapatero y los asesinos de ETA. La realidad es que la sociedad española está completamente harta del terrorismo, y el deseo de la inmensa mayoría de los españoles es que esa lacra llegue a su fin. ¿Qué debería pasar, por lo tanto, para que el terrorismo etarra se acabara de una vez por todas? Debemos asumir que va a ser imposible que un buen día la cúpula etarra haga público un comunicado en el que anuncia que deja el terrorismo, y punto. Simplemente eso no va a pasar.

Por lo tanto, en buena lid, algunos pasos previos deben darse para que finalmente el deseado fin del terrorismo suceda. ¿Cuáles? Estos son en mi opinión:

1. ETA declara una tregua.

2. El Gobierno permite la reagrupación de los presos etarras en las cárceles vascas.

3. Se dialoga con los terroristas sobre la generosidad de España hacia los etarras, tanto para los presos como para los libres.

4. ETA declara que renuncia al terrorismo, entrega las armas, y garantiza que no aparecerá un grupo escindido que siga asesinando.

5. Se aplican las medidas de generosidad hacia los etarras, tanto los encarcelados como los que están en libertad.

Debe quedar claro que esos son los pasos que yo defiendo, y que en ningún momento debería haber concesiones políticas de ningún tipo, ni explícitas ni escondidas.

También tengo claro que la reagrupación de los presos etarras en cárceles vascas debería producirse después de la declaración de la tregua etarra y nunca antes. Por otro lado, si ETA después de declarada la tregua la rompiera, el Gobierno debería volver de nuevo a la política de dispersión de los presos etarras por toda la geografía nacional (a ser posible a las islas).

Lo que yo defiendo es que el Gobierno utilice a los presos etarras como moneda de cambio para que ETA abandone definitivamente el terrorismo. Y de concesiones políticas, repito, nada de nada. ¿Lo hará así el Gobierno socialista de Zapatero? Ojalá, pero lo dudo mucho.

2 comentarios:

  1. Y la ETA se quedara contenta sin Navarra y la parte francesa que reclaman?
    Vamos hombre!
    Y sin la parte de cantabria? y sin la rioja?
    Estamos de guasa o que?
    Y que decir de su planteamiento de democracia castro-stalinista?

    Mira: la solución es
    1) Se rinden
    2) El PNV ilegal por racista
    3) Democracia en vascongadas
    4) Pena de muerte para los que, aparte de ser convictos, hagan alarde (confesos, pues) de sus crimenes.

    Manteniendo el Estado de Derecho (aunque le joda a Don Peces)

    ResponderEliminar
  2. Sí, yo creo que con la pena de muerte ya se avanzaría algo.

    ResponderEliminar