jueves, 7 de febrero de 2008

La autofinanciación de la Iglesia Católica (y de todos los demás)

Dice José Blanco que deben darse pasos en la dirección de la autofinanciación de la Iglesia Católica. Estoy de acuerdo. Bueno, se queda corto. Debería establecerse por ley que las confesiones religiosas deben estar financiadas por sus miembros; y en el caso de que se mantenga la famosa casilla en la declaración de la renta (que yo soy contrario, pero sea), que el Estado le dé a las confesiones esa cantidad, y ni un euro más.

Lo triste es que el PSOE y el Gobierno tengan que salir diciendo esto, que es obvio, en función de un acto de venganza por la posición tomada por los líderes católicos contra ellos.

Y, añado, esa autofinanciación debe aplicarse a todas las confesiones religiosas. Católicos, evangélicos, judíos y... musulmanes. Que ya está bien de darle subvenciones a los islámicos porque le hacen el juego al Gobierno.

En fin, que ojalá se lleve a cabo, y se aplique a todos por igual. Mucho me temo que al final no sucederá, y se quedará en palabras, como viene sucediendo a lo largo de estos últimos ya casi treinta años.

15 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Es más: si la religión es cosa particular, la actividad comercial, o la lúdica, también. Retirada de subvenciones a grupos de titiriteros, empresarios oportunistas, salvavidas con el dinero de otros y demás ONG's ya!

    ResponderEliminar
  2. En esto estoy de acuerdo, pero los de la Red Liberal-Parroquial se te tirarán al cuello.

    ResponderEliminar
  3. Y a los partidos políticos y sindicatos

    ResponderEliminar
  4. No creo ser el único cristiano que esté de acuerdo contigo, José. Es más, si entramos en el debate de fondo, creo que sería un revulsivo para la Iglesia, y me gustaría que la propia jerarquía se atreviera a dar el paso de emanciparse del estado antes de tolerar por más tiempo este juego ofensivo de amenazas veladas y coacciones.

    Un saludo.

    PD: Luis, estoy totalmente de acuerdo en que las asociaciones se mantengan a sí mismas, pero, cuando hablas de retirada de subvenciones, ¿incluyes también la eliminación de todos los fondos para proyectos de desarrollo, etc?

    ResponderEliminar
  5. Pongo (con sumo gusto) la cruz para la Iglesia Católica. Estoy en contra de que se financie de esta forma ya que eso implica que parte de mis impuestos vayan a una organización “privada”; cosa distinta sería que el hecho de poner la cruz incrementase mis impuestos en una cantidad que fuera a la Iglesia Católica. Si uno hace el cálculo de lo que abona (el 0,52 % de lo que se paga por IRPF) preferiría abonarlo en efectivo o por domiciliación bancaria. Ese mismo procedimiento (en efectivo o por domiciliación bancaria) preferiría que se utilizase también, por supuesto, para Organizaciones NO Gubernamentales, sindicatos, partidos políticos y cualquier tipo de subvención a empresas (aunque se dediquen a hacer películas que nadie ve).

    ResponderEliminar
  6. ¿De qué otra forma, que no sea por aportaciones voluntarias, deben financiarse cualesquiera asociaciones? Que se autofinancie la Iglesia Católica y demás confesiones. Y los sindicatos, y los partidos, y las ONGs y los productores cinematográficos y los productores teatrales...

    ¿Quién se opone a que las Iglesias, y los sindicatos, se financien con contribuciones voluntarias?

    ResponderEliminar
  7. En la Red Parroquial no creo que algunos, y digo algunos, estén de acuerdo con eso. Siguen las directrices de su iglesia, de su parcialidad ideológica o secta, y ésta quiere financiación pública y clases de religión cristiana evaluables y obligatorias.

    ResponderEliminar
  8. Visto lo visto, parece razonable pensar que cualquier asociación, sindicato, partido político, ONG, religión se autofinancie, no?

    Aunque tal vez, con este tema haya muchas personas que viven en la marginalidad que se verán afectados y NADIE va a hacer nada por ellos.

    La iglesia católica, desarrolla una labor social más allá de la educación religiosa... o no?

    En ocasiones pienso que no sé si es más justa la autofinanciación de la labor social (no religiosa) que realiza la iglesia católica o la supuesta labor de los sindicatos y partidos políticos.

    ResponderEliminar
  9. Un dato histórico que puede estar relacionado: en Alemania las religiones se financian prácticamente con exclusividad de las crucecitas que se ponen en el impuesto de la renta (y no es como en España que te quitan el dinero y dependiendo de dónde pongas la cruz va a unos o a otros): en Alemania si se te ocurre poner la cruz, te empluman alrededor de un 4% adicional.
    Bien, pues esta separación de la financiación la introdujo Adolf Hitler.

    ResponderEliminar
  10. En ocasiones pienso que no sé si es más justa la autofinanciación de la labor social (no religiosa) que realiza la iglesia católica o la supuesta labor de los sindicatos y partidos políticos.

    ¿Cuál es la labor social de los sindicatos?

    Me parece que expuestos a la libre competencia, los colegios católicos competirían bastante bien con otras ofertas y, principalmente, con la muy destruida enseñanza pública. Pensando que el Estado garantice la enseñanza para todos, la más liberal de las soluciones posibles, el cheque escolar, sería notablemente beneficioso para los colegios católicos.

    En cuanto a las organizaciones caritativas y de ayuda a los necesitados, suponiendo que hubieran de ser financiadas públicamente. También en este caso las organizaciones de la Iglesia Católica gozan, comparadas con algunas otras organizaciones -por ejemplo de amiguetes de la Pajín- de una merecida mejor fama que les permitiría competir con ventaja en el mercado de captación de fondos, si éste se basara en la elección voluntaria de la ciudadanía.

    No creo que tenga muchos problemas la Iglesia Católica en esos aspectos. Al contrario.

    Pero la enseñanza de religión y los salarios de los sacerdotes deben ser pagados íntegramente por los fieles. Entre otras cosas porque si no es así, vaya unos fieles más poco fieles que tienen los curas.

    ResponderEliminar
  11. octopusmagnificens dijo...
    algunos (...)Siguen las directrices de su iglesia, de su parcialidad ideológica o secta, y ésta quiere financiación pública y clases de religión cristiana evaluables y obligatorias.

    Fijo que sí.

    Incluso hay quien aboga por vender como asignatura obligatoria -no obligatoria de oferta sino de obligatoria asistencia- financiada públicamente, una llamada "educación para la ciudadanía" en la que colocar ideologías al gusto del grupo en el poder.

    ResponderEliminar
  12. Estoy plenamente de acuerdo; y me gustaría que los partidos políticos se financiasen con dinero procedente de empresas privadas como en los EEUU. Basta de que hagan campaña electoral con nuestro dinero.

    ResponderEliminar
  13. Manuel: si eliminas las ayudas estatales a todo el mundo, no hacen falta ayudas para ninguna actividad.
    Y si te refieres a los proyectos de desrrollo fuera de españa... pregúntale a los africanos lo bien que les sienta ver cómo la pasta occidental se queda o en manos de los 4 privilegiados de turno, o en deuda impagable.

    ResponderEliminar
  14. Es cierto que lo del Gobierno es un acto de venganza. Pero no debemos olvidar que los acuerdos Estado-Iglesia tienen su origen en la ayuda dineraria que le prestó la Iglesia al Estado Español en la época de Franco. Y si ningún Gobierno anterior los ha revisado es porque aún no se lo hemos devuelto. También pienso que las diferentes iglesias deberían regularse como simples asociaciones y autofinanciarse con cuotas de sus asociados. Sería lo más fácil y así quitar la maldita casilla de la declaración de la renta.

    ResponderEliminar