martes, 5 de febrero de 2008

La oscura relación entre los islamistas y los izquierdistas en España

Hade pocos días escribí sobre la que montaron en el PSOE porque los líderes católicos opinaron sobre política. Pues bien, los líderes musulmanes sí pueden entrar en política, pidiendo el voto para los partidos de izquierda (PSOE o IU concretamente), y aquí no pasa nada. Con el agravante de que la junta formada por esos líderes recibe financiación directa del Gobierno.

Pero en este caso lo preocupante no es el dinero (la Iglesia Católica también lo recibe, en mayor cantidad de lo que marcan los contribuyentes en la declaración de la renta), sino que es muy preocupante que los islámicos pidan el voto para la izquierda. Y es que si hay dos ideologías que no concuerdan para nada, son la islámica y la izquierdista. Unos son fundamentalistas religiosos, los otros son agnósticos o ateos; la izquierda defiende una separación total de la religión y el Estado, mientras que el islam practica la unión total de los dos en los países donde gobierna; la izquierda defiende los derechos de la mujer, mientras que la religión musulmana condena a la mujer a ser un objeto del hombre. Y podríamos seguir.

¿Por qué entonces esa petición de voto de los islámicos para los izquierdistas? Y, peor aún, ¿por qué los partidos de izquierda españoles defienden a más no poder a los musulmanes? Esta alianza me parece más que sospechosa. Es evidente que los dos están aliados contra el enemigo común, que es la derecha, o sea, el PP. Pero eso es lo peligroso por parte de la izquierda, muy particularmente el PSOE, que mientras el PP debería ser adversario político, y el islamismo enemigo social, la evidencia dicta que ha cambiado los términos; es más, no parece considerar al islamismo ni adversario, sino aliado, contra el enemigo social y político.

Mal, muy mal estamos cuando el partido gobernante se une con los enemigos de la sociedad occidental en general y española en particular. Estas cosas, si no se toman las medidas oportunas a tiempo, se acaban pagando, y muy caro. Y los únicos que pueden tomar esas medidas son los españoles, el próximo 9 de marzo.

7 comentarios:

  1. Pues anda que no hay ateos y agnósticos en la derecha eh. De hecho los liberales suelen serlo casi todos, así que cambiemos ya esa noción trasnochada de las izquierdas y las derechas. En lo que estoy de acuerdo es en que la asociación entre el PSOE y esos islámicos es muy mal asunto.

    ResponderEliminar
  2. El mundo islámico ha venido a ser el sustituto de la URSS y del campo socialista en cuanto al antiamericanismo y al odio a las libertades; así que la izquierda lo ha adoptado como tal luego de que el muro de Berlín les cayera en la cabeza. Los mahometanos se aprovechan de esto y utilizan a las izquierdas para lograr su ansiado califato y reconquista de Europa. Sobrados ejemplos hay de ayuntamientos socialistas que donan terrenos y fondos para construir mezquitas y para fiananciar proyectos musulmanes.

    ResponderEliminar
  3. se echa mano de lo que hay para ir en contra de la racionalidad.

    ResponderEliminar
  4. y no habrá prevendas? y no será que hay compra de voluntades? en un sentido u otro .. o que tienen que seguir pagando para callar bocas?

    ResponderEliminar
  5. Solo dos cosas: la izquierda no intenta la separación de iglesia y estado, Eso nunca ha sido parte de la tradición de la Izquierda. Lo que busca es edificar su propia religión estatal.

    Y otra cosa: se te ha olvidado mencionar la menos oscura relacíón entre ambos: la pasta, pero la pasta gansa del islamismo hacia los elementos mas corruptibles de la politica europea, que en este pais es el PSOE y ahí está la clave.

    Solo un ejemplo: Os creeis que Chavez va a edificar la mezquita mas grande de europa a cambio de nada?. Seria la primera vez que Un sociata obra de forma altruista.

    ResponderEliminar
  6. Jamás he visto un comentario más ignorante que el que has hecho sobre la comunidad musulmana en España. Fundamentalistas, enemigos de occidente....si te confunden un día con Bush, no me extrañaría.

    ResponderEliminar