miércoles, 5 de marzo de 2008

La asquerosa "justicia" española

Quince años de cárcel por matar, descuartizar y arrojar al río el cadáver de su ex mujer.

Así de brutal. Pero más adelante se lee esto:

El presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle, criticó algunas posiciones de diversas asociaciones de Valladolid, que tras conocer el veredicto del jurado el pasado jueves, declararon que "la muerte de una mujer sale muy barata".

¡Y tan barata! Pero es que, conociendo el sistema de redención y demás, lo más probables es que este fulano esté en la calle dentro de siete u ocho años.

Y luego pasa a poco menos que decir que la culpa es del jurado, porque al no apreciar el agravante de alevosía, no lo pudo calificar de asesinato, sino de homicidio.

Pero el centro de la cuestión es éste y no otro:

"Yo habría hecho lo mismo y también lo hubiera calificado de homicidio, porque no se ha podido probar que haya sido un asesinato", dijo Trebolle, quien consideró de "vital importancia" que la sociedad vallisoletana conozca que el Código Penal establece que no se puede condenar por asesinato a una persona "si no se prueba su alevosía". Esto es, que el agresor se asegure de atacar a la víctima por sorpresa sin ningún peligro de resultar herido.

El problema tiene un nombre: Código Penal. Un Código Penal que siempre acaba defendiendo al agresor e ignorando a la víctima.

¿Y ante eso? Pues el presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle, dice que las declaraciones en contra de la sentencia " "no ayudan al correcto funcionamiento de la justicia". Ni más, ni menos. O sea, que sería preferible callarse a mostrase disconformes ante la salvajada de que un asesino (sí, sé que jurídicamente es homicida, pero para mí no lo es) sea condenado a solamente quince años, y al final vaya a estar en prisión unos siete u ocho años.

Esta es la "justicia" española. ¿La justicia emana del pueblo? ¡Por favor!

6 comentarios:

  1. El sistema judicial tiene una responsabilidad con las victimas. No simplemente vengar las victimas pasadas sino salvar a las futuras. Y eso pasa mucho antes que la reinsercion del delincuenteo del que se enecuntre a gusto en la carcel.

    En Belgoica los jueces que soltaron a Marc Dutroux (del que no cabia ninguna duda que reincidiria) son responsables por sus crimenes y tendrian que haber pagado por ello. Idem por los legisladores españoles y por la prensa buenista que les presiona.

    ResponderEliminar
  2. Teniendo en cuenta que el sistema carcelario español está orientado
    en la reinserción del delincuente y
    no en que pague el daño que ha hecho
    tampoco debe de extrañarnos tantos
    este tipo de sentencias.Y eso lo
    sabe el delincuente: en un momento
    dado puede resultarle rentable un año
    de carcel y 300 millones de pesetas
    en el bolsillo.

    ResponderEliminar
  3. El sistema español no está orientado a la reinsercion del delincuente. Si tal fuera los delincuentes tendrian periodicamente sesiones donde se les afearia su conducta.

    En vez de ello tenemos cursilos (basados en la idea que es la pobreza la que provoca la delincuencia. Falso. Y tampoco es la unica causa), y reduccion de penas por... jugar al futbol sala (caso real qua salió al luz por ser una etarra) pero ningun absolutamente ningun intento pra que le delincuente repudie sus actos.

    ResponderEliminar
  4. Pero no se pusieron a pensar si la mujer no se lo merecia???
    Pobre hombre al final se canso e hizo lo que debia.

    ResponderEliminar
  5. Florecilla Silvestre5 de marzo de 2008, 18:27

    "El problema tiene un nombre: Código Penal." No estoy de acuerdo. El problema de fondo es ideológico y ético. Una forma de entender la vida que está arrasando España desde hace mas de 30 años bajo gobiernos de todo signo. Los medios de comunicación, la educación o el derecho son sólo la punta: el iceberg es mucho mas grande y está debajo.

    Léete el 25.2 de la Consti y convéncete de que esto no empieza con el famoso "código penal de la democracia": la cosa viene de antes. A propósito que el primer anónimo hace una aportación interesante, no tanto por lo que dice sino por lo que se calla y que deduzco claramente de lo que dice. Sospecho coincidir con él punto por punto en eso que no ha escrito.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que ya no me sorprende nada la justicia española... espero no tener que depender de ella en algún momento de mi vida porque sino lo llevo claro. Solución a corto plazo para mi? emigrar, no aguanto el sistema donde estoy metido.

    ResponderEliminar