sábado, 8 de marzo de 2008

Los nacionalistas enseñan la patita

CiU quiere influir en el Gobierno español. Durán no habló de partidos, sino de "influir", es decir, sea quien sea. Tampoco habló, claro, del precio, que lo habrá, y alto.

La triste realidad es que volvemos a lo mismo, España está abocada a tener que pagar a los que la odian. Sean los que la odian mucho, es decir, CiU y CC (que serían los aliados del PP), o sean los que la odian más aún, como ERC y BNG (que serían los socios del PSOE). Lo que dije no hace mucho, que gane quien gane todo apunta que quien perderá será España; si gana el PP la cosa será grave, si gana el PSOE el asunto puede ser no ya grave, sino realmente insufrible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario