lunes, 31 de marzo de 2008

Centralistas, monárquicos, franquistas y, por supuesto, liberales

Los liberales, por definición, no forman un grupo homogéneo ni mucho menos, sino que dentro de ellos existen diferentes tipos, o como a mí me gusta decir, hay liberales de distinto pelaje.

Ultimamente se ha venido viendo un tipo de liberales que me resulta, por decirlo de algún modo, curioso; mejor dicho, muy curioso si partimos de la idea, lógica, de que un liberal debe creer, de uno u otro modo, en la libertad.

En primer lugar son centralistas. El poder debe estar centralizado en Madrid y solamente en Madrid. ¿Libertad para que los ciudadanos de distintas partes de España se organicen en autonomías? Paparruchas. ¿Control de los ayuntamientos de la mayoría de los recursos, por estar más cerca de los ciudadanos? Tonterías. Aquí lo que importa es que el poder se ejerza desde Madrid, y punto. Interesante concepto de libertad aquel que defiende que todo ha de ser impuesto desde el poder central.

En segundo lugar son monárquicos. Ninguno defiende la monarquía explícitamente, o muy pocos. Pero llegados al debate de monarquía o república siempre dirán algo así como "yo no soy monárquico, pero mejor estamos como estamos". Curioso liberalismo ese que defiende una institución de raíces totalmente autoritarias como es la monárquica, y donde la persona no llega al poder por la libertad de los demás para ponerlo ahi, sino meramente por derecho de cuna.

Ahora bien, lo más interesante de todo es que son, en tercer lugar, franquistas. No importa que el mandamás en cuestión acabara con todas las libertades políticas y casi todas las libertades religiosas. Es liberal decir que Franco debió gobernar España y punto. Cuando sale el asunto del apoyo de Franco a Hitler, dicen que fue una decisión estratégica, lo mismo que la División Azul. Sobre el tema de Israel guardan un cuidadoso silencio en todo, pero muy en particular en la negativa del dictador a reconocer a dicho país, así como en la "tradicional amistad con el mundo árabe" de Franco. Y es que no está de moda ser liberal y antiisraelí. Pero es que en la relaciones franquistas-hitlerianas se les ve la patita. Porque, aunque lo intentan disimular, llevan la cruz gamada grabada... en el corazón.

¿Liberales? Me río yo de los peces de colores. Cada cual es muy libre de considerarse a sí mismo como quiera. Cada cual es muy libre igualmente de considerar liberal a quien le parezca. Y también de no considerarlo, como es mi caso. Por eso me río.

Sí, ya sé que estoy tirando la piedra y escondiendo la mano, porque no estoy aportando enlaces y demás. Pero es que no quiero hacer de esto una cuestión personal con nadie. Así que el que sienta que la boca le pica después de leer este texto, es porque algunos de los ajos mencionados habrá comido. He dicho.

12 comentarios:

  1. ¿Libertad para que los ciudadanos de distintas partes de España se organicen en autonomías? Paparruchas
    Si realmente el sistema autómico español hubiese traído más libertad, no habría problema en estar de acuerdo, pero la triste realidad es que ha traído todo lo contrario: otra capa de burocracia y de estómagos agradecidos pagados por impuestos, levantando barreras proteccionistas en cada zona que gobiernan para preservar lo suyo, y leyes cada vez más restrictivas para modelar la sociedad a los que ellos consideran.
    En cuanto a los ayuntamientos, que decir donde en función del criterio arbitrario de unos señores ponen la raya de lo que es edificable o no, la correspondiente TV local para cantar loas al alcalde de turno, etc.
    Me río yo de los chanchullos a nivel nacional y de los políticos que se van de putas y salen en primera plana, comparado con lo que se mueve a nivel de ayuntamiento o autonomía.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo por lo que he leído últimamente estos liberales piden abierta y claramente la República y el fin de la monarquía. No es que quiera defenderles pero es que a lo mejor nos referimos a diferentes liberales.

    ResponderEliminar
  3. Es que resulta evidente que para ser libre basta con desearlo (ancaplandia) y en consecuencia para ser liberal basta con proclamarse como tal (batiburrillos, cromwells y elentires). Es una cadena lógica impecable: lo uno lleva a lo otro y permite la pacífica convivencia del frente antiizquierdista (esa mema idea) que algunos, en delirios megalomaníacos, creen estar llevando a la "victoria" por estos lares.

    Idiotas.

    ResponderEliminar
  4. Ciertamente desconocía que el juicio sobre la intervención o no de España en la II Guerra Mundial dependiera del grado de liberalismo de cada uno.

    Ahora ya sabemos que si piensas que Franco nos libró de la conflagración mundial o si crees que Franco no intervino en la misma, a pesar de los 'terribles' esfuerzos de Hitler por evitar la intervención de España en la guerra, es una cuestión de creencias liberales.

    Lo que no me ha quedado claro es si los que creemos lo primero somos liberales o antiliberales. Porque claro, si somos antiliberales -que es lo que se deja entrever- resultaría que los republicano-marxistas, socialistas y comunistas son liberales que achacan a Franco la intención de entrar en la Guerra Mundial (nunca explicaron bien por qué no lo hizo, cuando tenía todo el poder; o sea, todo) son liberales. Y cuanto más creen esto, más liberales.

    En fin. Alguno debería crear el club del "liberalmómetro". Alguien tiene la patente de este "invento" y no nos lo ha comunicado. Mientras tanto, la consigna está clara: o defiendes el separatismo, el gallardonismo, el frentepopulismo y el sionismo o no eres liberal. Increíble pero cierto. Lo de siempre: el libre pensamiento proclamo en alta voz y muera el que no piensa igual que pienso yo. Pues mira por dónde que yo no voy a pensar como tú, pero no pienso proclamarme ni más ni menos liberal. Y es que, además, me da igual. Y que cada cual piense lo que quiere.

    Ah, y me sigo quedando con el limitado -pero existente- derecho a la propiedad privada de la España del bando nacional frente a las comunas y socializaciones del bando republicano. Pero vamos, que lo mismo Negrín y Largo Caballero eran el modelo de presidentes del inversor de capitales extranjeros en España. Lo único es que este pasaje de nuestra Historia nunca logré encontrarlo en un solo libro de la Guerra Civil. Lo mismo en el Cato Institute hay alguno en el que se aborde esta cuestión y no me he enterado.

    ResponderEliminar
  5. Florecilla Silvestre31 de marzo de 2008, 16:02

    Yo ya recomendaba que le ofreciesen a Eulogio el dueño de hispanidad.com unirse a redliberal. Se lo pasarían chupi todos estos liberales de nuevo cuño sacando vídeos de bebés y fotos de fetos despedazados sobre charcos de sangre. A propósito que ya que viene al caso, reproduzco una polémica protagonizada por mí en uno de los blogs pretendidamente liberales de por aquí. Que cada uno juzgue por su cuenta qué clase de liberalismo es éste.

    1) Se monta:

    http://batiburrillo.redliberal.com/011752.html


    2) Lo comento:

    "Octopus, se dió la casualidad que el mensaje que no me publicó Policronio era bastante escueto y muy sencillo de recordar. Por eso, en cuanto me dijo que no me lo había publicado me redacté una copia de memoria y después una pequeña corrección que recordé sobre la marcha y me los mandé por correo. En la bandeja de entrada lo tengo: si lo comparamos con el original es igual en un 90%-95%. Habrá alguna discrepancia en el orden de una enumeración, alguna preposición y algún tiempo verbal pero poco mas. Pena de no haber guardado una copia del original (para poder decir que era el original, no por otra cosa). No creo que se encuentre en la cache del firefox

    Cuando quieras te lo mando o lo publico para que veas qué clase de mensajes "insultantes" no permiten en batiburrillo, cuando si publican otros en el mismo hilo como el nº 3. Y que conste que es su blog y pueden hacer con él lo que les dé la gana. Que como decía Henry Mencken, la libertad de prensa es para los que poseen una."


    3) El mensaje de 5 rombos. Juzgue el lector:

    "Ahora te van a llover encima todos los progres ateazos masones hinchas del atleti que reparten carnés de liberal. ¿Y todo por qué? Pues porque en algunos mensaje mostrais vuestras simpatías hacia el establecimiento de un gobierno mundial, defendeis a la monarquía y los delitos de opinión contra ésta, quereis ilegalizar el aborto, la eutanasia y la experimentación con células madre y apoyais ciertos privilegios de la iglesia católica. Pecata minuta

    Qué malvados, oye."


    Se han apoderado del palabro liberal igual que los astromantes hicieron con la astrología ("ciencia de los astros"). ¿Qué hicieron los verdaderos astrólogos? Algo de lo que deberíamos aprender: llamarse astrónomos y se acabó; despúes de todo una palabra no es mas que una palabra. Pues los liberales tendrán que tomar al asalto el término libertarian o llamarse libertarios y dejar a los conservadores divertirse con su nuevo juguetito. Unos cueros nuevos en los que vertir su vino viejo

    ResponderEliminar
  6. A Smith:

    De todos es sabido que el separatismo, el frentepopulismo, el sionismo... ¡y el gallardonismo!... son catástrofes planetarias de igual o parecida magnitud. Los separatistas rompen España, los frentepopulistas viven en pecaminosas comunas sin propiedad privada, los sionistas crucifican diariamente a Jesusito de mi vida y los gallardonistas se querellan contra Federico, de Red Liberal.

    Anda que...

    "Increíble pero cierto"



    El botijo.

    ResponderEliminar
  7. Increíble, pero ciertísimo.

    Por supuesto, sólo se puede ser libre siendo español, porque si se pretende la independencia de España ya es metafísicamente imposible ser libre o liberal.

    Sobre el supuesto hecho de que Franco "nos librara" (como si lo hubiéramos vivido) de la Segunda Guerra Mundial no sólo es algo cuestionado por los historiadores (en definitiva, un problema histórico poco relevante sobre la idoneidad o no de del franquismo o de Franco) sino que parece motivo para encontrar exulpaciones parciales del franquismo porque lo que importa es demostrar o aferrarse a que la república era una maldad intrínseca muy superior a la dictadura de Franco. De nuevo, una confusión entre culo y témporas.

    Pero son felices así y se lo pasan en grande escribiéndolo. Pecado que, a nuestra manera, todos compartimos, ¿no les parece?

    ResponderEliminar
  8. Sí señor, y cada día hay más por aquí. Se te ha olvidado la querencia que tienen por la teocracia.

    ResponderEliminar
  9. Libertymad: ¿has caído en la cuenta de la razón de ser hostil con esta gentuza? En Semana Santa me tiraste de las orejas: no te lo agradecieron. Son autoritarios y exigen adhesión incondicional. Te equivocaste.

    ResponderEliminar
  10. A partir de mi lectura de Hayek, diría que es preferible la gestión de administraciones locales a la gestión de administraciones centrales, siempre y cuando el poder central haga cumplir los límites constitucionales a las primeras.

    ResponderEliminar
  11. Carlos J. Muñoz de Morales1 de abril de 2008, 1:48

    Pues a partir de mi lectura de Hayek, preferiría que el poder de decisión lo ejercieran los individuos, dejando al Estado mínimo y fuerte la función de garantizar el cumplimiento de los contratos y la atención de menores, incapaces y ancianos. Y a partir de la pura experiencia personal, el poder de las administraciones públicas cuanto más lejos mejor.

    ResponderEliminar
  12. Por supuesto, por supuesto. Pero hay un orden de preferencia.

    ResponderEliminar