domingo, 5 de diciembre de 2010

Zapatero no ha convertido a España en una república bananera con el tema de los controladores

He leído una y otra vez que Zapatero ha convertido a España en una república bananera al declarar el estado de alarma para atajar la crisis de la huelga encubierta de los controladores aéreos, poniéndolos bajo las órdenes de militares. Quienes afirman eso se equivocan completamente. Esta no ha sido la ocasión en que Zapatero ha convertido a España en una república bananera. España era una república bananera por lo menos desde que Zapatero llegó al poder (posiblemente antes, pero habría que discutirlo).

Ejemplos sobran. Podríamos empezar por la humillante subordinación de España a Estados Unidos demostrada hace poco con las revelaciones de wikileaks. Pero es que hay más cosas, y peores; por ejemplo, España ha cedido a las presiones de regímenes tan corruptos como Marruecos o Venezuela. Y aún más, y aún peores; España ha claudicado de la forma más vergonzante posible ante secuestradores religiosos y ante piratas. Probablemente podríamos seguir.

El asunto de los controladores no ha convertido, repito, a España en una república bananera. Lo era antes y lo seguirá siendo después. Lo será, por lo menos, hasta que Zapatero abandone el poder y llegue alguien que le dé a España un mínimo de dignidad, nacional e internacional (y dudo que Rajoy vaya a poder hacer eso, aunque llegue a Presidente; pero al menos le doy el beneficio de la duda, aunque poquito poquito).

El estado de alarma y la militarización de los controladores no convierten por sí mismos a España en una república bananera. Recurrir a ejército es una práctica normal cuando las cosas se van fuera de control. Por ejemplo, fue lo que hizo Estados Unidos (¿es una república bananera?) cuando los violentos se hicieron con el control de las calles de Los Angeles en 1992 y la policía se vio completamente desbordada; el orden lo debieron imponer finalmente el ejército y los marines, en número de cuatro mil.

En el actual caso español, había que imponer el orden, y es lo que se ha hecho. ¿Se podían haber hecho las cosas de otra manera? Probablemente sí antes del Consejo de Ministro del viernes (tema para otro escrito), pero una vez que los controladores declararon la huelga salvaje que obligó a cerrar el especio aéreo español, la única opción que quedaba es la que ha tomado el Gobierno. No es la ideal, pero sí la menos mala, como lo ha demostrado la práctica de que los controladores regresaron a su trabajo.

9 comentarios:

  1. Lo único que ha hecho bien el Gobierno ha sido la respuesta contundente al desafío. Pero la creación de esta crisis y la comunicación durante la misma ha sido tan mala que debieran rodar cabezas, la primera la de Zapatero.

    ResponderEliminar
  2. No señor, no era la unica manera, podian haber hecho cien mil cosas, como amenazas de despido, quitarles el sueldo del mes, envio de inspectores de trabajo a ver si estaban enfermos, vamos para ponerse duros hay cien mil maneras.

    Pero poner bajo ordenes militares a civiles es algo solo para circunstancias extremas y este no era el caso, o es peor no poder viajar que no poder ir a trabajar o comprar porque hay desabastecimiento por cualquier huelga.

    Entonces habria que poner bajo ordenes militares a todos los huelguistas y obligarles a trabajar bajo amenaza de carcel. Pues no lo que hay que hacer es despedirles y ya esta.

    Ademas el ejemplo que pones de Los Angeles es de sentido comun, en casos de violencia descontrolada si la policia no puede controlar entonces usas al ejercito.

    ResponderEliminar
  3. Podría haberse sentado a negociar antes de publicar el real decreto, que es lo que Fdez. de la Vega recomendó a Esperanza Aguirre que hiciera cuando la huelga salvaje del metro de Madrid (curioso, siempre empresas públicas), y ahí daban la razón a los huelguistas.
    Cinismo y desvergüenza.
    Y qué casualidad! Justo el mismo día que se anuncia que se quita la ayuda a los parados de larga duración sin otros ingresos.
    Casualidad!

    ResponderEliminar
  4. Esta situación es la confirmación de que España es una república bananera, en la que unos trabajadores son provocados e ignorados en sus reivindicaciones y la única forma que tiene el gobierno de responder es o a base de decretos o con el ejército.

    ResponderEliminar
  5. Perdon,

    Esto no es una republica bananera.

    Es una Monarquia bananera.

    ResponderEliminar
  6. Te digo lo que el "lider" de la oposicion:"No entrare a dar juicios de valor sobre esto".
    Y dos huevos duros.
    Yo no creo que esto sea ninguna republica de ningun tipo,es una oligarquia de partidos,una partitocracia en su degradacion mas absoluta.
    Estamos a un solo paso,el que va desde el desgobierno a la tirania.

    ResponderEliminar
  7. Es bueno recordar que cuando la huelga salvaje de los conductores de Metro en Madrid, el Gobierno reomendó talante y negociaciones a Esperanza Aguirre (y Gallardón se negó a aumentar los servicios de autobuses municipales, a diferencia del aumento de servicios de RENFE ahora). En ese caso no había estado de alarma; al fin y al cabo que un millón de trabajadores no puedan llegar a su trabajo no es tan grave.

    Ojo; no estoy diciendo que me parezca mal que se adopten las medidas más graves que la Ley permita contra los chantajistas mafiosos. Solo digo que me gustaría que en otros casos se tuviera una actitud enérgica parecida, en vez de decir que era culpa de la intransigencia de Aguirre.

    En cuanto al comportamiento en este asunto del jefe de la Oposición, controlando sus tiempos con su habitual parsimonia, me gustaría concluir con una parábola. Recientemente ha sido muy comentado el hallazgo por biologos norteamericanos de unas bacterias que han sustituido el fósforo por arsénico en sus procesos vitales. Pero este importante hallazgo no es nada frente al descubrimiento por científicos españoles de un mamífero por cuyas venas, en vez de sangre, circula líquido anticongelante. Este raro especimen responde (o no, como él mismo dice) al nombre de Mariano Rajoy.

    ResponderEliminar
  8. Es cierto, España no se ha convertido en una república bananera de un día para otro. Esto viene de más lejos.

    En cualquier caso, me parece estupendo que trabajen a punta de pistola. Es lo que se merecen.

    ResponderEliminar
  9. ¡Cuantas veces hay que decirlo! ¡A ver si nos enteramos!

    España es una Monarquía; el Reino de España.

    Hasta que los de la Memoria Histórica no se salgan con la suya no puede pues ser una República Bananera. De momento es una Monarquía Bananera.

    ResponderEliminar