lunes, 4 de julio de 2016

Lo peor de la derrota no es la derrota, sino la cara que se le queda a uno

La frase la decía a menudo un amigo mío de juventud. Y la recordé cuando ví las tres fotos que siguen a este texto. Sé que está mal reírse de la desdicha ajena. Pero no pude evitar eso, reírme, ante las caras de los dirigente podemistas la noche electoral. Y, para mayor recochineo, detrás de la frase "la sonrisa de un país".

2 comentarios:

  1. Viendo esas jetas de totalitarios avidos por llegar al poder para imponer su radicalismo y la llegada de una dictadura a nuestra nación uno solo pudo sentir cierto alivio,pasados unos dias y ante la posibilidad de que ese mastuerzo de Rajoy siga por donde va,no seria extraño que tengamos que volver a sufrir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutemos ahora, porque me temo que dentro de algún tiempo pueden conseguir su objetivo. Ojalá me equivoque.

      Eliminar