domingo, 10 de julio de 2016

¿Policías blancos matando inocentes negros?

Me he mantenido en silencio sobre los gravísimos sucesos en Estados Unidos en los últimos días a la espera de tener algo de información sobre ellos, la cual creo que ahora tengo. Los mismos comenzaron con la muerte a manos de polícias blancos de un negro que forcejeaba con ellos resisténdose a ser arrestado (es la foto que ilustra este texto), siguieron con la muerte de otro negro ante su familia en el interior de un coche a manos de otro policía blanco, y tuvieron su colofón en, tras una manifestación contra los otros dos sucesos mencionados, la "caza" en Dallas de policías blancos por parte de un francotirador negro, que acabó con la vida de cinco de ellos y nueve heridos (siete policías y dos civiles), francotirador que fue finalmente muerto por la explosión de un robot-bomba ante la resistencia que oponía atrincherado en un aparcamiento, desde donde seguía disparando siempre que tenía oportunidad.

Esos son los hechos, resumidamente. Ahora vayamos con las valoraciones. Como casi siempre que algo así sucede, se ha desatado una ola de acusaciones de racismo contra la policía por las dos muertes primeras de ciudadanos negros. No voy a negar que hay policías (blancos y negros) que son de "gatillo fácil" y ante cualquier tipo de amenaza, por mínima que sea, usan su arma para tirar a matar. Cierto. Pero es igualmente cierto que en ambos incidentes los finalmente muertos desobedecieron las órdenes de los policías. En el primer caso, con un forcejeo completamente fuera de razón, teniendo un arma propia que el policía tomó como un riesgo. En el segundo, ante el anuncio de la víctima de que poseía una pístola, el policía le dio la orden de no moverse, la cual el hombre desobedeció, echándose la mano al bolsillo del pantalón, lo cual el policía identificó como una amenaza de sacar la pistola.

Y ahora voy a escribir algo por completo políticamente incorrecto. Los datos de hombres en prisión en Estados Unidos en porcentajes según su raza son los siguientes: 37% de negros, 32% de blancos y 22% de hispanos. Comparemos esos datos con los de la población en Estados Unidos, que son estos: 63.7% de blancos, 12.2% de negros y 16,3% de hispanos. La conclusión es totalmente evidente, por más que sea, repito, absolutamente políticamente incorrecta. La población negra encarcelada (es decir, delincuente) tiene un porcentaje tres veces superior al que le corresponde a su población. Es duro, pero es así. Por eso el porcentaje de muertos negros a manos de policías blancos es muy superior al de muertos blancos a manos de policías negros. Es la explicación que nadie quiere ver, pero que está a la vista de todos. Además de que, por supuesto, no se airean los casos en los que un policía negro mata a otro negro.

¿Justifica el anterior dato las muertes de de los dos negros mencionadas (y las demás)? Por supuesto que no. Pero tampoco hay razón para el linchamiento social de los policías blancos que se está dando. Lo que debe hacerse es investigarse los casos. Y si hay desconfianza en las autoridades locales (lógica, evidentemente), que la investigación la lleven a cabo las autoridades federales, o sea, el FBI, que creo que es lo que ya está pasando. Y después que caiga quien caiga, incluso por homicidio o asesinato si ha lugar. Pero después, no antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario