miércoles, 2 de marzo de 2005

¿A quién imitará Tabaré Vázquez?

El socialista Tabaré Vázquez, primer presidente de izquierdas en la historia de Uruguay, ha tomado posesión de su cargo.

Me pregunto a quién imitará, o de quien estará más cercano, durante su ejercicio. Si será del chileno Ricardo Lagos, que ha tomado una línea totalmente pragmática, moviéndose no por ideología sino por intereses, estando totalmente en el círculo de los cercanos (muy cercanos) a Estados Unidos. O si será al brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que está intentando una línea de socialismo moderado, cercano también a los intereses y cada vez menos ideologizado. O si preferirá imitar al argentino Néstor Kichner, con un populismo y un antiamericanismo totalmente vacíos de contenido. O si seguirá los pasos del venezolano Hugo Chávez, cuya gestión está presidida por un fanatismo ideológico totalmente extremista.

Espero y deseo que opte por imitar a alguno de los dos primeros, y nunca a ninguno de los dos últimos. Pronto lo empezaremos a saber.

3 comentarios:

  1. Esta es la primera vez que visito tu blog y lo visité porque leí el título del post y me interesó saber qué comentabas al respecto.
    Mira... soy argentina y vivo en Argentina. También soy española, pero esa ya es otra historia de doble nacionalidad :)
    Lo que te puedo decir, desde aquí Argentina, y en mi humildísima opinión es lo siguiente:
    Hoy se han pasado todo el santo día en todos los canales de televisión con la asunción de Tabaré Vazquez en el Uruguay. Siendo, absolutamente, neutral te digo que me alegra que, al fin, un señor (o mejor dicho, un partido político) que se ha pasado muchísimos años intentando lograr llegar al poder, por fin, lo haya logrado. Me alegra por él, por su partido y por su país.
    Ahora bien, también agrego lo siguiente:
    Soy argentina, vivo aquí, no tengo trabajo y muy pocas posibilidades de obtenerlo al paso que veo que toman los acontecimientos. Vivir sin trabajar no es para nada sencillo porque todo es una rueda y eso trae aparejado un sinfín de consecuencias como es obvio, la falta de dinero, las deudas que comienzan a acumularse, en fin... mejor no seguir porque me enrollo.
    Argentina es un país que está lleno de uruguayos. Parece ser que en las épocas malas para los uruguayos decidieron casi todos venirse para aquí o para otros países de América Latina. Tal vez, mi visión de las cosas sea una visión muy particular porque al encontrarme en la situación en la que me encuentro veo todo bastante gris a negro. No se... Lo que te digo es que me molesta bastante que en un país tan rico como es el mío, existan tantas dificultades para conseguir un buen empleo que me permita vivir con dignidad siendo argentina, mientras se de muy buenas fuentes que hay pilas de uruguayos colocados en puestos buenos y cobrando buenos sueldos. Incluyendo a los uruguayos que tienen puestos en el estado, funcionarios públicos uruguayos en mi país. Eso sí que me enerva los nervios, agggggggg.
    A mí me importa poco y nada a quien imite este buen señor. Es más, le deseo toda la suerte del mundo en su gestión presidencial y que haga prosperar a su país todo lo que pueda. Lo único que deseo y aspiro es que ahora que al fin ha logrado, después de tantos años, llegar a la candidatura con sus ideales haga algo por los uruguayos que están afuera y se los lleve a todos de regreso a su país y les ofrezca trabajo y vida digna en el país que les correponde por origen: Uruguay. Sería muy provechoso que tantos uruguayos que están ocupando puestos de trabajo aquí pudieran retornar gracias a este buen caballero y dejaran puestos vacantes para tantos y tantos argentinos que necesitamos de esos puestos como el agua de cada día y que no podemos acceder porque la banca la ocupan ellos.
    De mi parte, si este señor los hace regresar y a mí me cede un uruguayo un puesto de trabajo que merezco por el simple hecho de ser argentina, me doy por satisfecha con él.
    Un cordialísimo saludo.
    Si me quieres visitar, las puertas están abiertas en mi blog (aunque de política no hablo ahí) y si me quieres escribir: aladaspalabrasmagicas@yahoo.es

    ResponderEliminar
  2. Ni el señor Tabaré ni nadie es quien para "llevarse" a los uruguayos que emigraron a su país. Esa gente son personas libres, como tú, y que tienen derecho a trabajar y a vivir, como tú. No son muñecos "reclamables" por el poder. En lugar de obsesionarte con los uruguayos que prosperan deberías preguntarte por qué ellos lo han conseguido y tú no, a ver si es que resulta que han hecho mejor las cosas y por eso trabajan. O igual va a ser que tienen tantos parados como los argentinos "de pura cepa" y tú sólo te fijas en aquellos a los que tener envidia.

    La envidia es la peor guía de los asuntos públicos si lleva a odiar y no a imitar. Cuando Argentina imite a los USA en lugar de odiarlos, mejor le irá.

    ResponderEliminar
  3. Desconozco la realidad argentina de primera mano, pero mucho me temo que los problemas de empleo en Argentina no son culpa de los uruguayos residentes en dicho país, sino de una clase política corrupta e intervencionista.

    Gracias, Sandra y Daniel, por vuestra participación.

    ResponderEliminar