lunes, 14 de marzo de 2005

Un año después: La equivocación

Creo que el resultado del pasado 14 de Marzo del 2004 fue un error. Pero sería demasiado fácil decir que el pueblo español se equivocó. Para todos hay razones, válidas o no, acertadas o equivocadas, pero razones al fin y al cabo.

¿Por qué después de haber tenido el mejor Gobierno de la actual democracia por ocho años, los votantes españoles optaron por una alternativa socialista, radical e inexperta? Sabemos que fue como reacción a los terribles atentados terroristas del islamismo radical de tres días antes, y al hecho de que los mismos fueron hábilmente manipulados por los socialistas y sus voceros.

Pero otra pregunta, parecida, sigue en el aire. ¿Por qué se dejaron manipular por el PSOE, dejando fuera al mejor Gobierno de los últimos tiempos?

Culpar a la equivocación de los votantes no nos ayudará a descubrir el error, sino a persistir en él. Por lo tanto, ¿cuál fue ese error?

No fue, sin duda, la decisión de José María Aznar de apoyar a Bush en su guerra contra el terrorismo llevada contra el Iraq de Saddam Hussein. Aquella fue una decisión estratégica, tomada con la vista puesta en el futuro, para llevar a España a una posición mundial nunca antes tenida. Los resultados fueron los buscados.

Pero el problema es que no se supo explicar a la ciudadanía. Aznar y el PP se limitaron a hablar de las "armas de destrucción masiva" y poco más. Cuando en realidad lo que había que hacer era informar y explicar a los ciudadanos españoles algunas cosas tales como:
  • España debe estar al lado de Estados Unidos en su guerra contra el terrorismo, porque siempre que España ayude a Estados Unidos contra el desafío terrorista, Estados Unidos ayudará a España contra el propio.

  • Estados Unidos es la única superpotencia (económica y militar) que existe, y España debe estar al lado de ella, porque eso tiene muchos beneficios y muy pocos inconvenientes.

  • Estados Unidos, a pesar de sus defectos, es la única superpotencia de la historia que ha defendido y defiende valores como la libertad y la democracia, y hay que estar al lado de un país tal.

Esas y otras premisas parecidas debieron ser explicadas claramente a los españoles. Es más, deben ser expuestas hoy en día. Va siendo hora de que, desde una perspectiva de altura de miras para España en política exterior, la realidad sea anunciada. España no está obligada a ser siempre un cero a la izquierda en el mundo, como era antes de Aznar y como lo es después. España puede y debe ocupar un puesto de relevancia en la toma de decisiones mundiales, y a ese objetivo debe estar supeditada toda la política exterior española, sea quien sea el partido político que la dirija.

No es una labor fácil, sin duda, en un país donde predomina un estúpido aislacionismo y un irreal pacifismo. Pero es posible.

Es una tarea sin duda de los políticos del PP, si es que no quieren que una vez en el Gobierno (sea cuando sea) vuelvan a tener los mismos problemas que en pasado o estén supeditados a convivir con la realidad de una España que no es nadie en el mundo. Pero es un trabajo en el que también debemos colaborar los blogs liberales, desde una posición sin duda diferenciada del resto, con una visión clara y superior del futuro de España, como nación y en el mundo. Y lo estamos haciendo.

En cualquier caso, quiero afirmar que creo en la democracia. Creo en que la decisión de la mayoría debe ser respetada. Pero creo que a veces esa mayoría, por determinas razones circunstanciales, también se equivoca. ¿Tiene derecho a equivocarse? Sin duda que sí. Pero también tendrá la obligación, quiera o no quiera, de sufrir las consecuencias de ese error. Es lo que actualmente le está pasando a España, que está sufriendo el error de haber tomado, hace un año, una decisión equivocada. Sea como fuere, rectificar el error es de sabios, aunque perseverar en la equivocación es de necios. Aún tengo esperanza de que España rectifique su error a tiempo, para que las consecuencias no sean demasiado graves. Porque de lo contrario, si España decidiera perseverar en el error, las consecuencias serían muy graves, puede que incluso gravísimas.

    8 comentarios:

    1. Ni el resultado fue un error, ni el PSOE engañó a los votantes.
      Es lógico que quien defienda una opción política intente defender lo indefendible.
      Los sondeos y estudios realizados antes de las elecciones del año pasado ofrecían dos opciones: O un empate técnico, o una ligera ventaja a favor del PSOE.
      1ª Conclusión: El resultado no fue un error, la victoria socialista era predecida, la incógnita era conocer las diferentes coaliciones. Por cierto el PP lo tenía mucho peor, al haberse quedado sólo en las dos cámaras por su actitud hacia la oposición.
      En cuanto a que el PSOE engañó, yo y muchos de los que estuvimos pendientes de la radio, televisión e internet, y no utilizamos teléfonos móviles, tuvimos claro que el gobierno ofrecía una información parcial, y la ser, y otros medios como telecinco, o canal plus, ofrecían información diferente.
      2ª Conclusión: El PP engañó a todo el mundo.
      Conclusión final: Si desde el principio el PP hubiese mostrado toda la información veraz, posiblemente no hubiese tenido el voto de castigo de parte del electorado.
      Por cierto, mi bitácora es: www.politicadesdeextremadura.bitacoras.com

      ResponderEliminar
    2. Este... ¿de qué encuestas hablas, Emilio? Porque todas las que se publicaron daban al PP de ganador.

      ResponderEliminar
    3. Si esa tesis que tanto defienden los cercanos al anterior gobierno de que el atentado buscaba, principalmente, un cambio de gobierno...¿cómo explicáis que otros países presentes en la "Coalición de los Dispuestos" que han celebrado elecciones generales no hayan sufrido atentados de igual carácter? Ni en los Estados Unidos, ni en Dinamarca, ni en Portugal sucedió nada...Spain is different? Quizás, pero los resultados del 14-M se deben a un ejercicio llamado DEMOCRACIA.
      miguelks.blogspot.com

      ResponderEliminar
    4. Y 3ª conclusión: Porque lo digo yo, y como os pongáis tontos aquí va a haber "hondonadas" de hostias.

      Vamos, que la argumentación de Emilio es digna del Manquiña de Airbag.

      estoy seguro de que eres capaz de "defender lo indefendible" con algún argumento más profundo, no con mentiras como lo de las encuestas. Las conclusiones van precedidas de argumentos y razonamientos...

      Impagable también lo de información "diferente". News of the World también da una información muy "diferente", muy en la línea del grupo Prisa.

      ResponderEliminar
    5. Perdón, mientras escribía se me ha adelantado otro miguel, como es evidente no somos la misma persona con graves problemas de doble personalidad.

      ResponderEliminar
    6. Por cierto, creo que de lo que se trata es de explicar porqué han ocurrido estos atentados, para lo que hay muchas teorías y muy pocas certezas, y no de explicar porqué no han habido atentados en otros paises, de lo que yo me alegro profundamente, y además no viene mucho al caso. La idea de que fué una venganza por la política exterior de Aznar a calado mucho entre votantes de PSOE, pero no tiene por que ser necesariamente cierta, ¿verdad?

      ResponderEliminar
    7. Un par de comentarios:

      "La victoria socialista era predecida"
      Veamos lo que decía "El Mundo" del 9 de Marzo del 2004:
      " seis días de las elecciones, el PP obtendría entre 168 y 173 escaños, según se desprende de un sondeo de Sigma Dos para EL MUNDO realizado los pasados días 5 y 6 de marzo. El PSOE obtendría entre 138 y 144 diputados."
      http://www.elmundo.es/elmundo/2004/03/08/enespecial/1078718781.html

      Pretender que la fecha de los atentados, 3 días antes de unas elecciones generales, es una fecha elegida al azar me parece sencillamente ridículo. Y no solo a mí. Porque "El Mundo decía:
      "El 69% de los españoles cree que Zapatero no habría ganado los comicios sin el 11-M"
      http://www.elmundo.es/elmundo/2005/03/13/espana/1110686871.html

      Dice el comentarista:
      "Es lógico que quien defienda una opción política intente defender lo indefendible."
      Estoy totalmente de acuerdo.

      ResponderEliminar
    8. Aunque un poco tarde, remito dos apartados de un estudio que elaboré antes de la jornada electoral, y que difundí por correo electrónico a un reducido grupo de personas, en el que de la lectura de los apartados 2 y 3 se puede deducir la intención de mi comentario.

      Un saludo, Emilio Moya.
      www.politicadesdeextremadura.bitacoras.com

      2) EL ESTUDIO DE ESTIMACIÓN DEL VOTO EN TODA ESPAÑA ELABORADO POR EL CIS ENTRE ENERO-FEBRERO.
      He escogido las preguntas número 5, 7, 8, 9 y 12, así como la intención de voto directa que los ciudadanos han manifestado en las 24.109 encuestas realizadas entre la población mayor de 18 años, residente en 1.041 municipios y 52 entrevistas de la geografía española.

      Ante la pregunta nº 5 ¿Piensa Ud. ir a votar en estas elecciones?, el 71,4% de los encuestados han respondido si con toda seguridad, y un 15.1% probablemente si. Datos sobre los que el CIS considera que la participación estimada será de un 75.1% y la abstención estimada de un 24,9%.

      Ante la pregunta nº 7 ¿a qué partido o coalición votaría Ud.?, las respuestas traducidas en tantos por ciento fueron:
      PP 26.2
      PSOE 22.8

      Resultando una diferencia entre el PP y el PSOE de 3,4 puntos en intención directa de voto.

      Ante la pregunta nº 8 ¿qué partido o coalición cree Ud. que va a ganar?, el resultado entre los dos grandes partidos fue de:
      PP 63.4
      PSOE 11.0

      Ante la pregunta nº 9 ¿Y cuál le gustaría a Ud. que ganara?, la respuesta fue de:
      PP 32.1
      PSOE 34.0

      Ante la pregunta nº 12 ¿Y quién preferiría Ud. que fuese el próximo Presidente del Gobierno? La respuesta fue de:
      Mariano Rajoy 33.0
      José Luis Rodríguez Zapatero 34.1

      Es importante la tendencia al alza en cuanto a participación en las elecciones de mañana detectada antes de introducirse una variable ajena al proceso electoral como es el atentado en Madrid del 11-M, tendencia que puede traducirse en una mejora del porcentaje de votos obtenido para el PSOE si logra movilizar a todo su electorado, pero deja un margen de incertidumbre en cuanto a los casi dos millones de nuevos votantes, al desconocerse como es lógico hacia que opción partidista mayoritaria se inclinarán.

      Contrasta el resultado de la pregunta nº 8 cuando se pregunta que partido o coalición cree que ganará, siendo la diferencia entre el PP y el PSOE de 51,4 puntos, mientras que en las preguntas 7, 9 y 12, en las que se recoge la intención directa de voto, la preferencia de partido, y la preferencia de presidente del gobierno entre Rajoy y Zapatero; la intención directa de voto se inclina hacia el PP con una diferencia de 3,4 puntos, y sin embargo en la preferencia de partido y presidente del gobierno gana el PSOE y Rodríguez Zapatero por 1,9 y 1.1 puntos respectivamente.

      El CIS diferencia entre la intención directa de voto detectada en las encuestas realizadas y realiza una estimación de voto, en tantos por ciento del llamado voto válido.
      En el primer caso la diferencia en tantos por ciento entre el PP y el PSOE es de 3,4 puntos, y en el segundo, de 6,7%, otorgándole la mayoría absoluta al PP con 176 escaños y al PSOE 131 escaños.

      Según el CIS la diferencia de 10 puntos que hubo en las elecciones de 2000, se reduciría a un 6,7%, recorte en número de votos que supondría un retroceso de 7 escaños para el PP (de 183 a 176) y un aumento de 6 escaños para el PSOE (de 125 a 131).

      3) LAS ENCUESTAS REALIZADAS POR DIFERENTES EMPRESAS, ENCARGADAS Y PUBLICADAS POR: EL PAIS, LA VANGUARDIA, EL PERIÓDICO, EL MUNDO, TELE 5, Y EL PULSÓMETRO DE LA CADENA SER.
      Las encuestas realizadas desde el mes de enero de 2004 se situaban entre el 42% y el 44,6% a favor del PP, y entre el 34,8% y el 38.6% de votos a favor del PSOE.
      Según ha ido transcurriendo el año, y se acercaba la fecha electoral, las encuestas realizadas a finales de febrero y durante los primeros días de marzo, han detectado un recorte en intención de voto del PP y un avance del PSOE, situándose la horquilla de previsiones para el PP entre el 40,5% del PULSÓMETRO de la SER, y el 42,8 de SIGMA-DOS para EL MUNDO, y para el PSOE entre el 36,6% y el 37% en porcentaje de votos.
      Esta tendencia de acercamiento entre los dos grandes partidos queda corroborada por los 3,4 puntos que les separa según la intención directa de voto detectada en la encuesta del CIS, lo que hace factible la posibilidad de un empate técnico entre ambos partidos en las elecciones del 14-M, que se dirimirá en el último momento y por un estrecho margen de votos, volviendo a un resultado parecido en las elecciones de 1996, comicios en los que la diferencia se dilucidó por un exiguo 1,16 puntos a favor del PP y en detrimento del PSOE.
      La diferencia de 6,7% establecida por el CIS al calcular la intención de voto directo y la simpatía es el dato que se aleja de la tendencia observada por las diferentes encuestas realizadas por las empresas del sector.

      ResponderEliminar